Desde finales de febrero, Fernando Victoria de Lecea (CEO de Meñakoz Films) es presidente de PROFILM (Asociación de Empresas Productoras de Audiovisual Internacional) una entidad fundamental para canalizar la inversión de rodajes extranjeros en España. Cine&Tele le ha entrevistado para conocer en profundidad sus objetivos en el cargo y las muy positivas cifras obtenidas en 2021, que se han duplicado tras la mejora de los incentivos fiscales.

Fernando Victoria de Lecea, presidente de PROFILM.

Fernando Victoria de Lecea, presidente de PROFILM.

PROFILM engloba al 90% de las empresas de service en España. En estos momentos está integrada por Nostromo Pictures, Sur-Film, Calle Cruzada, Meñakoz Films, Fresco Film, Volcano Films, Babieka Films, Palma Pictures, El Ranchito, Minded Factory, Seven Islands Film, Mediapro Services, Truenorth y Nanu Films.

Además, cuenta con una amplia red de colaboradores, empresas que prestan servicios al audiovisual en diversos sectores: Energy ServicesMacaronesia Films, Bestours Corporate, RD Asesores, Cuchara de Palo, Cuatrecasas, Urano Seguridad, Canary Islands Film, Ovide, Mi Guarida Pulida,Écija, QHotels y Almarae.

En el mes de junio, PROFILM presentó en Alicante, con motivo de la futura reapertura de los Estudios Ciudad de la Luz, el informe con las cifras relativas a 2021 sobre los rodajes y postproducciones internacionales desarrolladas en España.

Con la aprobación en mayo de 2020 de un aumento del incentivo fiscal tanto en porcentajes (de hasta un 30% en el primer millón gastado y un 25% en el resto) como en topes de devolución (con un límite de hasta de 10 millones de euros de devolución por proyecto), la inversión se ha doblado, alcanzando los 263 millones de euros en 43 proyectos.

Este incremento se manifiesta también en el empleo en el sector, que pasó de poco más de 10.000 contratos firmados en 2019 a cerca de 20.000 en 2021, lo que supuso un incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social de un 32,15% alcanzando los 18 millones de euros.

Además, el tiempo de estancia de una producción en España se extendió de forma notable en 2021. Mayoritariamente, permanecieron entre 9 meses y un año frente a las escasas semanas habituales con las anteriores condiciones financieras.

En cuanto a las localizaciones más utilizadas en 2021 por las productoras de service de PROFILM, Madrid, Andalucía y Cataluña encabezan la lista, seguidas de Canarias y Baleares. Y lo que respecta a los clientes, Estados Unidos y Gran Bretaña fueron los países más interesados en desarrollar sus proyectos en España.

 

Cine&Tele: Dentro de unos meses PROFILM cumplirá cinco años. ¿Qué valoración hacéis de esta trayectoria? Habéis ido incorporando nuevos miembros de manera continuada desde los inicios, lo cual es un indicio del buen trabajo realizado y de las ventajas que ofrece la asociación…

Fernando Victoria de Lecea: PROFILM nació como una necesidad de los profesionales especializados en desarrollar proyectos procedentes de otros países, de poner en común los problemas con los que nos encontrábamos para trabajar. En ese momento, no éramos muchos los que contábamos con experiencia en este campo en España por lo que fue sencillo contactar y empezar a trabajar; después, han ido surgiendo más empresas en este sector.

Rodaje de Fresco Film

Rodaje de Fresco Film

Sucesivos cambios normativos, derivados de la pandemia y de la llegada de las plataformas, han hecho posible que algunas de nuestras reivindicaciones se hayan hecho realidad y que más empresas productoras opten por dedicarse al service internacional.

Soy una persona muy comprometida con el asociacionismo, y verdaderamente creo que sólo compartiendo conocimientos y hablando entre nosotros, se pueden generar soluciones sencillas y eficientes para un sector tan estratégico como el nuestro. Ese ha sido y sigue siendo el papel de PROFILM, el de aunar datos y exponer la realidad de esta industria a nuestro interlocutor, la Administración.

 

C&T: Desde febrero ostentas la labor de presidente. ¿Cómo valoras la etapa previa con Adrián Guerra y qué objetivos te marcas en el cargo en estos próximos años?

F.V.L.: El papel desarrollado por Adrián ha sido fundamental y muy complejo: no es fácil sacar adelante una asociación de la nada en un sector muy polarizado en nuestro país y en un contexto de cambios de gobierno y de paralización total por la COVID19. Sin embargo, fue capaz de convertir a PROFILM en relevante en ese entorno. Todo ello, sumado al hecho de que se trata de un productor multitarea con muchos proyectos a sus espaldas.

De cara al futuro, los ejes de trabajo de PROFILM deben volcarse en garantizar la seguridad jurídica del sistema de incentivos fiscales
internacionales, el reconocimiento del coste de una obra de forma más eficiente y la determinación de los gastos deducibles para el productor nacional de modo claro.

Rodaje de 'The Head' de The Mediapro Studio.

Rodaje de ‘The Head’ de The Mediapro Studio.

Tenemos que intentar una colaboración entre las administraciones Tributaria y de Cultura. También es muy importante tener un registro de todas las producciones internacionales en España, que nos permitiera manejar unos datos, no sólo económicos, de cara a las negociaciones futuras con la Agencia Tributaria. Es bastante increíble que respecto al 36.2, Cultura y Hacienda no compartan datos ni gestiones.

Por otra parte, participar en las acciones del Spain Audiovisual Hub, colaborar con Audiovisual from Spain del ICEX, con Spain Film Commission, para que la administración disponga de más datos sobre lo que nuestro sector aporta, como ya hemos mencionado, y continuar demandando mejoras del incentivo fiscal también para la postproducción, estarán entre los objetivos inmediatos de PROFILM.

 

C&T: La labor de PROFILM es imprescindible para canalizar de forma ordenada la inversión extranjera en España. ¿Creéis que es valorada y conocida en el sector la función que hacéis y los beneficios que comporta?

F.V.L.: Parcialmente. Trabajamos de la mano de muchas otras asociaciones que nos conocen y comparten nuestros objetivos, pero hay muchos otros compañeros que nos miran con cierto recelo derivado del desconocimiento de nuestro trabajo.

Somos productores audiovisuales, no desarrollamos los proyectos ni asumimos el riesgo de la financiación de estos; pero somos responsables de toda la producción en España (contrataciones de personal, proveedores, viajes, alojamientos, transportes, etc.), con lo que esto conlleva como en cualquier otra producción. La única diferencia es que trabajamos por encargo de un cliente extranjero que ha decidido que su serie o su película se ruede en España.

A lo largo de las décadas, hemos aprendido de las nuevas técnicas utilizadas fuera, porque hemos emigrado o porque hemos trabajado con ellos aquí. El panorama audiovisual internacional es más variado, no sólo porque, en general, tenga más presupuesto, sino porque también trata todos tipo de proyectos y géneros; y trabajar en él, nos permite a abarcar producciones diferentes. Creo firmemente que sin este tipo de intercambio hoy no seríamos lo que somos a nivel internacional.

 

C&T: Ha habido algunas críticas porque el Hub Audiovisual está muy enfocado en atraer inversión y no tanto en generar y potenciar la Cultura propia. ¿Esta política provoca algún tipo de enfrentamiento u hostilidad, a pesar de que vosotros lo único que queréis es sumar para que en España por fin se pueda hablar de industria audiovisual?

F.V.L.: Sí, es cierto, pienso que cualquier industria, tiene que ser fuerte y estar consolidada a nivel nacional, antes de lanzarse a nuevos mercados o promoción de su territorio. Por lo tanto, a nivel del sector audiovisual, tiene que suceder lo mismo. Y esto pasa inevitablemente por aumentar el presupuesto del ICAA, pero, no sólo para el Fondo de Protección, sino, también, para permitirle crecer en cuanto a personal, medios, etc.

Modestamente, creo que de esos 1.600 millones de euros, se podría haber dedicado una pequeña parte a Cultura, si bien es cierto que han recibido alguna ayuda del Plan de Recuperación, Transformación y resiliencia.

En el Hub Audiovisual se habla de atraer capital extranjero y aunque está pensado para que más producciones se rueden o se postproduzcan en España, el objetivo fundamental es atraer empresas para que se instalen aquí. Y ese no es nuestro nicho de trabajo.

Creo que en ningún caso debe verse con hostilidad que el Gobierno haya decidido iniciar un camino de diálogo con el sector y pensar en el audiovisual como industria. Todo lo contrario, el mero hecho de considerar al sector audiovisual como “sector estratégico”, ya es un hito. Un mundo ideal sería aquel en el cual, si se aumenta la atracción de proyectos audiovisuales en España, estos dejen más dinero, las arcas del Estado engorden y, de aquí, sacar dinero para el fomento de la producción audiovisual nacional.

 

C&T: En la introducción hemos apuntado el magnífico aumento en las cifras en el sector de service en España. ¿Cómo valoras esta inversión y la riqueza que crea en nuestro país en forma de empleos, ingresos para las arcas públicas por impuestos, cotizaciones, etc.? ¿Cómo se distribuyen los datos por cine y televisión?

F.V.L.: Los datos son más que elocuentes: desde que se mejoraron los incentivos fiscales en 2020, se ha doblado tanto la inversión como el número de proyectos, los contratos de trabajo, los pagos de impuestos… todo ello derivado mayoritariamente de la producción de series que en, aproximadamente, un 70% han sido las generadoras de estas cifras frente a un 30% de películas.

Desde el plano exclusivamente económico, la valoración sólo puede ser muy positiva. Esto reafirma lo que sucede en otros países de nuestro entorno y que he comentado antes: mejores incentivos, más proyectos, más retorno económico en el país.

Rodaje de Minded Factory

Rodaje de Minded Factory

C&T:  En 2020, después de muchas reivindicaciones del sector, el Gobierno mejoró las desgravaciones fiscales para que España empezara a resultar competitiva a la hora de atraer rodajes. Como se ve por los datos, es algo que se está notando. De todos modos, el gran problema es el límite de devolución, que imposibilita que vengan grandes producciones salvo si es por poco tiempo, ¿correcto?

F.V.L.: Efectivamente, los datos antes comentados son la mejor prueba de que nuestras demandas estaban en lo correcto: una vez que los incentivos se sitúan en el mismo nivel que los de nuestros vecinos europeos, las producciones extranjeras han preferido venir a España. Aunque no para todo tipo de proyectos.

Tal y como comentas, aquellos que exigen una mayor inversión, optan por rodarse en otras localizaciones que ofrecen mejores ventajas fiscales. Hoy por hoy, el porcentaje de desgravación es el adecuado (30% y 25% en península) pero el límite de devolución se ha quedado corto y debería incrementarse notablemente para que los grandes proyectos cinematográficos que todos recordaremos dentro de muchos años se rueden aquí. Claro, esos son datos que nosotros proporcionamos de nuestros socios.

Insisto, una vez más, en que es fundamental disponer de unos datos que nos permitan hacer un Estudio de Impacto Económico.

 

C&T:  Otro de los objetivos del Hub es agilizar los permisos para facilitar la entrada de profesionales extranjeros. ¿Es un paso adelante? Aun así, España sigue siendo demasiado compleja burocráticamente hablando, ¿verdad?

F.V.L.: Lo cierto es que se han dado pasos de gigante trabajando con el Ministerio de Migraciones y Seguridad Social. El año pasado se pusieron en marcha unas instrucciones que facilitaron tremendamente la entrada de aquellos profesionales que van a trabajar hasta 90 días en España. Como toda nueva medida que afecta a distintos departamentos ministeriales, necesita correcciones y mejoras que se aprecian cuando empiezan a aplicarse.

El engranaje de cualquier Estado es complejo, especialmente para quienes no trabajamos en él sino con él, pero también permite más control y seguimiento de las actividades de los contribuyentes.

Sí, España se ha convertido en un país muy complejo a nivel administrativo. Nuestro propósito en PROFILM es precisamente mostrar cómo algunas de las medidas previstas en distintas materias son imposibles de aplicar en la práctica o no producen los efectos que el legislador pretendía generar cuando se aprobaron. Buscamos entonces alternativas y las proponemos para su implantación.

 

C&T:  ¿Cómo de importante crees que va a ser la reapertura de Ciudad de la Luz?

F.V.L.: Sin duda, va a ser todo un revulsivo para el audiovisual español tanto nacional como internacional. Por la parte que nos toca, muchos de nuestros clientes que quieren rodar en España se lo piensan mejor al calcular el coste que les supone mover toda la producción después a Reino Unido para rodar en un gran estudio, con los inconvenientes de visados de trabajos, aduanas, etc.

Alicante está bien comunicado con los principales nódulos de rodajes utilizados por los estudios extranjeros y, además, para un norteamericano, por ejemplo, viajar de Madrid a Alicante no es nada, comparado con las enormes distancias de un país tan grande como Estados Unidos.

Es cierto que el entorno de Alicante ha perdido gran parte del tejido industrial que empezó a implantarse desde 2006 hasta 2012 y es algo que deberá tenerse en cuenta. Hará falta un buen trabajo de actualización y gestión, sobre los que ya han empezado a tomar decisiones los actuales responsables.

 

C&T:  PROFILM forma parte de la plataforma PAP, que se ha mostrado muy beligerante contra la modificación de la Ley General de Comunicación Audiovisual por la condena que supone para la producción independiente. Como reacción, ha habido una unión entre asociaciones sin precedentes. ¿Cómo valoras esta colaboración conjunta y cuál puede ser el desenlace?

F.V.L.: La falta de una federación de productores tras la desaparición de FAPAE nos ha obligado a reiniciar un trabajo muy positivo de colaboración entre asociaciones y federaciones de productoras, encaminado a disponer de una sola voz de cara a la tramitación de normas muy relevantes para el futuro del audiovisual español. No sólo hemos participado en los debates de la Ley General de Comunicación, sino también en la reforma parcial del Estatuto del Artista, la Ley de Cine y Cultura Audiovisual, la Ley de Propiedad Intelectual, etc.

Como consecuencia, los Ministerios de Economía y Cultura han propuesto a PAP y al resto de asociaciones o miembros del sector, la creación de un grupo de trabajo en el que todos los actores de la producción audiovisual española debatamos y aportemos nuestro punto de vista para tratar de ir avanzando.

 

C&T:   Otras necesidades de la industria son un instrumento fiscal más eficaz y sencillo que las AIE y la creación de una Agencia Estatal de Cine para poder disponer de un mayor presupuesto. ¿Qué habéis planteado desde PROFILM?

F.V.L.: Exacto, es muy importante eliminar la creación de una AIE para aplicar el incentivo fiscal nacional (36.1) y tratar de asemejarlo más al internacional (36.2). En definitiva, hacerlo más sencillo para que más proyectos se puedan beneficiar de él.
Junto al resto de asociaciones y federación de PAP propusimos la creación de esta Agencia que proporcionaría más libertad a la hora de implementar medidas dirigidas al sector dadas las restricciones que se le imponen al ICAA por su carácter de organismo público.

Sin embargo, parece ser que la nueva Ley del Cine y de la Cultura Audiovisual, no prevé introducirla sino más bien crear un Consejo que nos permita tener voz a los administrados. Es otra opción que al menos mejora lo que tenemos ahora, pero que no contribuye a mejorar la financiación de un ICAA que siempre estará al albur de unos Presupuestos Generales del Estado que no suelen ser muy espléndido por norma general con el Ministerio de Cultura y Deporte.

Cualquier política audiovisual debería pasar por consolidar un sector desde la base, desde su producción nacional y, para ello, sin un ICAA fuerte y sólido iremos parcheando la situación, pero no provocaremos un avance radical.

Rodaje de Seven Islands Film

Rodaje de Seven Islands Film

C&T:  ¿Qué otras reivindicaciones estáis transmitiendo desde PROFILM a las autoridades?

F.V.L.: En ocasiones se evidencia una falta de unidad dentro de la propia Administración respecto a la relevancia del audiovisual: por una parte, se crea el Hub y por otra se impide rodar en el Parque Nacional del Teide o se impide que la postproducción obtenga los mismos beneficios que los rodajes reales.

Se modifica el Estatuto del Artista, pero seguimos sin un código para la inscripción de nuestros contratos laborales en el SEPE. Creemos que disponer de un foro en el que administración y administrados trabajasen de la mano marcaría un antes y un después en las políticas regulatorias que afecten a esta industria.

 

C&T:   Queréis promover una línea de formación de profesionales, ¿no es así? ¿Qué nos puedes explicar de ella?

F.V.L.: Desde nuestra humilde experiencia, hemos emprendido un decidido camino de colaboración con el Instituto de Radiotelevisión Española que ha obtenido una fuerte inyección económica de 76.879.830 euros (38.439.915 euros a 2022, y 38.439.915 euros a 2023) para la formación en capacidades digitales en el marco del componente 19 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Así, hemos iniciado ya los primeros pasos para crear una estructura que, de la mano de RTVE, genere una formación lo más adaptada y actualizada posible a las nuevas demandas del sector.

El objetivo es tratar de paliar el actual déficit de trabajadores cualificados que ya está generando graves problemas en otros países como Reino Unido. Si conseguimos atajar esta situación, sin duda podremos convertirnos en un lugar aún más atractivo para alojar proyectos internacionales. También aquí hay mucho trabajo, no tiene que ser formación reglada, Universidades, también se pueden buscar otros caminos, dar más relevancia a la Formación profesional, más información a los estudiantes de bachillerato de las opciones a estudiar dentro del campo audiovisual, etc.