En 2008 veía la luz la plataforma española pionera en el modelo Video on Demand, Filmin. Con motivo de su gran momento de forma actual, Cine&Tele entrevista a su cofundador y director editorial para conocer cómo ha evolucionado desde entonces, analizar el mercado nacional de plataformas y lanzar una mirada al futuro del sector.

Cine&Tele entrevista a Jaume Ripoll

Jaume Ripoll, cofundador de FILMIN

Cine&Tele: ¿Cómo y cuándo nace Filmin y cuáles son sus señas de identidad?

Jaume Ripoll: Filmin es una plataforma de cine online, que incluye películas, series y cortos. La génesis del proyecto tuvo lugar en 2006, aunque la plataforma no estuvo operativa hasta 2008. Comenzamos a ofrecer un servicio de tarifa plana, tal como lo conocemos hoy, en 2010. Somos una compañía española, con sede en Barcelona, oficina en Madrid y una versión portuguesa desde hace tres años.
Desde hace cinco años estamos también en México, con la plataforma Filmin Latino cuya gestión lleva a cabo INCINE, la versión del gobierno mexicano del ICAA. Nuestra plataforma se dedica fundamentalmente a la defensa y promoción del cine europeo, independiente, clásicos, documentales…

C&T.: ¿Cómo habéis vivido este año tan atípico?

J.R.: Desde el mes de marzo hasta ahora hemos estado colaborando con festivales, especialmente con aquellos que debido a la situación del COVID no han podido celebrar su edición presencial. Así, hemos actuado como sede del D ‘A Film Festival Barcelona o el Festival de Cine Alemán y ahora estamos colaborando con la temporada de festivales de otoño, que se puso en marcha cuando terminó nuestro Atlántida Film Fest que cumplió diez años en esta última edición.

En estos meses estaremos acogiendo unos veinticinco festivales, por lo que tenemos un gran reto por delante: satisfacer las necesidades de esos festivales, al tiempo que intentamos no aturdir al espectador con tanto contenido nuevo. Queremos presentárselo de forma atractiva para que no acabe abrumado.

C&T.: ¿La experiencia organizando el Atlántida Film Fest ha pesado en que otros festivales confíen en vosotros para celebrar, en muchos casos, su primera edición online?

J.R.: Cumplimos diez años como festival pionero, dignificando la ventana de internet para el cine. Hace una década era impensable que películas como Stories We Tell de Sara Polley, Like Someone in Love de Kiarostami o Alps de Lanthimos pudieran llegar a nuestro país. Ese es nuestro proyecto. Lo que pasa es que de marzo a esta parte, más gente ha entendido que realizar un festival online no es el fin de las películas que ahí participen o que condicione definitivamente la vida comercial de las mismas, sino que permite que puedan encontrar un público nuevo y que el festival expanda su marca más allá del territorio local o autonómico. Todas esas ventajas indican que el camino a seguir para muchos festivales será el híbrido. No todos por supuesto, quedarán fuera de la ecuación aquellos que sean muy grandes o muy pequeños, pero es un camino a seguir.

La Pintora y el Ladrón encabezó el Atlántida Film Fest

C&T.: ¿Ha supuesto el COVID el empujón definitivo para que se establezca una nueva relación entre cine y plataformas?

J.R.: El nuevo paradigma que anunció Álex de la Iglesia en los Goya de 2011 ya lleva tiempo con nosotros, no lo ha provocado el COVID. Filmin lleva tiempo asentada como plataforma gracias a que el público se ha acostumbrado a pagar por los contenidos y a compartir plataformas para satisfacer sus necesidades audiovisuales. Sin embargo esto, que ya es una realidad, no ha impidedido que la taquilla bata récords históricos los últimos años. Más allá de titulares y algunos conflictos de baja intensidad, el camino pasa por aquí. Es verdad que la situación actual provocará en la exhibición algunos cambios que se antojan sistémicos, pero no creo que altere definitivamente el camino que se estaba trazando.

C&T.: ¿Qué diferencia a Filmin como plataforma y cuál es vuestro target potencial?

J.R.: Yo creo que Filmin es una plataforma diferente a las demás porque ofrecemos contenido singular, clásicos, contenidos exclusivos procedentes de todo el mundo y grandes nombres representativos del cine europeo. ¿A qué público le interesa esto? Al chaval joven, cinéfilo, que comparte piso con sus compañeros de carrera y le gusta ponerse al día de todo lo que se hace en el cine actual. También a ese público más adulto que quiere invertir su tiempo en contenidos clásicos o en el cine nuevo que llega de alquiler. Sí tenemos claro que hay un target adolescente al que no vamos a llegar a él porque es más complicado y ya lo tienen asimilado otro tipo de plataformas.

C&T.: ¿Qué volumen de usuarios suscritos manejáis?

J.R.: Esto como sabes es un dato confidencial. El día que todos vayamos juntos a la playa nudista desnudos (risas) lo comunicaremos sin problema. Pero hasta entonces…

C&T.: ¿Cómo se explica el éxito de El Colapso? ¿Ha supuesto un aumento en vuestro número de suscriptores?

J.R.: El Colapso ha supuesto uno de los mayores impactos a nivel nacional que hemos tenido. Por la naturaleza impactante de la serie, llamativa, contada en episodios cortos de entre 20 y 25 minutos… En un momento en el que quizá no había una oferta tan amplia por parte de de otras compañías, apostamos por ella con una fuerte inversión publicitaria.

El Colapso

Con la gran oferta que hay en todas las plataformas la clave es mantener a los clientes que ya tienes y El colapso ha contribuido enormemente a ello. Es muy complicado encontrar estos títulos tan llamativos, pero nosotros hemos tenido la suerte de incorporar otros como Pure, Halt and Catch Fire o la película que encabeza el Atlántida y viene de ganar Sundance –La pintora y el ladrón– que han tenido un éxito similar. La captación de clientes se ha convertido en un fenómeno que consiste en precisamente eso, generar pequeños fenómenos a partir de títulos con un tratamiento novedoso o particular que permita enganchar al espectador a través del boca a boca.

C&T.: ¿Qué títulos que han llegado recientemente o llegarán próximamente a Filmin te gustaría destacar?

J.R.: Aun no hemos estrenado uno de los títulos potentes de Atlántida, Surge, con el que Ben Wishaw gano el mejor actor en Sundance. También llegará pronto una de las películas de terror más potentes de este año She Dies Tomorrow que pensamos que será significativa. En cuanto a series confío en el potencial de Adult Material, que se adentra en la industria del porno. También quiero citar Caza de brujas, serie que trata sobre corrupcion bancaria y se inscribe en ese estilo duro al estilo de La Ruta del Dinero. Además, todos los títulos interesantes que llegarán gracias a la colaboración con los festivales de cine, que anunciaremos cuando los propios festivales anuncien su programación.

C&T.: ¿En qué consiste vuestra iniciativa pionera #FilminGRRRLS?

J.R.: La iniciativa #FilminGRRRLS nace en 2019 con motivo de la celebración del 8 de marzo. Es un canal exclusivamente dedicado al cine dirigido y/o realizado por mujeres, ya sea en ámbitos de guión, montaje o dirección de fotografía. Paralelamente, en 2020, se inició un hilo en Twitter donde cada día se recomienda una película de todas las directoras que hacen el catálogo de Filmin, con ya más de 1000 títulos y sumando cada día.

C&T.: ¿El futuro de Filmin pasa, como ha sucedido con la mayoría de plataformas, por la producción propia de contenidos?

J.R.: Hasta ahora hemos coproducido contenidos con los que estamos muy satisfechos. Ojos negros, ganadora en el festival de Málaga, está coproducida por nosotros, o Barcelona noche de invierno o el documental sobre la cantante Samantha Hudson. Hemos trabajado esta línea y la seguiremos trabajando. Pero quizá nos falta un sello propio que lanzar, para que el trabajo no quede tan diluido.

Ojos Negros, coproducida por Filmin

Intentaremos desarrollar esa marca propia que nos permita comunicar lo que tenemos. Aunque quizá nunca lo hagamos con la contundencia de otros porque tenemos un pensamiento: ya se ruedan muchas películas y nuestra función principal es darlas a conocer. Ese también es un reto que no es tan sencillo y que cuesta mucho esfuerzo.

C&T.: En los últimos años, el mercado de plataformas ha ido incorporando nuevos agentes ¿Puede el panorama asumir la llegada de alguna más o se ha llegado al límite?

J.R.: Aún quedan plataformas por llegar, es incuestionable. La sensación que tengo es que hay un número demasiado elevado y algunas de ellas se parecen demasiado.

Entiendo que en los próximos años el mercado de plataformas atravesará un escenario de fusión, especialización y desaparición. Son los tres estados a través de los que se irá aclarando el panorama. Es importante que sea lo más heterogéneo y variado posible, en busca de la salud del audiovisual y la satisfacción del espectador.

Tampoco puede ser que toda la oferta sea generalista y que ciertas plataformas ocupen tanto mercado que impidan que otras más específicas acaben prosperando. En ese sentido, soy todo lo optimista que se puede ser en una situación tan complicada -económicamente hablando- como la actual.

En el mundo digital es muy complejo pensar a cinco años vista por los cambios que se producen, pero en definitiva algunas compañías desaparecerán, otras dejarán nuestro país y habrá fusiones. En lo que respecta al espectador, pienso que acabará suscribiéndose a través de las teleoperadoras, que ya ofrecen suscripciones a las plataformas a través del abono de la línea o la tarifa del móvil.

C&T.: ¿Qué mensaje lanzarías al usuario indeciso, para que se decida a probar Filmin en lugar de otra plataforma?

J.R.: Si quiere, puede entrar a ver nuestro catálogo. La entrada para curiosear es gratis. Y si le gusta lo que ve, la suscripción cuesta solo ocho euros. Si es un espectador inquieto, con ganas de ver películas y series de calidad, importantes y títulos nuevos que se de una vuelta por nuestro catálogo.
Si quiere ver contenidos de Marvel, no tenemos lo que busca. Pero si quiere acceder a otro tipo de títulos variados, que van desde Terminator hasta El Colapso, está en el sitio adecuado.


Ya disponible online la última edición de Teleinforme. ¡No te la pierdas!