Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2016, que se celebra hoy 26 de abril, y aprovechando la reciente publicación de los datos del Observatorio de piratería y hábitos de consumo digitales, que constata que la piratería digital de contenidos culturales y de entretenimiento no remite, la Coalición de creadores e industrias de contenidos ha organizado una jornada de trabajo en la que expertos de Italia y Portugal reflexionaron sobre las diferentes estrategias contra la infracción de derechos de propiedad intelectual en internet que desarrollan estos países y por qué están teniendo éxito, en contraposición a un modelo español que debería ofrecer mejores resultados.

Día-Mundial-de-la-Propiedad

José Guerrero, Tomás González, Giovanna De Sanctis, António Paulo Santos y Lucas Blanque

Giovanna De Sanctis, experta de la unidad Copyright de la Autoridad para la garantía de las comunicaciones (AGCOM), explicó el procedimiento seguido en Italia, donde se han bloqueado 169 webs en menos de dos años. Curiosamente, el modelo italiano tomó de referencia para su diseño el procedimiento administrativo español de salvaguarda, con excepción del carácter independiente de la comisión.

Según explicó De Sanctis, desde el inicio de la actividad de la AGCOM hace dos años se han iniciado el 74,8 % de los procedimientos, con una eficacia contrastada: “El 51 % de los sitios denunciados han sido bloqueados, y el 38 % han retirado los contenidos infractores”. La experta italiana concluyó su intervención recordando la importancia de involucrar contra la piratería a los motores de búsqueda, a los actores del mercado publicitario y a los medios de pago.

Coalicion-jornadaPor su parte, António Paulo Santos, presidente de MAPINET, un organismo independiente formado por los principales actores del sector cultural y de las telecomunicaciones, detalló el funcionamiento del modelo portugués. Portugal ha bloqueado desde septiembre de 2015 más de 330 sitios web infractores, incluyendo tanto páginas de descargas como de streaming. “Más de 84 millones de obras pirateadas han sido retiradas de internet en un año”, destacó Santos. “Y lo más importante, no hemos tenido ningún problema legal con ninguno de esos bloqueos”. El experto portugués ha explicado que los sitios afectados pueden presentar la documentación que acredite que tienen autorización para ofrecer los contenidos y lograr que se levante de inmediato el bloqueo.

La ineficacia de la lucha contra la piratería en España

En una segunda mesa, diferentes especialistas españoles reflexionaron sobre qué extraer de estas experiencias europeas para lograr que el modelo español funcione. Tomás González Cueto, abogado del Estado y experto en las industrias de contenidos, aseguró: “España podría ser capaz de impulsar la vía administrativa, que se está demostrando eficaz en los países de nuestro entorno para lograr con éxito un descenso de la piratería y un desarrollo de la oferta legal de contenidos”.

González Cueto lamentó que el procedimiento, pese a estar avalado por dos sentencias del Supremo, es lento hasta extremos impensables, multiplicándose por diez el periodo previsto de tramitación de expedientes (400 días de media). “Tampoco ayuda la composición de la Comisión de Propiedad Intelectual, burocrática y con funcionarios que responden a ministerios con intereses opuestos en lo que respecta a la lucha contra la piratería. Por ello –concluyó‐ es fundamental no solo que se priorice el bloqueo de contenidos pirateados sino que además se haga en unos tiempos razonables, para reducir al mínimo los perjuicios causados”.

También Lucas Blanque, ponente del dictamen del Consejo de Estado sobre el proyecto de ley de reforma del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, señaló que en el Consejo de Estado “llamó mucho la atención la composición de la Comisión de la Propiedad”, así como “la cantidad de dificultades que se ponen a la protección de la propiedad intelectual”. “Sentencias del TJUE recuerdan, por ejemplo, que al facilitar información para identificar a los infractores debe haber ponderación, equilibrio, no el paroxismo actual hacia los datos de carácter personal”, concluyó Blanque.

José Guerrero Zaplana, Magistrado Coordinador del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo, señaló irónicamente: “Si esto no funciona, y estamos de acuerdo en que no funciona, por una vez no es culpa de los jueces”. El magistrado lamentó que no hubieran llegado a los tribunales más casos, aunque responsabilizó de ello a las características del proceso implantado por el legislador.

Después de la jornada los intervinientes, junto a los presidentes de las asociaciones que conforman la Coalición de creadores, acudieron al Congreso de los Diputados donde, invitados por el presidente de la Comisión de Cultura, mantuvieron una reunión con los miembros de la mesa y portavoces, a los que trasladaron la urgencia de hallar una solución eficaz al problema de la piratería digital que permita desarrollar la oferta legal de contenidos culturales y de entretenimiento.

La Coalición de creadores e industrias de contenidos está integrada por AEVI (Asociación Española de Videojuegos), AIE (Sociedad de Artistas Intérpretes Ejecutantes de España), CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos), CONECTA (Asociación de Canales Temáticos), EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales), FAP (Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual), FEDICINE (Federación de Distribuidores Cinematográficos), PROMUSICAE (Productores de Música de España), SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) y UVE (Unión Videográfica Española), representantes de la mayor parte del sector de la cultura y el entretenimiento, un sector que, en su conjunto, aporta más del 5% al PIB nacional y genera casi un millón de empleos directos e indirectos.