Comscore LATAM volvió ayer a organizar su webinar dedicado a la industria cinematográfica con el fin de conocer qué ha cambiado desde el verano y en qué se puede mejorar en el mercado de la exhibición. Una de las conclusiones del debate fue la necesidad de ir juntos como industria. “Sé que hay que decir que estrenamos Padre no hay más que uno 2 porque somos muy listos pero la realidad es que lo hicimos por solidaridad”, admitió la productora María Luisa Gutiérrez, flamante presidenta de AEC.

Comscore LATAM volvió a reunir ayer a la industria del cine.

Comscore LATAM volvió a reunir ayer a la industria del cine.

Durante muchas semanas, los encuentros online organizados por Comscore LATAM fueron una fuente inagotable de análisis y opiniones de interés para conocer la situación del cine en este contexto tan complicado de la pandemia global.

Tres meses y medio después del último de esos webinars, Comscore LATAM ayer llevó a cabo una nueva edición. En la nueva etapa se incluyen países como España, Portugal y Francia y será trimestral, buscando hacer reflexiones más amplias y profundas.

Ayer estuvieron de manera online, además de los habituales Rodrigo Cerón y Luis Vargas de Comscore LATAM, María Luisa Gutiérrez (CEO de Bowfinger  y nueva presidenta de la Asociación Estatal de Cine), Borja de Benito (Jefe de Comunicación y Marketing de FECE), Eric Marti (MD Comscore Movies France) y Xóchitl Pastor (representante de Gower Street LATAM)

El objetivo era discutir sobre cómo ha sido el camino a la recuperación de aquellos países que han comenzado a exhibir. ¿Qué ha cambiado? ¿Dónde estamos parados? ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué hemos hecho bien y qué podemos mejorar?

Mucho ha cambiado y, al mismo tiempo, nada ha cambiado. Dicen los viejos que el tiempo es el mejor juez, que pone todo en su lugar. Nuestro problema como seres humanos es entender el tiempo y su inseparable hermana, la incertidumbre. Hoy estoy más seguro que nunca que mañana será mejor que hoy y que el cine no desaparecerá más allá de lo que digan los agoreros del apocalipsis porque además muchos de ellos tienen intereses oscuros. Y no es momento de individualidades, es vital unir esfuerzos y es momento de correr riesgos”, comenzó diciendo Luis Vargas.

Ahora en las presentaciones no solamente hay diapositivas que se centran en Latinoamérica, sino que se amplía a Iberoamérica y, a veces, también Francia. En general, ahora hay una media de 77% de caída en ingresos y asistencia.

Luis Vargas

Luis Vargas

Vargas puso el acento en el parámetro de las sesiones, al que no se le suele hacer caso y “es muy importante para nuestra industria”. En México, al comparar 2019 y 2020, el pico del asistente promedio por sesión fue la semana 7, con Sonic, Aves de presa y Loco por ti.  En la semana 41 tenemos 8,6 asistentes por sesión. “No voy a negar que todavía está muy lejos de los niveles normales pero es el punto más alto en el cual hemos estado desde la pandemia y a pesar de las circunstancias”, apuntó Vargas.

En el gráfico de los títulos más vistos, se incluye a Francia, que copa la mayoría de puestos porque allí el cine local está sosteniendo a los cines de manera épica. “”Lo que necesitamos todos como industria es contenido (…) Necesitamos producción local que satisfaga las necesidades del consumidor“, comentó.

En España hay un caso claro de éxito de producción local, Padre no hay más que uno 2 (Sony Pictures), y para hablar de ello estuvo en el encuentro la productora María Luisa Gutiérrez , que acaba de ser nombrada presidenta de la Asociación Estatal de Cine (AEC).

“Ahora todo el mundo te dice ‘qué bien lo hicisteis y cómo supisteis aprovechar el hueco que había’. Cuesta explicar que ni éramos listos ni había un hueco, lo que había era una incertidumbre del carajo y nadie sabía lo que podía pasar. Salíamos de un confinamiento y nadie sabía si la gente iba a estar dispuesta  a entrar en un espacio cerrado como es un cine, y menos con los niños, porque nuestra película es familiar. No había experiencias en el mundo que nos hicieran ver si la gente estaba dispuesta“, explicó Gutiérrez.

Cabe decir que la cinta se estrenó el miércoles 29 de julio y el viernes anterior cerraron los cines en Barcelona. “El fin de semana siguiente podía pasar que los cines estuvieran cerrados en Madrid”, añadió.

Los responsables del film hablaron con las instituciones y los compañeros del sector para que les apoyaran en una campaña de vuelta al cine y esa empatía es fundamental en estos momentos. “Sé que no vende y que hay que decir que estrenamos porque somos muy listos pero la realidad es que lo hicimos por solidaridad. Estábamos preparados para el peor escenario posible que era que la película hicieran 200.000 euros”, aseguró la productora de Bowfinger.

Rodrigo Cerón

Rodrigo Cerón

“¿Qué necesidad teníamos nosotros de estrenar? Ninguna. La primera película, el año anterior, había hecho 2 millones y medio de espectadores compitiendo con títulos bestiales como El rey león o Mascotas. Sabíamos que podíamos competir otra vez con ellos pero contra la incertidumbre no se puede competir. No teníamos ninguna necesidad de lo que muchos calificaban un suicidio. ¿Por qué lo hacéis? Porque lo tenemos claro. Los americanos no van a venir y los cines necesitan contenido para que la gente vaya. Si no lo tienen, ¿cuánto tiempo van a aguantar? ¿De qué sirve que yo pueda estrenar la película en Navidades si quizás entonces no hay cines? “, indicó Gutiérerz.

A la hora de hacer esa reflexión, valoraron que tenían una marca reconocida por el público, que consideraron suficiente para arriesgar: “Podíamos hacer de motor para arrancar a la gente de sus sillones. Consideramos que lo teníamos que hacer, lo hicimos y nos ha salido bien. Pero estábamos preparados para lo peor”.

El caso de Francia es también evidencia de la importancia del cine local. De hecho, allí el mercado está siendo salvado por bastantes producciones autóctonas, lo que demuestra la necesidad de no depender de los estadounidenses para sobrevivir.

Los cines en Francia están todos abiertos ahora prácticamente pero hay un 25% menos de sesiones. Se ha programado un poco diferente por esto y por la falta la producción de Estados Unidos, pues ahora hay mucho lugar para programar películas”, comenzó diciendo Eric García.

María Luisa Gutiérrez

María Luisa Gutiérrez

Hay un problema de calendario, además. “Normalmente, hay una previsión para los próximos 3 o incluso 6 meses. Esto no existe más. La previsión es sólo a 3 semanas. Ahora mismo, no sé qué va a pasar a finales de noviembre”, señaló el representante de Comscore allí.

¿Está recibiendo las distribuidoras francesas? “Hay dos tipos de apoyos. Uno a nivel del Gobierno, de un euro por entrada. Este apoyo está destinado a la producción y exhibición de películas francesas. El otro tipo de apoyo es profesional, el apoyo de la industria. Todos los cines han hecho una gran producción conjunta de películas”, espetó.

La situación en España es, lamentablemente, diferente. “Nos encantaría que hubiera muchas similitudes con Francia por cómo cuidan sus salas de cine, pero con Francia hay pocas similitudes o ninguna. Hay muchas cosas en el mercado cinematográfico francés que deberían ser exportables al resto de mercados”, expuso Borja de Benito en su primera intervención.

¿Se ha hecho algo bien en España? “Lo que mejor hemos hecho en España fue que por primera vez toda la industria se ha unido. Somos conscientes de que no podemos sobrevivir sin la colaboración conjunta. Distribución y exhibición hablamos con instituciones para poder salir juntos de esta situación y elaborar campañas que convenzan al espectador de que el cine es seguro”, manifestó Gutiérrez.

Los propios cines en España se autorregularon arrancando con un 50% de ocupación y doblando el número de sesiones. “El principal problema para que el espectador tome la decisión de ir al cine es hacerle saber que el cine es el lugar más seguro“, opinó la productora.

Eric Marti

Eric Marti

A continuación, Borja de Benito explicó la campaña ‘Estamos preparados’, que se centró en tres medidores (medidas de seguridad, encuestas al espectador, estimación de la demanda teniendo en cuenta el calendario de julio).

A nivel de seguridad, FECE comprobó que el espectador se sentía seguro con las medidas de seguridad que las salas de cine ofrecían. “Sabido esto, transmitimos los resultados para informar que el espectador quería volver al cine porque es un sitio seguro”, declaró De Benito.

Se preguntó al espectador las razones por las que no quería volver al cine. “El principal motivo era la falta de contenido que conllevaba a un descenso de 5 millones de espectadores. Una vez vencida la barrera de seguridad, el principal problema ha sido la falta de contenido”, afirmó el representante de FECE.

“En España, un 60% de espectadores que dicen que irán al cine cuando haya un gran estreno. Sin ese estreno que movilice a los espectadores, al 60% de la demanda será complicado reactivarle porque lo que quiere es producto, ir al cine a consumir nuevas películas”, aseguró De Benito.

Desde FECE contaban con un verano complicado pero considera que, si se hubieran mantenido los estrenos entre octubre y diciembre, podríamos haber alcanzado el nivel de asistencia iguales que los del año pasado. “Gracias a la película Padre no hay más que uno 2 muchos cines españoles no han tenido que cerrar“, subrayó el jefe de prensa de FECE.

La conclusión es que el mercado español está listo. “Tenemos los cines abiertos, los espectadores dispuestos a ir y sólo necesitamos estrenos con un calendario más fiable que el que actualmente tenemos”, sentenció De Benito.

Borja de Benito

Borja de Benito

Como decíamos, Francia es otro mundo. “Nosotros en Francia no hemos tenido un único éxito francés, hemos tenido varios con películas diferentes. La cuota de mercado de las películas que no son americanas o francesas normalmente son un 8-10%, ahora han subido un 18%. El público ha preferido ver una gran variedad de películas”, comentó García.

Destaca mucho la conexión del espectador allí con el cine de proximidad. “Los cines más pequeños con menos de 5 pantallas son los que mejor han funcionado, realizando un 40% más del negocio habitual. Los multiplex con 10 o más pantallas son los que peor han funcionado”, apuntó el representante de Comscore en Francia.

En Francia tuvieron crecimiento  hasta mediados de julio. “Después experimentamos una pequeña caída por la dinámica de mercado, pero en agosto tuvimos una mejoría por el estreno de Tenet. El nivel de las ultimas semanas de septiembre es superior a agosto, cuando normalmente septiembre suele ser el mes más bajo”, analizó García.

Las películas francesas allí están sosteniendo el negocio. “Podemos ver que este año las películas francesas han liderado el mercado con respecto a las americanas. Las otras películas han conseguido un 10% más de lo que habitualmente hacían”, añadió.

En el webinar también participó Xóchitl Pastor, para dar la opinión desde Gower St. “Gower St. ha realizado un reporte que hemos llamado ‘Road to Recovery’, que consta de 5 etapas y sirve para monitorear el progreso y la evolución de los 5 mercados iberoamericanos que ya han abierto los cines”, señaló al empezar.

China es el único país que ha logrado alcanzar las cinco etapas, gracias a su producto local. El testimonio de China nos indica que el producto local es la solución para salir adelante”, afirmó.

Xóchitl Pastor

Xóchitl Pastor

No obstante, el futuro global, nos guste o no, lo marcará el calendario de estrenos de las majors de Hollywood. “Si Estados Unidos no produce ni distribuye nuevos contenidos tendremos que ofrecer al espectador contenidos locales”, incidió.

¿Se han sucedido las cosas como se esperaba?  “Esperábamos este avance del público y de los cines, era nuestra visión optimista, pero no esperábamos tanto movimiento en las fechas de estreno. Lo único que nos falta es producto para ofrecer al espectador porque ellos ya están convencidos de lo seguro que es ir al cine.

Si todos fuéramos solidarios, nos pondríamos de acuerdo en un calendario para no perder a los espectadores que en este tiempo hemos ganado porque necesitamos conservarlos (…) Lo que es bueno es que haya varias películas que funcionen, porque con una única película no conseguimos nada”, manifestó Gutiérrez.

Borja de Benito va también esa idea de concertar un calendario: “Los exhibidores no pueden aguantar un año en paro. Este es el momento de seguir con la unión de toda la industria y esta unión debe reflejarse en la elaboración conjunta de un calendario de estrenos“.

Otra cuestión interesante es la irrupción de los contenidos alternativos. “Los cines están buscando diferentes formas de contenido para atraer al público ante la falta de estrenos. En España hemos tenido dos ejemplos. Uno es Veneno, un capítulo de una serie de Atresmedia y distribuido por Warner, se estrenó en las salas de cine el jueves 17 de septiembre fue el contenido más visto. El otro es el documental Eso que tú me das. Este contenido alternativo demuestra que el espectador quiere ver contenidos originales en el cine”, explicó De Benito.


A continuación, puedes leer nuestra nueva edición de Teleinforme: