Anoche en la gran sala del Cine Palafox de Madrid tuvo lugar la ceremonia de la 72ª edición de los Premios de la Crítica – Medallas CEC. Estos son los premios decanos que se entregan anualmente a la producción española, creados en 1945.

Medallas-CEC-foto-familia

Foto de familia

Multitud de actores, productores y distribuidores se dieron cita para aplaudir a los mejores del año según los escritores cinematográficos, en una ceremonia que equivale a los Globos de Oro Hollywood y que, como aquellos, son la antesala de los Premios de la Academia. Tras triunfar en los Premios Forqué, la opera prima de Raúl Arévalo, Tarde para la ira (producida por La Canica Films y distribuida por eOne) fue la indiscutible ganadora y, posiblemente, se verá revalidada en los Goya, premios en los que parte con once nominaciones.

De los muchos momentos destacables de la Gala, queremos destacar tres:

El Palafox no se acaba  aquí. Renacerá como el Ave Fénix

Al recibir el premio a la mejor labor de promoción del cine,  Juan Ramón Gómez Fabra visiblemente emocionado hizo una breve pero intensa semblanza de los 60 años de actividad de su local, por donde ha pasado gran parte de la historia del cine amén de innumerables festivales y eventos, tales como las últimas galas del CEC o las nueve ediciones más recientes de los Premios Cineinforme-FECE a la Excelencia Empresarial.

Gomez-Fabra-premio

Juan Ramón Gómez Fabra

El Palafox, que dará su última función el próximo 28 de febrero, reabrirá pronto convertido en el complejo de salas con el mayor nivel de confort de toda España, de la mano de Yelmo Cines.

Fahrenheit 451 no conseguirá nunca su objetivo

Al recoger el premio a la mejor labor literaria  Lorenzo Pascual, fundador de la editorial Diábolo Ediciones aludió a “esa nueva forma de bombero pirómano que Ray Bradbury dibujó en Fahrenheit 451 y que ahora llamamos Internet” como en aquella célebre novela llevada al cine por François Truffaut, “los pirómanos nunca conseguirán acabar con la lectura ni con la asistencia al cine”  refiriéndose al éxito creciente de sus ediciones de cómics y libros de cine.  Lorenzo Pascual recibió un enorme aplauso de toda la sala. Y es que, desde que Bradbury lo usó en el título de su obra, 451 es un símbolo de destrucción.

Lorenzo-Pascual

Lorenzo Pascual

 

Emilio Gutiérrez Caba y Neruda: ¡Qué noche tan grande! ¡Qué tierra tan sola!

Pero sin duda, el plato fuerte de la gala fue el último, con el homenaje que el CEC, con toda la sala en pie, ha rendido a uno de nuestros más soberbios actores vivos: Emilio Gutiérrez Caba. Representante de una larguísima saga familiar dedicada al teatro, al cine y a la televisión, Emilio declaró sentirse recompensado con este premio, que viene a demostrar que “algo de mi vida ha quedado en todos vosotros”.

 

Emilio-Gutiérrez-Caba

Gloria Escola y Jerónimo José Martín, vicepresidenta y presidente del CEC, entregaron la Medalla de Honor a Emilio Gutiérrez Caba

 

Su discurso terminó con una cita a Neruda, con la que el gran poeta chileno nos animaba a continuar en nuestra travesía de este desierto en el que ahora nos encontramos: ¡Qué noche tan grande! ¡Qué tierra tan sola!  ¡Hay que se seguir a pesar de todo!

Los Premios de la Crítica – Medallas CEC en su 72ª edición

Equipo-Tarde-para-la-ira

Equipo de ‘Tarde para la ira’

Como ya hemos apuntado, Tarde para la ira, que partía como favorita, no defraudó y se hizo con cinco Medallas: película, director revelación (Raúl Arévalo), actriz secundaria (Ruth Díaz), actor secundario (Manolo Solo) y guión original (Raúl Arévalo y David Pulido).

Félez

José Antonio Félez, productor de ‘El hombre de las mil caras’, al teléfono con Alberto Rodríguez, premiado como director

Le siguió muy de cerca la otra triunfadora de la noche, El hombre de las mil caras (producida por Zeta Cinema, Atresmedia Cine, Atípica y Sacromente y distribuida por Warner) que consiguió cuatro galardones: director (Alberto Rodríguez), actor (Eduard Fernández), actor revelación (Carlos Santos) y guion adaptado (Alberto Rodríguez y Rafael Cobos).

Y aunque Un Monstruo viene a verme parecía haber llegado con desventaja a las nominaciones, al final se quedó con tres de las cuatro Medallas a las que aspiraba: fotografía (Óscar Faura) y música (Fernando Velázquez) y montaje (Jaume Martí y Bernat Vilaplana).

Monstruo

‎Ghislain Barrois, de Telecinco Cinema productora de ‘Un monstruo viene a verme’

Emma Suárez se llevó la Medalla a la interpretación por su papel en Julieta, mientras que Anna Castillo recibía el galardón a actriz revelación por El olivo. El largometraje de animación fue para Ozzy; el documental para El Bosco: El jardín de los sueños y la película extranjera recayó en Hasta el último hombre.

Emma-Suárez

Emma Suárez

 

Como ya es tradición, una vez finalizada la gala se proyecta una película. En esta ocasión, los asistentes pudieron disfrutar de  Manchester frente al mar (Manchester by the Sea), de Kenneth Lonergan, ganadora de un Globo de Oro y candidata a 6 Oscar.

Todos los premios aquí

GALA MEDALLAS CEC