El pleno del Parlamento Europeo votó ayer, jueves 18 de mayo, las reglas que harán posible que los europeos se lleven de vacaciones sus suscripciones a servicios audiovisuales en línea. Con la llamada portabilidad transfronteriza, se podrá acceder sin límites geográficos a películas, series de televisión, eventos deportivos, música y videojuegos, siempre que su estancia en otro país de la UE tenga carácter temporal. 

 

 

Los europeos utilizan cada vez más las plataformas de streaming para ver contenidos. Según la Unión Europea de Radiodifusión (UER), casi el 11% de los hogares europeos tenían una suscripción a un servicio de vídeo a la carta en 2016. Una tasa que se duplicará para 2020, según las estimaciones.

Pero surge un problema: ¿qué ocurre cuando viajan? A menudo, la suscripción se interrumpe en la frontera y se recibe una notificación de que el contenido al que se intenta acceder no está disponible en el país en el que se encuentra.

La UE quiere acabar con ese bloqueo geográfico e implementar una medida que permita la movilidad. La portabilidad resuelve el problema de preservar la territorialidad a la vez que permite la movilidad temporal del contenido al que un ciudadano se haya suscrito en su país.

El Parlamento votó ayer las reglas para hacer posible la llamada “portabilidad transfronteriza” de los servicios en línea.  Una medida que afecta a series y películas de televisión, pero también a todo tipo de productos digitales como libros electrónicos y canciones.

La nueva normativa permitirá que todos los suscriptores a servicios audiovisuales en línea de un país puedan disfrutar de ese contenido también cuando se encuentran temporalmente en otro Estado miembro. Este acceso sólo será posible cuando su estancia en otro punto de la UE sea durante un periodo limitado, como vacaciones o viajes de negocios o de estudios.

 

El reglamento se aplicará en 2018

Los proveedores de contenido tendrán la posibilidad de verificar la ubicación de los suscriptores. El Parlamento Europeo solicitó que se incluyan medidas de salvaguardia en el reglamento para garantizar que los datos y la privacidad de los usuarios se respeten durante todo el proceso de verificación.

Las nuevas reglas servirán también para desalentar la piratería y promover el acceso al contenido legalmente adquirido.

El reglamento se aplicará a partir del primer semestre de 2018 y tendrá efecto retroactivo, lo que significa que también se aplicará a los contratos de suscripción ya existentes.