El pasado año los rodajes internacionales en España mantuvieron parámetros similares a los de 2018, tal y como destaca PROFILM, asociación de empresas de producción audiovisual internacional, en su balance

Rodaje en Madrid de ‘Way Down’. Foto: Ciudad de Madrid Film Office

El pasado año los rodajes internacionales en España mantuvieron parámetros similares a los de 2018, tal y como destaca PROFILM, asociación de empresas de producción audiovisual internacional, en su balance.

Así, 2019 cerró con 132.177.576 de euros de inversión directa en nuestro país frente a los 131.800.665 euros del año anterior, lo que supone un 0,3 por ciento de incremento.

La asociación señala que esta cifra confirma que el techo de inversión extranjera en España se encuentra en torno a los 130 millones de euros, ya que, a excepción del importante retroceso sufrido en 2017 (cuando se generaron suspicacias entre los inversores extranjeros respecto a la seguridad jurídica de sus inversiones en España, debido a la inspección de la AEAT a la producción El Caso Jason Burne, que finalmente se archivó), el máximo importe invertido fueron 133 millones desde que existen políticas de atracción de este tipo de inversiones.

Desde PROFILM defienden las características geográficas, paisajísticas, climatológicas, la experiencia de sus profesionales, la seguridad del país o sus infraestructuras, que son mejores que las de los competidores europeos. Sin embargo recuerda que la principal diferencia con ellos son los  incentivos fiscales. Desde 2015, nuestro país  cuenta un incentivo que devuelve el 20 por ciento de la inversión realizada, pero sólo hasta el límite de 3 millones de euros (40 por ciento y límite de 5,4 millones en Canarias). Este es el motivo por el que,  como máximo, se ruedan  algunas escenas, una o dos semanas,  justo hasta alcanzar una inversión de 15 millones de euros (el 20 por ciento de 15 millones son 3 millones de euros) o su paralelo en Canarias.

La asociación de productoras españolas de audiovisual internacional califica de pobre a esta política fiscal de atracción de rodajes, y recuerda que en el resto del continente el incentivo alcanza al menos un 25 por ciento de la inversión,  mientras que el límite de devolución es mucho más elevado e, incluso, en algunos países no existe. Todo ello explica los 3,5 mil millones de euros que reciben los británicos, pero también de los 277 millones de euros de Hungría.

De los datos extraídos de las empresas asociadas se concluye que, aunque ha disminuido el número de contratos realizados en 2019 respecto al año anterior, se abonó suma muy superior en concepto de cuotas a la Seguridad Social, pasando de 22.408 contratos a 13. 609, pero  incrementando en  2.698.148,3 euros las cuotas abonadas. La interpretación de este dato indica que aunque se hayan efectuado menos contratos, se trataba de puestos más cualificados y por tanto con un mayor rango salarial.

Entre las principales demandas de PROFILM a los poderes públicos, se encuentra el urgente   el incremento de los incentivos fiscales y de su límite de devolución en los próximos Presupuestos Generales del Estado, tal y como dio a entender ayer el Ministro de Cultura y Deporte durante su comparecencia en el Congreso. Y un compromiso por parte de los poderes públicos, para emprender una reforma íntegra del audiovisual creando un marco de comunicación y colaboración entre los distintos departamentos ministeriales (Cultura, Hacienda, Industria, Exteriores…) que afectan a esta industria, para evitar contradicciones y criterios divergentes que ocasionan daños reputacionales y de marca país, difíciles de reparar.

La asociación de productoras españolas de audiovisual internacional, PROFILM, representa al 90 por ciento de las empresas de producción que desarrollan proyectos audiovisuales con terceros países en España. Su constitución en 2018 se debió a la necesidad de mejorar la actual legislación que pretende atraer más rodajes internacionales a España y relativa a la gestión de los incentivos fiscales, la tramitación de visados, etc. (Puedes descargar el documento con las propuestas en este enlace).

La asociación está integrada por once empresas españolas que prestan servicios de producción, coproducción y postproducción a proyectos de cine y televisión internacionales, respaldadas por empresas proveedoras de servicios al audiovisual.