‘Desmontando a Lucía’ de Alberto Utrera termina su rodaje

6 noviembre, 2023

Ha finalizado la grabación de la película Desmontando a Lucía, el nuevo largometraje de Alberto Utrera (Yrreal, Impuros), protagonizado por Hugo Silva, Susana Abaitua y Julián Villagrán. Se ha filmado durante seis semanas en localizaciones de Madrid y Canarias.

Hugo Silva en el rodaje de ‘Desmontando a Lucía’ (Foto: Miguel Ángel Rodríguez)

Desmontando a Lucía propone un universo articulado en tres niveles narrativos: el mundo real (naturalismo expresivo), los recuerdos de Lucía (un homenaje a las películas de Super 8mm) y las fantasías de Simón (una declaración de amor al cine negro y los cómics).

Escrita y dirigida por de Alberto Utrera, la cinta cuenta con un equipo técnico que incluye a Miguel Ángel García como director de fotografía, con Carlos Bonmatí como responsable del sonido, Concha Campins como directora de producción, Mariano Martínez como montador, María del Busto como directora artística, Óscar Guimarey como director de vestuario, Elena Castaño como responsable del maquillaje, Nuño Benito como supervisor de los efectos visuales, The Lobby en la música, y Carlota Amor, Fede Pajaro y Juanjo Amor como productores ejecutivos.

El rodaje, se ha desarrollado durante seis semanas entre septiembre y octubre en distintas localizaciones de la ciudad de Madrid y de Las Palmas de Gran Canaria.

Se trata de una producción de Garajonay Producciones con estreno en salas previsto para 2024 de la mano de Tripictures.

Es una cinta de cine negro con tintes de comedia ácida que plantea al espectador el dilema sobre dónde está el límite de nuestros actos: ¿justifican nuestras vivencias pasadas los actos futuros? 

“La película es una declaración de amor al cine con el que me crie, y en el que se refugian algunos de sus personajes para tratar de aguantar una realidad que les desborda y les lleva a tomar decisiones complicadas», señala el director.

¿Cuál es el argumento? Lucía es detenida conduciendo el coche de su novio Héctor a 200 km/h, aturdida y ensangrentada. Compartía un fin de semana en la playa con él y con Elena, su mejor amiga. Ahora los dos están desaparecidos y Lucía solo recuerda una ‘pequeña’ discusión que terminó con una botella rota en la cabeza de Héctor, pero eso es todo.
 
Simón se considera a sí mismo un simple “perito judicial”. Cuando su socio Óliver, un abogado con problemas económicos a causa del juego, le encarga investigar a Lucía y las desapariciones, Simón no sabe que está a punto de llevar el peritaje a otro puto nivel. Obsesionado con las películas de cine negro de Bogart, Simón traspasará todos los límites al enamorarse de Lucía, la amnésica sospechosa del asesinato que investiga.

Quizás también te interesen:

Únete a nuestra Newsletter

Más de 1000 personas reciben las principales noticias sobre el sector audiovisual.

Al suscribirte aceptas la Política de Privacidad.