Esta ficción estará coproducida por la productora CTV, de donde parte a idea original, y Televisión de Galicia, donde tendrá su estreno.

Es una serie policial de seis episodios, dirigida por Miguel Conde y protagonizada por María Mera, Tony Salado, Ricardo De Barreiro y la colaboración especial de Nerea Barros. Se encuentra actualmente en fase de rodaje y el estreno será en el último trimestre del año.

CRTVG hace una nueva apuesta por la ficción de esta vuelta en coproducción con CTV, empresa especializada en la creación y producción de contenidos de entretenimiento y ficción para televisión.  O sabor das margaridas es un thriller policial de seis episodios con localizaciones exteriores en Abegondo, A Estrada, Vedra y Santiago, y en los estudios de CTV en Teo.

Dirigida por Miguel Conde (director de Serramoura, Seis hermanas y Bajo suspenso), la serie está protagonizada por las actrices Nerea Barros –ganadora del Goya a la mejor actriz revelación por La isla mínima– y María Mera (Matalobos, Dalia, la modista), y los actores Ricardo De Barreiro, conocido por su extenso trabajo en cine y recién en Fariña, y Tony Salado destacado por sus interpretaciones en cine, teatro y televisión como en la serie Pazo de familia. Como debutantes en la pequeña pantalla participan en el proyecto los talentosos Sara Sanz y Jimmy Núñez. El rodaje finalizará el próximo 22 de junio y su estreno en TVG está prevista para este otoño.

La estética, el paisaje y la evolución de los personajes serán los trazos distintivos de la serie, en la que los secretos y la sed de venganza mantendrán al espectador pegado a la pantalla.  Con O sabor das margaridas, CTV  y CRTVG dan un paso más en cuanto a calidad técnica y artística con la vista puesta también en el mercado internacional gracias a sus estándares de calidad, temática y estética. Es una serie “evento” de 6 capítulos y de final cerrado siguiendo las nuevas líneas y hábitos de consumo de los telespectadores.

La propuesta narra la historia de Rosa Vargas, una mujer fuerte, con recursos y que arrastra un pasado traumático. Es una agente de la policía judicial de la Guardia Civil que llega a un pequeño pueblo para investigar la desaparición de una joven conflictiva y sin familia a la que nadie parece interesado en buscar. En sus pesquisas contará con la colaboración de dos agentes locales con los que la relación no siempre será fácil. El que parece un caso sencillo se va a complicar y volviéndose más oscuro y peligroso cuando la investigación de la desaparición de Marta va sacando a la luz otros secretos, misterios, asesinatos, chantajes, drogas, prostitución… que hasta ese rato habían permanecido ocultos en la villa “donde nunca pasa nada”.