Estamos en un auténtico caos informativo porque se están produciendo al mismo tiempo tres acontecimientos históricos para la industria audiovisual española: la tramitación de la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual, la tramitación de la nueva Ley del Cine y la puesta en marcha del Hub Audiovisual Español. Las tres deberían estar siendo negociadas por los mismos equipos pero España es diferente. Para algo deberían servir nuestros 22 ministerios… para complicarnos la vida al límite. Todas ellas deberían estar siendo gestionadas por un solo organismo público, que sería homólogo al CNC francés y que debería sustituir al ICAA. 

Varios de los productores firmantes del comunicado durante la presentación del mismo en Cannes 2022

Cannes es el gran símbolo del cine de calidad y este cine es sólo posible gracias a los esfuerzos de la producción independiente. Hace unos días publicamos la noticia de cómo la última modificación del proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, que va a entrar en inminente tramitación parlamentaria, había desatado enormes críticas entre los productores españoles, que consideran las enmiendas introducidas una traición y una nueva amenaza a la producción independiente. En el marco de la 75ª edición de Festival de Cannes que se está celebrando, hoy ha tenido lugar un acto convocado por las plataformas de productores P.A.P. y PATE para alzar la voz contra el texto propuesto.

Durante este Festival de Cannes, a lo que habría sumar la última y exitosa edición de la Berlinale, hemos estado subrayando el buen hacer de las producciones españolas, que están siendo reconocidas en los eventos de mayor calado internacional y que solamente con el impulso de la industria independiente pueden ser posibles.

A continuación, Cine&Tele quiere dar voz a la producción independiente en este momento tan delicado para ella, con el objetivo de conseguir que el texto pueda replantearse tras el paso por el Parlamento y que el conjunto del sector al que pretende ayudar esté satisfecho con la Ley, de modo que publicamos íntegramente el comunicado que han lanzado:

“La totalidad de las asociaciones que representan la producción audiovisual española, que crean y producen la mayoría de las series, películas y programas de todos los géneros muestran unidos su profundo estupor por los cambios que el Partido Socialista ha introducido en las últimas horas en la Ley General de Comunicación Audiovisual que está en la recta final de su tramitación parlamentaria.

Es la primera vez en mucho tiempo que tanto AECINE, DIBOOS, MAPA, PIAF, PROA y PROFILM, agrupadas en la Plataforma Audiovisual de Productoras Independientes (P.A.P.) como PATE Productores Audiovisuales cierran filas contra lo que puede suponer el final de una industria floreciente y supuestamente estratégica para el país.

Los cambios introducidos mediante enmiendas que pretendían una supuesta mejora técnica del texto suponen un golpe de gran dureza para la producción independiente y al sector cultural vinculada a la misma cuya viabilidad pasa a estar gravemente amenazada.

Ello incluye todo el talento, creatividad y empleo que pivotan alrededor de nuestras empresas asentadas a lo largo del tiempo con gran aceptación de la ciudadanía, así como otros mercados internacionales a los que han viajado con gran éxito.

Con estas decisiones que debería por fin acercarnos, cumpliendo con la directiva audiovisual europea que se pretende trasponer en este texto, a los países de nuestro entorno, lo que en realidad consigue es definitivamente alejarnos de ellos sumiendo a la cultura audiovisual y a la producción independiente a una crisis inmediata y casi definitiva.

El acto de PAP y PATE ha suscitado el interés de la prensa española generalista.

El acto de PAP y PATE ha suscitado el interés de la prensa española generalista.

Tras la reunión de la Ponencia de la tramitación de la Ley General de Comunicación Audiovisual, lugar donde se acordaron y aprobaron una serie de enmiendas al Proyecto de Ley hemos descubierto unos cambios que significan una modificación completa del modelo, en relación a la producción audiovisual, que se nos ha estado presentando en todo el larguísimo proceso de elaboración y con el que, en términos generales, teníamos puntos de acuerdo.

Resulta singularmente grave la Enmienda 790 que, con la justificación de una “mejora técnica”, modifica así el art. 110.1:

  • 1. “Se considera productor independiente a efectos de este capítulo a la persona física o jurídica que no está vinculada de forma estable en una estrategia empresarial común con un prestador del servicio de comunicación audiovisual obligado a cumplir con lo establecido en los artículos 115 a 117 y que asume la iniciativa, la coordinación y el riesgo económico de la producción de programas o contenidos audiovisuales, por iniciativa propia o por encargo, y a cambio de una contraprestación los pone a disposición de un dicho prestador del servicio de comunicación audiovisual”

Pues bien, esta modificación implica un cambio de enorme calado con consecuencias muy graves, tanto para la producción independiente, como para el sector en su conjunto y la diversidad y creatividad de producción europea.

A pesar de que literalmente pueda parecer mínimo el cambio introducido, lo cierto es que modifica la obligación general de no vinculación con un prestador, al limitar dicha obligación de no vinculación, exclusivamente, respecto del prestador con el que se contrata, lo que permite que las productoras dependientes de televisiones y plataformas puedan considerarse independientes sólo contratando de forma cruzada con otros prestadores del servicio de comunicación audiovisual.

En el stand de Filmax en el Marché du Film de Cannes 2022 destaca la nueva película de Cesc Gay, 'Historias para no contar'. Con el texto de la LGCA se corre el riesgo de que haya muchas historias que nuestra industria no pueda contar, resultando en una pérdida de riqueza, diversidad y empleo.

En el stand de Filmax en el Marché du Film de Cannes 2022 destaca la nueva película de Cesc Gay, ‘Historias para no contar’. Con el texto de la LGCA se corre el riesgo de que haya muchas historias que nuestra industria no pueda contar, resultando en una pérdida de riqueza, diversidad y empleo.

Es decir, las Productoras vinculadas a un Proveedor de Servicios de Comunicación, tendrán la consideración de Independientes cuando produzcan para otros Proveedores de Servicios de Comunicación compitiendo de forma desleal y con injusta ventaja con los verdaderos Productores Independientes. Estos Proveedores de Servicios de Comunicación (televisiones y plataformas) no sólo cuentan con las ventanas donde exhibir el contenido, sino que además tienen la plataforma donde se anuncia.

De esta manera, esta modificación impulsa concentración inmediata de la industria, en el duopolio televisivo actual y en el medio plazo en las grandes plataformas internacionales. Está garantizada la deriva al pensamiento único desde el punto de vista de la diversidad cultural. Va en contra del movimiento de la visión europea y su diversidad de la que el productor independiente es garante desde sus inicios. Pero no sólo tiene un impacto cultural, sino que con esta concentración se ponen en riesgo más de 25.000 empleos, de los que se pueden perder más de 17.000 y precarizar los 7.000 restantes. Además deja indefensos al talento y a los creadores frente a grandes conglomerados corporativos.

Esta orientación está en contradicción con los objetivos de la Directiva Europea de Medios Audiovisuales (AVMS) y no hará sino generar litigiosidad en el sector”.

María Zamora, productora de 'Alcarràs' (Oso de Oro en Berlín) y jurado este año en la Semana de la Crítica, ha leído el comunicado.

María Zamora, productora de ‘Alcarràs’ (Oso de Oro en Berlín) y jurado este año en la Semana de la Crítica, ha leído el comunicado.

 


A continuación, puedes leer la versión digital de la nueva edición de Cineinforme, dedicada especialmente al Festival de Cannes 2022: