Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

¡Por la diversidad cultural, salvemos la producción independiente!

25 mayo, 2022

Este es el lema que se ha repetido hoy en la rueda de prensa que convocaron de manera urgente las productoras de P.A.P. y PATE con el fin de evitar el desastre que puede suponer para la producción independiente la aprobación mañana en el Congreso de los Diputados de la Ley General de Comunicación Audiovisual. Un texto, modificado con ‘nocturnidad’, en el que se permite que las televisiones y plataformas puedan ser consideradas como independientes simplemente con producir para otros de forma cruzada. Cine&Tele ha estado allí para cubrir la protesta y apoyar al sector en este delicado momento.

Tras la rueda de prensa, los productores han enarbolado las pancartas frente al Congreso de los Diputados, donde mañana podría aprobarse la ley.
Tras la rueda de prensa, los productores han enarbolado las pancartas frente al Congreso de los Diputados, donde mañana podría aprobarse la ley.

El gremio de la producción se ha unido de una manera sin precedentes contra los últimos cambios introducidos en el texto y en especial la enmienda ‘técnica’ que altera la definición de productor independiente. De ser aprobada este jueves en el Congreso de los Diputados puede suponer la desaparición de la industria audiovisual de nuestro país tal y como la conocemos, dejándola en manos del duopolio televisivo, las plataformas y la inversión exterior.

El Ateneo de Madrid ha sido testigo hoy 25 de mayo de una rueda de prensa convocada por la Plataforma Audiovisual de Productoras Independientes P.A.P. (que agrupa a las asociaciones AECINE, DIBOOS, MAPA, PIAF, PROA y PROFILM) y los productores de televisión de PATE.

La rueda de prensa ha estado protagonizada por Jordi Oliva, presidente de PROA; María Luisa Gutiérrez, presidenta de AECINE; y José Nevado, director general de PATE.

«¿Queremos realmente que todos dependamos de grandes compañías? Yo creo que no porque las consecuencias serán que desaparezca la diversidad (…) No es que queramos que no existan las televisiones y plataformas, son nuestros clientes. Queremos que nos encarguen muchas cosas pero necesitamos competir de manera leal con todo el mundo», ha comentado José Nevado.

«Nos ha sorprendido que el Gobierno socialista no nos haya escuchado. Dicen que sí pero no reaccionan. Es una ley que se ha traspuesto tarde y mal. Se está haciendo ahora con prisas porque hay una espada de Damocles que es una multa que viene de Europa. Y se está haciendo de espaldas al sector de la producción independiente. Hicimos alegaciones en las consultas públicas que hubo y no se nos hizo caso. El texto pasó tal cual lo había propuesto el Gobierno», ha manifestado Jordi Oliva.

De izquierda a derecha, José Nevado (PATE), María Luisa Gutiérrez (AECINE) y Jordi Oliva (PROA).
De izquierda a derecha, José Nevado (PATE), María Luisa Gutiérrez (AECINE) y Jordi Oliva (PROA).

Ese proceso de negociación fatídico ha tenido como guinda la enmienda sorpresa. «Pedimos una reunión urgente con quien es nuestro interlocutor básico, que es el ministro de Cultura. Ni siquiera nos ha contestado ni al mail ni al teléfono para darnos hora. Nos sentimos abandonados por el Gobierno. Creemos que no es justo para el sector, sobre todo cuando se llenan la boca diciendo que España es la panacea audiovisual. Será para unos que vienen de fuera pero para los que estamos dentro es una verdadera tortura«, ha añadido el representante de PROA.

También hay un problema de interlocución. «Esta ley se ha llevado básicamente desde el ministerio de Economía. No es una ley que se esté llevando desde Cultura. De hecho, en todo el proceso nos hemos dado cuenta de que hay una gran disparidad dentro del propio Gobierno en cómo se debe articular esta ley y hemos visto quién tiene de verdad la fuerza a la hora de favorecer a unos y desfavorecer a otros», ha indicado Oliva.


«Pedimos una reunión urgente con quien es nuestro interlocutor básico, que es el ministro de Cultura. Ni siquiera nos ha contestado ni al mail ni al teléfono para darnos hora. Nos sentimos abandonados por el Gobierno»


Los productores están hablando con todos los grupos. «Estamos hablando con todos los partidos políticos. Nos hemos encontrado con una sensibilización especial por parte de ellos, que entienden que la Directiva Europea lo que pide es una defensa del productor independiente, que es una defensa de la diversidad cultural. Estamos explicando a los grupos políticos que esto es una cuestión de Estado, no es una cuestión de colores, y que hagan política pensando en lo mejor para el audiovisual independiente, no pensando en qué ideología tiene cada uno», ha señalado Gutiérrez.

José Nevado, director general de PATE
José Nevado, director general de PATE

Nevado admite que el audiovisual es un sector «complicado» y que es necesario «tejer un equilibrio» pero ha insistido en que «parece que a los únicos que no se ha tenido en cuenta es a nosotros y por eso estamos aquí«.

«Si la ley va a adelante, tendremos que ver qué posibilidades hay en el marco regulatorio para poder equilibrar esta situación. El cambio, sobre el papel, no parece que afecte a gran parte del sector pero cambia un modelo y abre unas puertas. Y abrir estas puertas es muy peligroso porque sabemos que algunas de las productoras participadas por los grandes grupos han tenido un nivel de crecimiento de 0 en facturación a 70 millones de euros en cuestión de meses. Nosotros no tenemos esa capacidad financiera, tenemos que desarrollar el talento», ha explicado Nevado.


«Esta ley se ha llevado básicamente desde el ministerio de Economía. No es una ley que se esté llevando desde Cultura. Hay una gran disparidad dentro del propio Gobierno en cómo se debe articular esta ley y hemos visto quién tiene de verdad la fuerza»


La última opción sería recurrir a Europa. «Habría que solicitar el amparo y cuestionar de una manera muy concreta si realmente esta trasposición refleja el espíritu de la ley. Incluso a nivel del Tribunal Constitucional también se puede hacer una evaluación»

¿Hay esperanza mañana en el Congreso, con tan poco tiempo de margen? «Honestamente, las esperanzas de hacer algo son pocas. Pero tenemos y no vamos a parar. No se acaba mañana, tendremos más oportunidades porque esto representa el puesto de trabajo de mucha gente y que queremos defender», reconoce Nevado.

Antes de ir al Congreso, los productores han enseñado el lema de 'Por la diversidad cultura, salvemos la producción independiente' en las escaleras del Ateneo de Madrid.
Antes de ir al Congreso, los productores han enseñado el lema de ‘Por la diversidad cultura, salvemos la producción independiente’ en las escaleras del Ateneo de Madrid.

Gutiérrez recalca que no se van a quedar de brazos cruzados si lo peor ocurre pero mantiene la esperanza de que «impere el sentido común» y de que «los políticos estén a la altura de las circunstancias». «La esperanza existe pero la aritmética nos juega un poco a la contra. Numéricamente es posible y por eso estamos aquí, para revertir la situación a favor nuestro pero no depende de nosotros», subraya Oliva.

La urgencia de la situación es enorme. En estos momentos, se están recogiendo firmas por un manifiesto apoyado no sólo por las asociaciones y federaciones de productores independientes de España, sino por muchas otras entidades y personalidades de todos los ámbitos de la industria del cine y el audiovisual, y de la cultura en general. Puedes leer los nombres de los cientos de personas que ya se han adherido a la reivindicación aquí en este documento.

Desde la redacción de Cine&Tele, hemos echado en falta en esta reivindicación a EGEDA, mientras que en el Telediario de TVE, dependiente del Gobierno, no ha salido ni siquiera mencionada esta rueda de prensa (por supuesto tampoco en el de los interesados de Atresmedia y Mediaset). La voz del amo es la que cuenta, amigos.

 

A continuación, reproducimos íntegramente el comunicado que se ha leído en la convocatoria:

El ecosistema audiovisual tiene que ser diverso

Si a un bosque que tiene diversidad de especies y, en consecuencia, diversidad de seres vivientes que se desarrollan alrededor de esas especies árboles, se lo tala y se le dejan sólo los pinos (por ejemplo), se mataría todo el ecosistema y terminarían muriendo también los pinos, desapareciendo, a la larga, el bosque.

Los productores independientes somos esas otras especias alrededor de los cuales se genera un ecosistema diverso, si nos “talan” y dejan sólo prestadores de servicios, a la larga se está matando la biodiversidad del audiovisual.

María Luisa Gutiérrez, presidenta de AECINE, que forma parte de PAP.
María Luisa Gutiérrez, presidenta de AECINE, que forma parte de PAP.

Preguntamos a los políticos, ¿en qué momento de todos los años que lleváis para trasponer esta Directiva Europea (2018/1808) a nuestro ordenamiento jurídico, habéis perdido de foco el objetivo de la Directiva que tiene unas bases muy claras que había que trasponer?. Estas bases son:

Proteger al productor independiente del prestador de servicios de comunicación ¿Tan difícil es definir lo que es la independencia?

– Hacerlo mediante una de las medidas que la Directiva daba: posibilidad de marcar la obligación a los prestadores de servicios de comunicación que, en nuestro país, el gobierno ha decidido que sea del 5% (bastante más baja que en nuestros países vecinos). Y obligación que tan sólo tiene un único objetivo: contribuir a equilibrar las fuerzas en el mercado
y que haya una biodiversidad sana de convivencia.

– En Europa llevan muchos años teniendo claro que sólo los productores independientes pueden garantizan historias que reflejen nuestra riqueza patrimonial y nuestra riqueza de pensamiento, historias que respondan a algo más que al mercantilismo. Historias que contribuyan a enriquecer la marca de nuestro país, la marca España. Porque la marca de un país, no sube y baja en la bolsa, sino que la hace grande o pequeña cosas tan intangibles como su patrimonio, su cultura, la educación y su sociedad.

Esta directiva que ha sido la misma para todos los estados miembros, resulta que lejos de acercarnos a nuestros vecinos, gracias a la trasposición que se está haciendo, nos aleja. De nada sirve una obligación que intente equilibrar el mercado si, dicha obligación, queda vacía de contenido con una definición dónde los propios obligados pueden cumplir la obligación consigo mismos.

Y no os olvidéis. La renovación generacional en el audiovisual, la clara apuesta por nuevos talentos, nuevos técnicos y nuevos creativos la hacen los productores independientes.

Esta situación puede abrir ante nosotros un panorama de consecuencias devastadoras para el cine y todo el audiovisual español.

El ejemplo más claro por reciente lo tenemos en la flamante ganadora del Oso de Oro en Berlín, Alcarrás. España no ganaba en la Berlinale desde hacía 39 años y lo ha hecho este año con una película de una producción independiente. Un drama rural ambientado en un pequeño pueblo de Lérida y rodada en catalán. Y que tuvo que posponer todo un año el rodaje debido a la Covid.

Sobre el papel, un auténtico desastre financiero. Pues bien, unos productores independientes creyeron en el proyecto y apostaron por él, porque estaban convencidos que era una historia que merecía ser contada. Una apuesta clara por el talento nuevo y femenino. Un proyecto que en manos de unos directivos de cualquier empresa de televisión privada o plataforma no hubiese visto nunca la luz.

Ejemplos en cine hay mil. El Hoyo, sin ir más lejos, que no tuvo ningún interés hasta que ganó en Toronto y la compró Netflix y fue la película más vista de la plataforma durante semanas. Pero quién apostó por un director novel y un reparto desconocido fue la producción independiente.

Queremos que nuestro cine viaje por festivales, triunfe en un mundo cada vez más globalizado en qué lo diverso y lo local nos hace únicos y más fuertes. La ley que propone el gobierno puede hacernos menos competitivos e incluso tocados de muerte.

Pero no hablamos sólo de cine. También de series. Tenemos un talento descomunal en España en el género de la ficción y queremos seguir exportando nuestras series a todo el mundo. Queremos que nuestras series sean las más vistas, las más versionadas. Pero desde la perspectiva de la diversidad cultural de España que representamos y no desde la tiranía monolítica de las televisiones privadas que se rigen por resultados pecuniarios en una tabla Excel.

El proyecto de Ley del Gobierno nos empuja a una tierra yerma de creación, de contenidos. Un desierto cultural que España no se merece y que aún estamos a tiempo de evitar mañana en el Congreso de los Diputados. Para seguir creciendo en calidad y cantidad en todos los géneros, ficción, documental, animación. En cine. En series. La producción independiente es el único garante de esta diversidad cultural. No le dictemos sentencia de muerte.

Con todo esto, reiteramos la preocupación del sector por un proyecto de ley que nos aleja del espíritu y visión europea y que pone en riesgo la pieza clave que garantiza la diversidad cultural.

Uno de nuestros mayores temores nace de la grieta que se puede abrir con esta ley al escorar más aun la cadena de valor del lado donde existe mayor concentración, los emisores. El sector audiovisual es uno de los que más rápido y más profundamente cambia debido a la transformación digital de la sociedad.

Somos la industria cultural más joven. En este ecosistema, hemos sido capaces de sobrevivir con un duopolio televisivo en el que su apuesta por los contenidos europeos destaca por el descubrimiento del cine de bajo presupuesto alemán y austriaco.

Que constantemente cuestiona las pocas obligaciones que tienen por ser los titulares una licencia pública que no les ha costado un céntimo y le has generado más de 6.000 millones de euros en beneficio. Peticiones continuas de la eliminación de la obligación de apoyo al cine, que les cuesta la mitad de su coste real porque cuentan con ayudas públicas para ello.

Ese duopolio que no ha sabido apreciar el valor real del audiovisual español hasta la llegada de plataformas internacionales. A todos se nos vienen títulos a la cabeza de creaciones hechas por nosotros que ahora en manos de dichas plataformas han copado las primeras posiciones de los más visto.

Jordi Oliva, presidente de PROA, federación que forma parte de la plataforma PAP.
Jordi Oliva, presidente de PROA, federación que forma parte de la plataforma PAP.

Nos han tratado de convencer de que contar con las caras de la cadena, o hacer que Rick se embarque con Ilsa dejando a Victor Lazslo pudriéndose en Casablanca eran claves del éxito. Pero hemos demostrado que si el contenido es bueno, y nosotros hacemos muy buenos contenidos, hasta la barrera idiomática desaparece. Que hay personas dispuestas a pagar para consumirlo sin publicidad, algo que sabemos no es fácil.

Este duopolio tiene la plataforma de publicidad que les hemos dado como país para promocionar de forma efectiva sus contenidos, propios o de terceros. Nuestra preocupación es que esto nos saca de la ecuación. Esta ventaja competitiva puede tener como consecuencia que la línea editorial de toda una industria que en manos de dos empresas.

Tiene consecuencias terribles para todos, para el sector por ejemplo sólo el 8% de los actores se puedan ganar la vida de su profesión, para los creadores españoles porque la defensa de sus historias, la que nos ha llevado a donde estamos hoy, no está garantizada; pero es aún peor para sociedad, con la pérdida de la pluralidad del pensamiento necesaria en una democracia, dado que toda la realidad se puede acabar filtrando por el punto de vista de dos, ahondando en la polarización.


¿Qué pedimos hoy al Gobierno y a nuestros representantes públicos en el Congreso?

Estamos a tiempo de revertir esta situación. Altura política, esta es una cuestión de estado y no de ideologías. Hemos depositado en todos y cada uno de ustedes la responsabilidad de garantizar nuestro futuro. Pero no descartamos nada. Nuestra supervivencia es innegociable. Estamos dispuestos a estudiar la formulación de una denuncia a la escala de la UE para lograr que se cumpla con el espíritu de la transposición de la directiva europea y a solicitar
el amparo al constitucional.

Sabemos que el audiovisual es una de las industrias culturales que puede impulsar el crecimiento de nuestro país. Hemos demostrado de sobra nuestro talento, ahora necesitamos su ayuda para lograrlo.

 


A continuación, puedes leer la versión digital de la nueva edición de Cineinforme, dedicada especialmente al Festival de Cannes 2022:

Quizás también te interesen: