El sábado 4 de febrero tuvo lugar en Madrid la trigésimo primera Gala de entrega de los Premios del Cine Español, los Goya. Y no hubo sorpresas: todas las películas premiadas llegaron ya con un importante bagaje de premios en su haber, comenzando por la gran triunfadora de la noche, Un monstruo viene a verme. La Gala, divertida y ágil, fue conducida por un Dani Rovira que, con solo cuatro o cinco intervenciones llenas de fino humor, consiguió sus objetivos. El ministro Iñigo Méndez de Vigo tuvo que soportar, como no podía ser de otra forma, las críticas que en diversas ocasiones se expresaron por el mal trato que el gobierno da al Cine en España. 

 

Foto de familia #Goya2017

Hasta en seis ocasiones el ministro tuvo que escuchar denuncias contra el IVA abusivo, la escasez de subvenciones y el paro terrorífico que sufren los actores (solo pueden vivir de su trabajo en España el 8% del censo actoral). El Cine ingresó en las arcas del Estado más de 105 millones de euros durante 2016, y recibió en forma de ayudas solo 77,  y eso sumando las ayudas recibidas por todos los conceptos y procedentes de todas las instituciones públicas, tanto estatales como regionales y locales.

La gala comenzaba con el tradicional monólogo del presentador, Dani Rovira, que, entre otras cosas, agradecía la presencia a los políticos y autoridades “que han tenido a bien asistir esta noche. Vamos a dedicarles el tiempo proporcional que ustedes han dedicado a la Cultura en sus discursos, campañas electorales y debates”. Transcurridos menos de cinco segundos, Rovira concluía con un “Bien. ‘Pues ya está!”.

Por tercer año consecutivo, Dani Rovira presentó la gala de los Goya

En su primera intervención como máximos responsables de la Academia, Yvonne Blake y Mariano Barroso, presidenta y vicepresidente de la entidad respectivamente, también dedicaron palabras al gobierno y a la situación del cine español. Así, pidieron “un pacto de estado de todas las fuerzas políticas para apoyar al cine”. Barroso señaló que: “Nuestras salas recaudaron más de 605 millones de euros en 2016, por lo que el IVA que ingresó el Estado fue de 105 millones, mientras que el presupuesto que dedicó al cine español fue de 77 millones de euros. Por lo que recaudó 28 millones de euros más de lo que invirtió en el cine español“.

Mariano Barroso e Yvonne Blake

Tanto Blake como Barroso quisieron dedicar la gala “a todos los espectadores del cine español. A los más de 18 millones de personas que en 2016 fueron a ver películas españolas. El cine es un lenguaje que nos hace grandes y nos une en la diversidad. Desde Buenos Aires a Barcelona. Y en esta diversidad está nuestra fuerza y nuestra riqueza“.

El monstruo de Bayona se engulle nueve premios

Producida por Telecinco Cinema y Apaches y distribuida por Universal, Un  monstruo viene a verme se llevó nueve premios de los 12 a los que aspiraba: dirección, fotografía, maquillaje, dirección artística, dirección de producción, música original, efectos especiales, sonido y montaje.

J.A. Bayona, Goya al mejor director por ‘Un monstruo viene a verme’, que totalizó nueve galardones

Su exitosa carrera comenzó el pasado 14 de diciembre en la Gala de Premios Cineinforme-FECE, donde Alvaro Augustín y Ghislain Barrois recibieron, en nombre de Telecinco Cinema, el premio a la película más taquillera de 2016.  Vinieron luego los Premios Forqué, donde la gran película de JA Bayona recibió el galardón al Cine y Educación en Valores.

Y  continuación la Gala de las Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos, donde nuestro querido monstruo recibió con tres de las cuatro Medallas a las que optaba (fotografía, música y montaje).

La Tarde para la ira de Raúl Arévalo, triunfo compartido

Con similar carrera que Un monstruo viene a verme, la otra gran triunfadora de la noche fue para Tarde para la ira, producida por La Canica y distribuida por eOne.  La opera prima de Raúl Arévalo se llevó cuatro de los once “cabezones” a los que aspiraba. Así, el thriller se hizo con uno de los premios con más reconocimiento de la noche: el de mejor película, Arévalo subió tres veces al escenario: una para recoger el Goya a la dirección novel;  otra con David Pulido para recibir el galardón al guion original y una tercera con Beatriz Bodegas, productora (La Canica), para aceptar el galardón a la mejor película de 2016.  Además, Manolo Solo se llevó el premio de actor de reparto.

Raúl Arévalo, mejor director novel por ‘Tarde para la ira’, otra triunfadora de los Goya

Y es que este año el largometraje de Arévalo, ha hecho triplete en la categoría a mejor película en los Forqué, Medallas CEC y ahora, el Goya. Tal vez por los dos galardones recibidos antes de los Goya incidieran en que eOne el pasado viernes ampliase el número de copias de la película en cines, pudiendo alcanzar cifras cercanas a las 150 salas.

Además, una vez concluida la gala, hemos sabido que Tarde para la ira es la película elegida por la Academia de Cine para representar a España en la 59 edición de los mexicanos Premios Ariel, en el apartado de Mejor Película Iberoamericana.

Doblete de Emma Suárez

Doblete de Emma Suárez con los galardones a actriz principal y de reparto por sus interpretaciones en Julieta y La próxima piel.

Carlos Santos con su Goya por ‘El hombre de la mil caras’

Una sensación extraña dejó El hombre de las mil caras, otra de las películas que partía como favorita con once nominaciones  y que se tuvo que conformar con dos galardones: mejor guion adaptado (Alberto Rodríguez y Rafael Cobos) y actor revelación, para Carlos Santos por su interpretación de Luis Roldán.

Alberto Vázquez, Chelo Loureiro y Iván Miñambres Goya al mejor corto de ficción por ‘Decorado’

Hito marcó Alberto Vázquez que se llevó dos Goya: uno a la mejor película de animación por Psiconautas, los niños olvidados y otro al mejor corto de ficción por Decorado, ratificando el galardón recibido, por ejemplo, en la pasada edición de 3D Wire.

Respecto a los cortos, el de ficción se lo llevaba Juanjo Jiménez por Timecode, un trabajo por el que Jiménez recibió la Palma de Oro al mejor corto en Cannes  y que su próxima parada son los Oscar, donde está nominado,  por citar alguno de sus varios galardones. Y el mejor corto documental fue para Cabezas habladoras, de Juan Vicente Córdoba. Y la mejor película documental recayó en Frágil equilibrio, dirigida por Guillermo García López.

Descargar todos los galardonados de la 31 edición de los Premios Goya aquí

El Goya mejor película iberoamericana fue para ‘El ciudadano ilustre’ (Argentina), de la que A Contracorriente también es coproductora