La 45ª edición del Festival de Huelva, que tendrá lugar del 15 al 22 de noviembre, homenajeará con el Premio Trayectoria a Cruz Delgado, un pionero de la animación española dentro de una nueva sección específica llamada VHS y que pretende evocar los sentimientos nostálgicos de los espectadores.

‘Los cuatro músicos de Bremen’

Más novedades en el Festival de Huelva de Cine Iberoamericano, sobre el que ayer hablamos para comunicar los tres títulos que completan la Sección Oficial, todos ellos coproducciones españolas, y para desvelar que el cineasta peruano Francisco J. Lombardi recibirá el Premio Ciudad de Huelva.

La edición 2019 del certamen inaugura con VHS una nueva sección que nace con el objetivo de que el espectador se reencuentre con su pasado y evoque sus sentimientos más nostálgicos, al tiempo que permite a las nuevas generaciones descubrir el cine que veían sus padres.

“Es una llamada a la nostalgia y al niño que todos tenemos dentro, porque un festival de cine siempre debe ser un lugar cargado de ilusión y emoción”, ha manifestado Manuel H. Martín, director del certamen, sobre este apartado, cuyo nombre hace referencia al formato estrella de grabación y reproducción doméstica con la que crecieron muchas generaciones.

‘Mágica aventura’

Dentro de VHS, el Festival de Huelva entregará este año el Premio Trayectoria a la figura de Cruz Delgado, realizador de series de televisión tan conocidas como la mítica Don Quijote de la Mancha (1979 – 1981).

Cruz Delgado

La entrega del Premio Trayectoria tendrá lugar el sábado 16 de noviembre en la Plaza de las Monjas a las 13:30 horas. Se producirá después de la proyección en este mismo espacio de la película Los cuatro músicos de Bremen, que se emitirá con carácter gratuito a las 12:00 horas.

El ciclo está compuesto por cortometrajes y sus cuatro largometrajes, además de un documental que repasa toda la trayectoria de Cruz Delgado.

Los títulos incluidos en esta nueva sección son Mágica aventura (1973), El desván de la fantasía (1978), Los viajes de Gulliver (1983) y Los cuatro músicos de Bremen (1989), Goya a la Mejor Película de Animación en 1990, siendo la primera producción española que obtuvo dicho galardón, un éxito que dio lugar a la popular serie de televisión basada en sus personajes, Los Trotamúsicos.

Los cortometrajes Molécula y El Canguro Boxy (1965 – 1976) completan las proyecciones dedicadas a este autor.