Álvaro de la Vega: «En Madrid se puede rodar todo y en todos los sitios»

4 marzo, 2024
Reproducimos aquí la entrevista que Madrid Film Office ha mantenido esta semana con el Subdirector General de Régimen Jurídico y Autorizaciones del Ayuntamiento de Madrid, a propósito de los permisos de ocupación de la vía pública durante los rodajes.

En el encuentro que la oficina del audiovisual del Ayuntamiento de Madrid, Madrid Film Office, ha mantenido con el Subdirector General de Régimen Jurídico y Autorizaciones del Ayuntamiento de Madrid, Álvaro de la Vega, se han podido abordar los procedimientos burocráticos de los permisos para rodar en Madrid, los desafíos a los que se enfrentan los distintos agentes involucrados en un rodaje, las mejoras del sector y la visión general de Madrid como centro audiovisual.

¿De qué se encarga el Negociado de Autorizaciones de Rodajes? ¿Desde cuándo se llevan centralizando estos servicios?

El Negociado de Autorizaciones de Rodajes es la unidad administrativa dependiente de la Subdirección General de Régimen Jurídico y Autorizaciones, encargada de tramitar las solicitudes de autorización para realizar actuaciones de rodaje en la Ciudad de Madrid. Bajo esta denominación es heredera de la conocida como oficina de rodajes (que en realidad siempre ha sido una unidad administrativa) y que se viene encargando desde finales del siglo pasado de tramitar estos permisos en nuestra ciudad. Ya en la última década del siglo pasado, Mercedes de la Merced, ejerciendo responsabilidades de gobierno en nuestro Ayuntamiento, manifestó su deseo de convertir Madrid en un gran plató de cine. Esa afirmación pone de manifiesto una idea que creo que es muy potente y real y es que el amplio sector que abarcan estos permisos es muy importante para nuestra ciudad ya que genera empleo, recursos y un factor muy importante que no debemos olvidar: ingresos indirectos por multitud de repercusiones que tiene la difusión de Madrid en cine, televisión, prensa, etc.

A lo largo de 2023, el Ayuntamiento de Madrid tramitó 11.133 solicitudes de rodaje en la vía pública a través del Negociado de Autorizaciones de Rodajes, el 39% de los cuales fueron permisos con ocupación de espacio (4.365 solicitudes) y el 61% (6.768 solicitudes) fueron actos comunicados, de carácter gratuito y para equipos reducidos. ¿Cómo valoras estos datos?

Como decimos en Teoría de la Gestión Pública, es importante valorar los indicadores cuantitativos. Está claro que la gestión que estamos realizando de los permisos favorece la atracción de la industria y, por lo tanto, la generación de empleo y la creación de riqueza, que a fin de cuentas es nuestro objetivo: poder ayudar a la iniciativa privada a realizar de forma cómoda su trabajo y al mismo tiempo articularlo con los intereses de los vecinos para que puedan estacionar sus vehículos y ser molestados en el desarrollo de su vida diaria lo menos posible.

En los casi 20 años que llevas como subdirector general Régimen Jurídico y Autorizaciones Ayuntamiento de Madrid, ¿cómo ha cambiado la línea de trabajo del Negociado?, ¿y los rodajes y el sector audiovisual en la ciudad de Madrid? ¿Encuentras alguna diferencia con la situación, digamos, 5 ó 10 años atrás?

Si miro hacia atrás en el tiempo el primer cambio y el más importante para mí es el de todas las personas que han pasado por aquí, de las que guardo un recuerdo maravilloso. Mi línea de trabajo en el Negociado y en toda la subdirección es hacer grupo y casi una segunda familia; en el trabajo pasamos muchas horas y es importante, cuando llegamos a casa, sentirnos a gusto y valorados. A partir de ahí, los cambios y transformaciones han venido de la mano de la mejora y uso de las tecnologías, facilitando nuestra gestión, con mejores medios tecnológicos. También destacaría la buena comunicación entre todas las unidades implicadas en la tramitación de estos permisos, como agentes de movilidad, policía municipal, distritos, etc.

¿Qué retos plantea al Negociado de Autorizaciones de Rodajes el incremento de los rodajes en la ciudad de Madrid?

Todos los retos son bien recibidos y además nos sirven de estímulo para la mejora continua de nuestros servicios. Somos conscientes de que siempre hay cosas que mejorar y, como le digo muchas veces a mi equipo, se trata de ir ajustando el tornillo de la gestión, ajustando y aflojando en ocasiones. Nuestro reto principal es atender y sacar los permisos lo más rápido que podamos, equilibrándolo con el interés de los vecinos. Esto no siempre es fácil por lo que tratamos de acentuar las líneas de diálogo entre todos y la coordinación en la tramitación de permisos cuando se trata de actuaciones complejas que implican cortes de arterias importantes de la ciudad o elevadas molestias por el número de metros de ocupación, horarios, etc. Desde la subdirección iniciamos un proyecto en el que seguimos trabajando que se denomina OCUVI (Ocupación Vía Pública), en el que creo firmemente. Consiste en tener a tiempo real las solicitudes marcadas en un plano consultable al momento por ciudadanos y administración. Muestra el estado de tramitación del expediente y, en su caso, las ocupaciones concedidas y sus condiciones, georreferenciándolas en un mapa que permite, como digo, a los ciudadanos y a la administración conocer la situación real de las ocupaciones. Comenzamos nosotros con las autorizaciones de rodajes y sigue con las múltiples autorizaciones que implican ocupación de la vía pública en la ciudad.

Álvaro de la Vega, Subdirector General Régimen Jurídico y Autorizaciones del Ayuntamiento de Madrid

¿Cuáles son los espacios de vía pública más solicitados?

Normalmente el distrito Centro es el que más se solicita y espacios emblemáticos como la plaza de Oriente y el entorno del Parque de El Retiro. Aunque, con más de once mil actuaciones al año, podemos imaginar que se rueda en prácticamente toda la ciudad.

De cara al futuro, ¿se plantea el Negociado mejorar en algún aspecto de la gestión de los permisos que implican ocupación de la vía pública?

Por supuesto. Queremos seguir adaptándonos a las necesidades del sector, siempre se puede mejorar. Me interesa tomar el pulso a la industria mediante los encuentros con la misma que tenemos a lo largo del año; nuestros compañeros de Madrid Film Office nos ayudan a detectar los nichos de mejora. Ya he señalado que el proyecto más ilusionante para mí es el desarrollo de OCUVI ya que creo firmemente en que serviría para mejorar mucho el servicio público que prestamos. Además, me gustaría iniciar reuniones semestrales o anuales con otros ayuntamientos para poder aprender de sus prácticas y mejorar entre todos. Ya hemos comenzado a hablar con Barcelona, Valencia y Bilbao.

¿Cómo es la colaboración de Madrid Film Office con el Negociado? ¿Cómo la valoras?

Somos dos partes de un mismo equipo; Madrid Film Office ejerce una tarea distinta pero complementaria a la nuestra, mucho más volcada en captar inversión para la ciudad y en proyectar los resultados, lo que hace que su trabajo sea quizás más atractivo y visual. Digamos que Madrid Film Office son los delanteros que marcan el goles y nosotros la defensa y el centro del campo, por lo que todos somos importantes y necesarios. Creo que en los últimos años hemos potenciado la relación entre ambas partes y eso se percibe en los resultados.

Cuando se va a realizar un rodaje ambicioso, el área de movilidad del Ayuntamiento y Madrid Film Office se reúnen con producción y localizadores del proyecto audiovisual, ¿a qué otras áreas del Ayuntamiento afecta un rodaje de estas características? ¿Cómo se lleva a cabo esta coordinación entre las diferentes áreas del Ayuntamiento y la productora?

Los rodajes importantes exigen la máxima coordinación entre la muchas partes implicadas del Ayuntamiento. Por una parte, la propia de movilidad, pero además es necesaria la intervención de la policía municipal, distritos afectados, responsables de los parques históricos e incluso el área de economía cuando la repercusión económica del proyecto así lo recomienda.

¿Qué debería hacer la industria para minimizar el impacto de los rodajes en la vida de los ciudadanos?

Es fundamental que los vecinos perciban los rodajes como una actividad atractiva que es generadora de riqueza para todos, para ellos también, y no como una molestia. En este sentido siempre insistimos en que, por ejemplo, se realice el consumo de catering en las cafeterías del barrio donde se desarrolle el rodaje, que se priorice la contratación de vecinos como figuración, que se buzonee la ocupación a realizar y se le dé mucha difusión. Y siempre con la máxima cordialidad con los vecinos al explicarles. Se trata de minimizar las posibles molestias. El hecho de ver las fachadas de sus casas, sus calles y barrios en series de televisión o películas es un importante activo con el que no cuentan otro tipo de ocupaciones, por lo que hay que maximizarlo para que los vecinos lo perciban amistosamente.

¿Qué consejos darías a los responsables de los proyectos audiovisuales que quieran rodar en la ciudad de Madrid?

Únicamente que cuiden mucho nuestra querida ciudad y que la traten como si estuvieran en su casa. En Madrid se puede rodar todo y en todos los sitios, pero tenemos que cuidarla para que se convierta en referente europeo del sector.

Los tiempos de los proyectos audiovisuales en ocasiones van ajustados, ¿por qué es importante respetar los plazos de las solicitudes de los permisos para ejecutarlos de la mejor forma posible?

El tiempo de resolución de estos permisos es fundamental ya que el sector compite en un mundo totalmente globalizado y competitivo. Si no cuenta con la seguridad de poder rodar en una fecha, se desplaza inmediatamente a hacerlo en otro lugar del mundo y lo que queremos es que rueden y generen riqueza en nuestra ciudad.

¿Crees que es fácil rodar en Madrid? ¿Por qué?

Creo que muy fácil. Somos muy ágiles tramitando las autorizaciones, salen prácticamente el 100% de las solicitudes presentadas y además es muy barato (0,58 € metro día).

¿Cuál es el proyecto audiovisual más relevante que ha abordado la oficina en los últimos años?

La verdad es que no me atrevo a destacar a uno sobre los demás ya que son miles en estos años, pero quizá recuerdo especialmente el permiso para rodar la escena mítica en la Gran Vía de Abre los ojos. Y también Way DownEl ultimátum de BourneTerminator 6El buen patrónCampeonex, o series como La casa de papel y El Ministerio del Tiempo.

La apuesta del Ayuntamiento de Madrid por el audiovisual es firme, y en esta apuesta hay implicadas diferentes áreas del consistorio, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Creo que el compromiso de todas las áreas y distritos del Ayuntamiento son firmes y claras para situar a Madrid en lo más alto de Europa en lo que a atracción de rodajes se refiere.

Quizás también te interesen:

Únete a nuestra Newsletter

Más de 1000 personas reciben las principales noticias sobre el sector audiovisual.

Al suscribirte aceptas la Política de Privacidad.