El sonido siempre ha sido el gran departamento infravalorado en el ámbito creativo del sector audiovisual. Cine&Tele ha entrevistado a David Mantecón, fundador de No Problem Sonido, para que nos cuenten cómo abordan su trabajo.

De izda. a dcha.: Tomás Mantecón, Carla Padín Bernárdez, David Mantecón e Ismael Calvo Delgado (Foto: Pablo Della Costa)

Con esta entrevista pretendemos conocer mejor a la compañía No Problem Sonido, una de las empresas de referencia en el ámbito sonoro en España, y así dar mayor visibilidad a este departamento.

Cine&Tele: ¿Cuál es el origen de No Problem Sonido y cómo ha sido vuestra evolución?

David Mantecón: Los orígenes ya quedan un tanto lejos en el tiempo. Yo había cursado el Conservatorio Nacional de Música y empecé a aprender de cine con José Luis Díaz porque todavía no existía la disciplina de ‘Imagen y Sonido’ en la universidad. En los años 90 pude crear No Problem Sonido y empezar este largo camino de confluencia entre el sonido de las películas y la música electroacústica.

C&T.: ¿Cuál es vuestra filosofía de trabajo y los servicios que ofrecéis al sector audiovisual?

D.M.: Nuestra filosofía tiene dos aspectos. Uno es concebir el diseño de sonido como el paisaje sonoro de la película. La disciplina del paisaje sonoro fue desarrollada por muchos pensadores-artistas, como Hildegard Westerkamp, Luc Ferrari… y se inicia con el único film sin imagen —que yo conozca—, Wochenende de Walter Ruttman que cuenta, únicamente con sonidos, un fin de semana en Berlín.

Es una película porque está hecha en material fílmico y su particularidad es que sólo se grabó sonido, ninguna imagen. En el paisaje sonoro el sonido narra y ese es el otro aspecto de nuestra filosofía de trabajo.

Lo que suena en un film tiene el mismo valor narrativo que lo que se ve. Pero, a pesar de lo evidente de esta idea, es muy difícil desarraigar la preeminencia de lo visual en el cine, o en cualquier formato audiovisual. Mientras se diga “vamos a ver una película”…

Fijaos qué subversivo suena “vamos a oír una película”. Y, sin embargo, imagen y sonido cuentan la historia juntos. Las cualidades de las emociones que despiertan en el espectador las determinan al estar juntos. Hacer el sonido de una película no es diseñar sonidos para las imágenes sino construir la película desde el sonido, con el sonido y con las imágenes. Hay que utilizar lo que suena para que, junto con las imágenes, se cree esa impactante ilusión que es una película.

C&T.: En relación con el equipamiento de vuestro estudio, ¿qué ponéis a disposición de las producciones tanto a nivel de salas e infraestructura como de hardware y software?

D.M.: Trabajamos con tecnología de alta gama porque otra de las disciplinas artísticas que incorporamos al diseño de sonido es la creación de ‘objetos sonoros‘, que ahora se pueden disfrutar mucho más con la espacialidad del sistema ATMOS. Hace ya unos años compartimos espacio y muchos proyectos con Cosmos espacio audiovisual y en nuestra web, www.noproblemsonido.es  aparecen las instalaciones y todo el equipamiento.

Lo importante es el uso de esa tecnología y por eso me gusta decir que el alma de No Problem Sonido somos los cuatro de la foto: Ismael Calvo Delgado, que hace rodaje y postproducción; Tomás Mantecón, que hace rodaje, y Carla Padín Bernárdez, diseño sonoro y comunicación.

C&T.: ¿Algún aspecto técnico o creativo especial que destacarías en tu trabajo?

D.M.: Creo que destacaría, para animar a todos a compartirla, la actitud del sonidista. Con Carla compartimos “paseos sonoros”, paseamos con los oídos más abiertos que los ojos. Y siempre llevamos un grabador. Hace poco estábamos en una casa muy antigua en Bayona y nos quedamos fascinados con los crujidos del parqué. Los grabamos todos para poder utilizarlos en futuros trabajos y hay uno en especial que, por su modulación, su estridencia grave, como un lamento de otro mundo, nos pareció un magnífico objeto sonoro que puede integrarse en un paisaje o en una música.