En la organización ya están firmas malagueñas como Canal Local Veo, Charry TV, Electrovídeo TV, Eurocable, TV Lago, PTV y Velevisa

La Asociación Nacional de Operadores Locales de Telecomunicaciones (AOTEC),  centrada en la defensa de los intereses de las pymes del sector, cuenta con un nuevo socio en la provincia de Málaga, la compañía Fibrekable Telecom, que nació hace un año y en la actualidad está implantada en los municipios de Benahavís y Marbella.

El presidente de AOTEC, Servando Sánchez Calero, se ha mostrado convencido de que es imprescindible que el sector esté unido y la asociación pueda actuar como interlocutor ante el Gobierno y otras instituciones. “Es la única vía para que la voz de los operadores locales tenga cada vez más fuerza ante las administraciones”, explica.

LOGO-AOTEC-B-(2)En la provincia de Málaga existen otros operadores asociados, entre los que se encuentran firmas como Canal Local Veo (Alameda); Charry TV (Ronda); Electrovídeo TV (Vélez-Málaga); Eurocable TV (Fuengirola), PTV (Málaga), TV Lago (Arriate) y Velevisa (Vélez-Málaga), y a los que ahora se suma Fibrekable.

El objetivo de la organización nacional, que lleva desde 2002 representando a las empresas de telecomunicaciones por cable de ámbito local, es lograr que en el desarrollo de cualquier normativa se reconozcan y contemplen las peculiaridades que tienen las pymes de telecomunicaciones y que se eliminen medidas que generan desigualdades, como los requisitos de acceso a los incentivos a la expansión de la banda ancha, que “deben modificarse”.

Estas empresas surgieron en los años 80, se han transformado en pymes tecnológicas que ofrecen servicios de acceso a Internet, telefonía y contenidos televisivos. En la actualidad, dan respuesta a las necesidades de conectividad de muchos municipios de España, y especialmente a zonas y núcleos de población que, por sus peculiaridades, se encuentran más aisladas.

“Somos los mejores colaboradores que puede tener un ayuntamiento por muchas razones: el operador local tiene sus servicios en el municipio, con lo que genera empleo local. Su inversión supone un compromiso con la localidad a muy largo plazo y, por tanto, su interés es ofrecer un buen producto y tener tiempos de reacción inmediatos ante cualquier problema. Además, contribuimos a reducir la brecha digital y a dar respuesta a una demanda de conexión a Internet de los ciudadanos y de las empresas, que cada vez es mayor en un mundo globalizado y en una economía más digitalizada”, asevera Sánchez Calero.