Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

“Estamos en el mejor momento creativo para la producción española pero hay detalles que nos preocupan”

19 octubre, 2022

El Hotel Emperador en Madrid ha acogido hoy un desayuno informativa con la gran mayoría de asociaciones y federaciones de productores independientes en España (PROA, AECINE, Diboos, PIAF, MAPA y Profilm). El objetivo era incidir en la preocupación del sector ante la situación en la que la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) coloca al productor independiente y otras conversaciones con las instituciones que están teniendo con distintas normativas.

Desayuno informativo convocado por los productores independientes españoles en el Hotel Emperador de Madrid.

 El acto ha contado con la presencia de productores como Antonio Mansilla (PIAF), Fernando Victoria de Lecea (Profilm), Albert Solé (PROA), María Zamora (AECINE), Álvaro Alonso (MAPA) y Nico Matji (Diboos).

Como han subrayado durante el desayuno, la gran pelea en estos momentos es definir quién es productor independiente y quién no en la Ley del Cine. Es una cuestión capital, entre otras cosas, para que las ayudas públicas vayan a quien las necesita y no se beneficien de ellas las grandes corporaciones.

En las conversaciones que están teniendo con el ICAA, tras las alegaciones realizadas al anteproyecto de ley, parece que se va a subsanar la incertidumbre que genera la definición de productor independiente en la LGCA, pero todavía está por ver que finalmente se hacen realidad las promesas.

Solamente de esta manera, con el apoyo al productor independiente, se garantizará la diversidad. “Uno de los objetivos de la nueva ley es proteger la diversidad. Si sólo tienen la capacidad de producir las grandes corporaciones, vamos a tener un producto estándar que no va a cubrir la necesidad de muchos espectadores. La diversidad se protege si todo el mundo tiene las mismas posibilidades de acceso a la financiación y la posibilidad de exhibir las obras. Esta ley tiene que preocuparse en proteger esa diversidad”, ha indicado Solé.

En las protestas contra el texto que finalmente se aprobó de la Ley General de la Comunicación Audiovisual estaba la asociación de productores para televisión PATE pero últimamente no van unidos en estos eventos, cosa sobre la que se les preguntó durante el desayuno.

En el centro, habla Fernando Victoria de Lecea (a la derecha, Nico Matji, y a la izquierda, Albert Solé).

Nuestra relación con PATE es de vecinos. A veces nos llevamos bien y a veces mal. Coincidimos en algunos temas, como con la propiedad intelectual, pero a ellos por ejemplo les preocupa menos la cuestión de la producción independiente, porque algunas de ellas están participadas por Telecinco y Antena 3”, ha explicado Fernando Victoria de Lecea.

Pero entonces, ¿la batalla contra la LGCA está perdida? “Es muy difícil porque es un proceso muy largo de tres años. Mientras tanto, tenemos que hacer camino y eso ha empezado con la compensación en la Ley del Cine o con la subida del presupuesto del Fondo de Cinematografía que se ha anunciado. Estamos intentando que no sea algo a largo plazo porque tenemos que sostener las empresas hoy”, ha manifestado Zamora.

Los productores se quejan de que la política voluble de las instituciones pero el ICAA lleva unos años con la misma dirección general. “Está bien que la directora general del ICAA se mantenga pero no tienen medios ni suficientes técnicos cualificados. Ellos mismos lo dicen, que no tienen posibilidad de contratar”, ha contado Zamora

 “A veces tienen líneas de ayuda, por ley, que no se convocan porque no tienen gente para tramitarlas”, ha añadido Alonso.

A este respecto, y a modo de ejemplo, Fernando Victoria de Lecea ha señalado que el ICAA sigue utilizando un modelo de presupuesto totalmente obsoleto de los años 70: “Llevamos negociando un nuevo modelo desde hace 18 años. Esto genera también el problema de que no se pueden hacer balances y no se puede demostrar que el retorno económico para la sociedad es mucho más grande que las ayudas del ICAA”.

Muchos de los problemas que tienen los productores se solucionaría, de hecho, si el ICAA fuera una Agencia Estatal, con la autonomía que eso supondría y con la posibilidad de disponer de mucho más presupuesto. “En el borrador inicial de la Ley del Cine sí que estaba incluida  la mención a la Agencia Estatal. Ahora ya no está. No sabemos por qué pero la han quitado”, ha comentado Mansilla.

A la derecha, habla Antonio Mansilla, presidente de PIAF.

“Es un cambio radical en las instituciones y nadie se atreve a hacerlo. Somos siempre cortoplacistas y se va siempre parcheando. El audiovisual tiene dos problemas: que no es una industria y que no es una cuestión de Estado”, ha sentenciado Victoria de Lecea.

Otra cuestión que se abordó fue el temor a lo que puede pasar con RTVE. Cabe recordar que durante el Festival de San Sebastián, los productores celebraron un acuerdo en el que se sellaba un compromiso mayor del ente público con el cine español. No obstante, pocos días más tarde José Manuel Pérez Tornero dimitió como presidente de RTVE.

A pesar de los cambios en la presidencia de RTVE, nos han asegurado que tienen la intención de seguir con lo anunciado”, ha apuntado Solé.

A nivel de televisiones públicas, hay otro asunto del que no se habla mucho pero que afecta a la producción. “A las televisiones públicas, tanto a RTVE como a la FORTA, todos los años el Estado no les devuelve 200 millones por temas fiscales. Tienen problemas judiciales de alrededor de 500 millones porque de la subvención que reciben, sólo pueden solicitar la devolución de lo que ingresan por publicidad. De esta forma, las televisiones públicas son menos competitivas que las privadas o las plataformas porque ese dinero no va a los contenidos”, ha apuntado Mansilla.

Álvaro Alonso (MAPA)

Todos estos problemas, añadidos a que estamos en un terremoto de cambios en la industria audiovisual. “Somos muchos los que hacemos contenidos pero cada vez hay menos compradores”, ha afirmado Matji.

Durante el desayuno, una periodista se pregunta si de verdad la situación es tan funesta, teniendo en cuenta que está siendo un año tan laureado para la ficción española.

“Quizás no nos estamos explicando bien. Estamos en el mejor momento creativo para la producción española pero hay detalles que nos preocupan. Lo que pretendemos es consolidar el sector”, recalca Mansilla.

Solé ha añadido que, para que se consolide, necesitan “estabilidad y seguridad en la estructura administrativa”, cosa que solamente ocurrirá cuando los políticos de verdad crean en la Cultura como motor de nuestro país.

Quizás también te interesen: