Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

ZINEBI 2019 otorga el Mikeldi de Honor a la húngara Márta Mészáros

1 octubre, 2019

El Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao (ZINEBI) –organizado por el Ayuntamiento de Bilbao– entregará a la cineasta húngara Márta Mészáros el Mikeldi de Honor de su 61ª edición, que se celebrará del 8 al 15 de noviembre. Mészáros fue la primera mujer que rodó un largometraje en Hungría y se llevó en 1975 el Oso de Oro de Berlín por su film Adopción.

La organización ha destacado en un comunicado que reconoce «la obra y la contribución al cine contemporáneo de una mujer que ha sabido encontrar en las imágenes de sus películas algunas de las razones primeras de su perseverante quehacer artístico y vital en favor de la igualdad entre hombres y mujeres«.

El homenaje tendrá lugar en la gala de clausura de ZINEBI 61, el 15 de noviembre, a partir de las 20:00 horas, en el Teatro Arriaga de Bilbao.

Con la colaboración del Archivo Nacional de Fondos Cinematográficos de Hungría, que ha restaurado gran parte de la obra de la realizadora, el certamen va a exhibir una selección de las obras más importantes de la filmografía de Márta Mészáros, entre las que destacan, el cortometraje In Memoriam László Mészáros, La muchacha, Adopción, Don´t cry pretty girls! y Diario para mis hijos.

Las proyecciones se harán en el Museo de Bellas Artes los días previos a la entrega del Mikeldi de Honor. La sesión del día 14 de noviembre, a las 19:00 horas, contará con la presencia de la propia Márta Mészáros.

La copia de Adopción, el film más conocido de Mészáros, acaba de ser restaurada y se ha estrenado en el último festival de Berlín. Fue la primera película húngara que compitió en Berlín y convirtió a Márta Mészáros en la primera mujer en recibir el Oso de Oro.

Márta Mészáros (Kispest, Hungría, 1931) tiene una obra que se caracteriza por su interés constante hacia las mujeres y sus diferentes realidades como hijas, madres, esposas, trabajadoras, amigas y amantes, captadas por su cámara en sus esfuerzos y su voluntad cotidiana de comprenderse a sí mismas y al mundo que les rodea.

Hija de un escultor comunista y de una profesora de lengua alemana, el compromiso político de su padre fue la causa del traslado de su familia a la Unión Soviética en 1936 y poco después a Kirguizistán. En 1938, en el transcurso de las purgas decretadas por Stalin, su padre fue detenido y no se supo más de él. Su madre murió poco después. En 1947, tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Márta regresó a Hungría y en 1951 obtuvo una beca para estudiar en la Escuela Superior de Cinematografía de Moscú.

Recién graduada en Moscú, en 1956, realizó su primer corto, Ellos sonríen de nuevo, que dio comienzo a su intensa actividad como cortometrajista, casi siempre de documentales.

‘La muchacha’

El primero de sus largometrajes fue La muchacha (1968), la primera película húngara dirigida por una mujer. Esta película obtuvo el Premio Especial del Jurado de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. El film formó parte de la renovación del cine húngaro, que vivió su época de oro con cineastas como György Révész, Miklós Jancsó, Istvan Szabó y György Hintsch.

Con su segundo largometraje, Sentimientos (1968), con la que siguió abordando circunstancias y problemas estrictamente femeninos, con hondura poética, ternura y empatía.

En 1975, rodó Adopción, obra decisiva en su carrera y al año siguiente, en 1976, recibió en Cannes el premio FIPRESCI de la Crítica por Nueve meses, con un reparto encabezado por el actor polaco Jan Nowicki, protagonista de la mayoría de sus películas.

Su éxito en festivales se prolongó en 1978 con Como en casa, nuevamente con Nowicki y con la actriz francesa Anna Karina como protagonistas, que obtuvo la Concha de Plata del Festival Internacional de Cine de San Sebastián en 1979.

‘Adopción’

En los 80 se embarcó en un proyecto muy personal, una trilogía sobre su infancia y la historia de su familia titulada Diario personal, cuya primera pieza, Diario para mis hijos, obtuvo ese mismo año el Gran Premio Especial del Jurado del Festival de Cannes. Le siguieron Diario de mis amores (1987), galardonada con el Oso de Plata de la Berlinale, y Diario de mis padres (1990).

En la 28ª edición de ZINEBI, celebrada en 1986, Mészáros participó en la Sección Oficial con su cortometraje documental Ave Maria, sobre la inmigración en EE.UU y con la actriz británica Julie Christie como invitada.

En este siglo, la cineasta ha reducido sensiblemente su producción, aunque destaca la película El hombre sin enterrar, sobre el político Imre Nagy, primer ministro de Hungría en el momento de las protestas de la Revolución anticomunista de 1956. En 2007 recibió el premio Berlinale Camera del Festival de Berlín por el conjunto de su trayectoria cinematográfica.

Quizás también te interesen: