Diez producciones vascas en busca de un Goya

12 diciembre, 2022

Para la próxima edición de los Premios Goya competirán un total de diez producciones procedentes de Euskadi que, en total, suman 27 nominaciones; una estupenda cifra que sobrepasa las 170 candidaturas con las que partía. Y es que, como nos señalan Mar Izquierdo y Ione Feijóo, coordinadora y responsable de marketing y desarrollo internacional, respectivamente de Zineuskadi, entidad que opera Basque. Audiovisual., “la industria vasca poco a poco va cogiendo más peso”.

Mar Izquierdo y Ione Feijóo

Faltan dos meses para que la celebración de los 37 Premios Goya. En Cine&Tele hemos querido echar una mirada a las producciones vascas en estos galardones y para ello hemos entrevistado a Mar Izquierdo y Ione Feijóo de Zineuskadi, la entidad que opera Basque. Audiovisual., marca comercial para internacionalización del sector audiovisual del País Vasco.

Cine&Tele: ¿Cuántas producciones vascas competirán en los 37 Premios Goya?

Mar Izquierdo /Ione Feijóo: Las películas que lograron nominaciones finalmente son: Black is beltza II: Ainhoa, Cinco lobitos, Irati, La consagración de la primavera, Suro, Unicorn Wars y Los demonios de barro. Además, está también el corto de ficción Cuerdas; el documental Maldita. A love song to Sarajevo; y la animación Loop. Pero tenemos que destacar que el listado títulos vascos candidatos a algún Goya fue realmente impresionante.

C&T.: Sí, en la preselección había una veintena de producciones que acumulaban más de 170 candidaturas. ¿Es un indicativo de la buena marcha del audiovisual vasco?

M.I./I.F.: Es un muy buen indicativo, la industria vasca poco a poco va cogiendo más peso, lo hemos visto en los últimos años, quizás el año de Handia, la cantidad de nominaciones que se obtuvieron fue la primera clave de la evolución. No sólo fueron nominaciones técnicas, sino también mejor película, y nominaciones que suelen dar más prensa, a partir de ahí, la situación de las producciones vascas ha sido de primera división, no sólo La trinchera infinita, sino Akelarre, Maixabel, o El Hoyo. Sin olvidar la animación que en los últimos años ha contado con títulos en preselección en casi todas las ediciones.


“La cantidad de nominaciones de 2018, el año de Handia, fue la primera clave de la evolución de la industria vasca que, en los últimos años, va cogiendo más peso”


Sobre todo ver que Alauda Ruiz de Azúa (Cinco lobitos) y Mikel Gurrea (Suro), cuentan con nominación en sendas óperas prima, es el indicador del talento emergente y de la consolidación del sector.

Rodaje de Handia

C&T.: ¿Está el audiovisual vasco representado en todas las categorías?

M.I./I.F.: Sí. Como decíamos, las categorías más técnicas cada vez tienen más nombres vascos, este año por desgracia no contamos con títulos en la categoría largometraje documental pero, históricamente, la industria vasca es una gran productora de documentales, y estamos seguras de que títulos como Canto cósmico de Leire Apellaniz y Marc Sempere-Moya, que contó con 8 candidaturas en los 36 Goya, este año ha sido uno de los más comentados.

Irati este año cuenta con muchas nominaciones técnicas y en música tanto Mursego y Arantzazu Calleja  como Joseba Beristain ponen en relevancia el nivel técnico del sector vasco.

Irati

C&T.: La animación está muy bien posicionada. ¿Está la industria de animación vasca en movimiento? ¿Cuál es el peso de la industria de animación de Euskadi dentro del sector?

M.I./I.F.: Tal y como se ha visto en las nominaciones, la industria de animación vasca está en su mejor momento. El peso de la industria de animación en Euskadi es muy relevante y cada año está ganando mayor protagonismo. La animación es más laboriosa, en tiempo y en inversión, y en casi todas las producciones hace necesaria la coproducción, por eso para Euskadi es estratégico aumentar la presencia de la industria de la animación vasca y se está trabajando para obtener un mayor músculo.

Este año los cinco títulos preseleccionados, junto con un sexto navarro, son el claro ejemplo del peso y el pulso que está tomando. Que tanto Black is Beltza como Unicorn wars y Los demonios de barro se hayan posicionado con nominaciones solo demuestra lo que venimos viendo.


“El peso de la industria de animación en Euskadi es muy relevante y cada año
está ganando mayor protagonismo”


Este año los cinco títulos preseleccionados, junto con un sexto navarro, son el claro ejemplo del peso y el pulso que está tomando. Que tanto Black is Beltza como Unicorn wars y Los demonios de barro se hayan posicionado con nominaciones solo demuestra lo que venimos viendo.

C&T.: Las producciones vascas os están dando muchas alegrías no solo en los premios del cine español, sino en sus recorridos nacional e internacional, en otros festivales y mercados. ¿Cuáles son las obras audiovisuales vascas ‘más viajeras’ en los últimos cinco años?

M.I./I.F.: En los últimos contamos con títulos que han tenido eco en muchos países, tales como El Hoyo, Akelarre, La trinchera infinita, Un día más con vida o Maixabel. La tendencia a llevar títulos a mercados y festivales internacionales ya es un hecho y nuestros títulos están presentes en Annecy, Cannes, Berlín o Toronto.

Pero este año, conseguir que Cuerdas de Estíbaliz Urresola tuviera la presencia que tuvo en el Marché du Film de la pasada edición del Festival de Cannes, o que Unicorn Wars y Los demonios de barro se estrenasen en Annecy 2022, el mayor festival de animación del mundo, han sido noticias maravillosas.

Y los premios que está cosechando Loop que ha participado en más de 240 festivales internacionales, con más de 100 galardones logrados en todos los certámenes, son increíbles. Tanto Cuerdas como Tula, cortos de este año, están viajando mucho y esperamos  que con la labor que hacemos a través de Basque. Audiovisual., podamos seguir posicionando nuestros títulos en el resto de mercados.


“Conseguir que Cuerdas tuviera la presencia que tuvo en el Marché du Film o que Unicorn Wars y Los demonios de barro se estrenasen en Annecy 2022, han sido noticias maravillosas”


Además de los señalados, tenemos títulos como Suro y La consagración de la primavera que estamos a la espera de ver su evolución. Obviamente, Cinco lobitos ha arrasado en público en su andadura por plataformas y esperamos que en los próximos premios Forqué y en los Goya revalide los galardones cosechados hasta la fecha, como las Biznagas recibidas en el Festival de Málaga 2022.

C&T.: Desde Basque. Audiovisual. realizáis diversas acciones para promover la industria del País Vasco, ¿qué actividades desarrolláis?
M.I./I.F.:
Bueno, efectuamos diversas iniciativas.  Como hemos indicado anteriormente, habitualmente, participamos en el European Film Market de la Berlinale, en el MAFIZ de Málaga, en el Marché du Film de Cannes, en los Festivales de Annecy y San Sebastián, y en otros mercados como el MIPCOM y Ventana Sur.

Obras y productoras vascas que intervienen en las nominadas a los Goya 2023:

Black is beltza II: Ainhoa, de Fermin Muguruza, cuenta con la producción de Talka Records y está nominada a mejor película de animación. Se centra en Ainhoa, que nace de milagro en La Paz (Bolivia) tras la muerte, en atentado parapolicial de su madre Amanda, crece en Cuba y en 1988, a los 21 años, viaja al País Vasco para conocer la tierra de su padre Manex.

Cinco lobitos es la opera prima de Alauda Ruiz de Azúa, producida por Sayaka Producciones, que cuenta con 11 nominaciones, entre otras a mejor dirección novel. Cuenta la historia de Amia, que acaba de ser madre, pero se da cuenta de que no sabe muy bien como serlo; al ausentarse su pareja por trabajo unas semanas, decide volver a casa de sus padres, en un pueblo costero del País Vasco, y así compartir la responsabilidad de cuidar a su bebé.

Irati de Paul Urkijo Alijo, opta a cinco Goyas (guion adaptado, música original, canción original, diseño de vestuario y efectos especiales). La producción de Bainet, Ikusgarri y Kilima, rodada en euskera, se sitúa en el siglo VIII, en el que Eneko, un joven noble y cristiano de los Pirineos, se postula para ser líder del valle; para conseguirlo deberá recuperar el cuerpo de su padre, que murió en la batalla de Roncesvalles y fue enterrado de forma pagana junto al tesoro de Carlomagno.

Fernando Franco dirige La consagración de la primavera, coproducida por Kowalski Films que cuenta con dos nominaciones: mejor actor y actriz revelación para Telmo Irureta y Valèria Sorolla respectivamente. La película cuenta la historia de Laura, que acaba de llegar a Madrid para instalarse en un Colegio Mayor y estudiar la carrera de Químicas. Sola y casi sin dinero, intenta adaptarse a su vida universitaria mientras lidia con sus inseguridades. Una noche, por casualidad, conoce a David, un chico con parálisis cerebral que vive con su madre, Isabel, con los que inicia una relación de confianza mutua que le ayuda a superar sus complejos y afrontar una nueva etapa hacia la madurez.

Mikel Guerrea opta al Goya de mejor dirección novel por Suro, por la que Vicky Luengo está nominada a mejor actriz protagonista. La coproducción de Irusoin plantea una historia sobre Elena e Iván dos urbanitas que se proponen construir una nueva vida en los bosques de alcornoques, pero sus diferentes puntos de vista sobre cómo vivir en la tierra emergen, desafiando su futuro como pareja.

Mejor película de animación y canción original son las dos nominaciones de Unicorn Wars, segundo largometraje de Alberto Vázquez. Esta coproducción del estudio creativo Uniko, se asienta en pilares como la militarización, el ecologismo, los fanatismos religiosos o los lazos entre hermanos. En el film, el ejército osito adoctrina a jóvenes reclutas para la guerra que libran contra los unicornios y amenaza la seguridad del pueblo osito. Los hermanos Azulín y Gordi, junto a un inexperto grupo de reclutas, serán enviados a una peligrosa misión para salvar el Bosque Mágico. ¿Estarán los ositos preparados para ello?

Y también opta a la mejor película de animación Los demonios de barro del portugués Nuno Beato. En la coproducción en la que interviene Basque Films, Rosa es una profesional de primera línea, muy valorada en el mercado empresarial que lleva una vida exigente dedicada por completo a su trabajo. La muerte de su abuelo, del que se había distanciado progresivamente por su inagotable trabajo, acaba provocándole un repentino ataque de estrés que pone en duda sus decisiones.

Sirimiri, Gariza y Katz Estudio producen Cuerdas, dirigida por Estibaliz Urresola Solaguren, que aspira a conseguir ser el mejor corto de ficción de los Goya 2023. Una historia sobre una coral de mujeres a la que pertenece Rita (90), que está a punto de disolverse porque han perdido la subvención municipal que les permitía mantener el local de ensayo. Ahora la coral tiene que decidir si aceptar o no el patrocinio de una de las empresas más contaminantes del valle que garantizaría la continuidad de la formación.

Maldita. A love song to Sarajevo de Amaia Remírez García Raúl de la Fuente, está nominado a mejor cortometraje documental; esta producción de Kanaki es un canto a la vida y a la historia de amor entre dos ciudades, Sarajevo y Barcelona, que se supieron encontrar en momentos difíciles para no decirse adiós jamás, a través de los ojos de Bozo Vreco, el más revolucionario de los artistas de los Balcanes.

“En esta sociedad cada ser humano repite una misma acción una y otra vez, en esta sociedad cada ser humano repite una misma acción una y otra vez, en esta sociedad cada ser humano repite una misma acción una y otra vez, en esta sociedad cada ser humano repite una misma acción una y otra vez”, apunta la sinopsis de Loop, producción de Uniko que tiene como director a Pablo Polledri y que compite en la categoría de mejor corto de animación.

Y también fueron candidatas ….

Además de las mencionadas, también fueron candidatas El radioaficionado de Iker Elorrieta (Pantoma Films), Kepa Junkera. Berpiztu de Fermin Aio (Joserra Producciones), La cima de Ibon Cormenzana (con producción de Aixerrota Films), Las vacaciones de Yoko de Juanjo Elordi (animación con producción de Dibulitoon), Orkestra lurtarra de Imanol Zinkunegi y Joseba Ponce (animación de Lotura Films), Shooting for Mirza de Juan Gautier (Dynamite Films), los cortos de ficción 36 (de Ana Lambarri) y Tula (de Beatriz de Silva, cSc Films), el documental Yungay 7020 (de Elena Molina y Raquel Calvo, esta última es asimismo productora), y el corto de animación Ur azpian lore (con dirección y producción de Aitor Oñederra).

Quizás también te interesen:

GoyaConlaNdeNetflix

Netflix, el patrimonio cultural y un político parlanchín, protagonistas de los Goya 2024

Ni el propio Almodóvar pudo evitar responder a unas palabras desafortunadas de un político parlanchín con ánimo de protagonismo. «Los señoritos son los que quieren vivir de producir obras cinematográficas que luego no ve nadie a costa de millones y millones de euros que pagan con mucho esfuerzo los contribuyentes españoles», decía García-Gallardo, recordemos vicepresidente de la Junta de Castilla y León. Pero, ¿qué hay de verdad en ello?. Por Juan García

Leer más...