El sector de la Cultura pide en un manifiesto recibir el 3,2% del Fondo de Recuperación Europeo

La pandemia global está causando un enorme daño en toda la economía pero el sector de la Cultura es uno de los más perjudicados, especialmente en aquellos casos que depende de la experiencia colectiva. Varias asociaciones acaban de firmar un manifiesto en el que demandan al Gobierno la aplicación del 3,2% del Fondo de Recuperación Europeo para la Cultura, que es lo que se corresponde con su aportación al PIB.

Rodaje de 'El visitante'
Rodaje de ‘El visitante’

El sector de la Cultura ha remitido hoy al Ministro de Cultura un manifiesto en el que se reclama con urgencia un pacto de Estado por la Cultura como bien esencial.

La industria estima que los recursos deberían asignarse en el contexto actual para «garantizar que la cultura siga desempeñando su papel esencial en la sociedad española».

Estos representantes consideran que el 1,1% de los Presupuestos Generales destinado a Cultura y Deporte es insuficiente. En su opinión, la Cultura, como la sanidad y la educación, «es un derecho que requiere cuidado e inversión».

Dado que va a sufrir una vuelta a la normalidad más tardía, pues su actividad está muy vinculada a grupos de personas y aforos, subrayan que habría que dotarla con un porcentaje del fondo de recuperación europeo proporcional al que aporta al PIB estatal ( 3,2%).

«Sin pretender ser insolidarios, el sector considera que es muy importante darle a la Cultura el lugar que merece y ofrece su colaboración en la búsqueda de propuestas que ayuden a superar esta situación sin precedentes», remarcan.

El manifiesto está firmado por numerosas asociaciones: Alianza Audiovisual (ADDP, AEC, AFPE, ALOCAT, AMAE, Microclima Canarias, AMMAC APPA , APSA, ATC, ATPE, ATRAU, Audiovisual Plural Canarias, DIRIGE, Docma Musimagen, PNR, TESA, TESEA), Alerta Roja#Hacemos eventos, AMPE (Asociación de Músicos Profesionales de España), CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales), ES_MÚSICA (Federación de la Música de España: ACCES, AEDEM, AIE, APM, ARTE, OPEM, PROMUSICAE, SGAE, UFI), FAGA (Foro de Asociaciones de Guionistas Audiovisuales: AGAG, EHGEP, GAC/SIGC, EDAV), FAIC Federación de Asociaciones Ibéricas de Compositores: ACC, ACEX, ACG, ACIM, AMCC, CIMMA, COSMITE, PROMUSICAN),  FEMA (Federación de Músicos Asociados), PDC (Plataforma en Defensa de la Cultura), PEATE (Plataforma Estatal de Asociaciones de Técnicos del Espectáculo), PIAF (Productoras Independientes Audiovisuales Federadas: AEPAA APRIA, AMA, AVAPI, IBAIA, NAPAR, PAC), UMP (Unión de Músicos Profesionales: ACIMC, AMA, AMJM, AMT, ANDAJAZZ PRO, GEMA, MAV, MUSICAT, MUSIKARI, PROMUSIC, SBB), CCOO (Confederación Sindical de Comisiones Obreras), CGT (Confederación General del Trabajo), CST- Músicos (Coordinadora Sindical de Trabajadores/as Músicos) y TACEE (Sindicato de Técnicos Audiovisuales y Cinematográficos del Estado Español).

 

A continuación, reproducimos íntegramente el manifiesto:

«La cultura es identidad, nos une en la diferencia. Nos cohesiona, enriquece y aporta horizonte. Nos da vida y escribe nuestra historia, en las mejores circunstancias y en las peores. Pero la cultura la impulsan las personas. Setecientas mil en este país, que aportan el 3,2% al PIB nacional. No es solo generosidad, genio o creatividad, es Industria. Es parte imprescindible para construir nuestro futuro.

COVID-19, la crisis que azota al mundo, nos ha puesto a prueba. Vivimos un presente incierto que nos exige buscar soluciones creativas y apuestas valientes que dibujen un nuevo escenario. Para quienes tenemos profesiones culturales, este momento es de crisis profunda, seguramente sin precedentes. Depende de todas y todos y de nuestras instituciones que también sea el tiempo de una profunda transformación hacia un mundo laboral más equitativo, próspero y sostenible. La cultura siempre ha sido, es y será parte de la solución a nuestros problemas.

Somos un sector tan castigado como los demás que, por su vinculación directa a aforos y a colectividades, va a tener una vuelta a la normalidad más tardía. Pero seguimos en activo y demostrando que podemos continuar produciendo cultura de manera eficiente y segura. Llevamos décadas siendo un colectivo vulnerable y frágil, desprotegido por carencias administrativas, fiscales y sociales, y con mucho trabajo que hacer por la igualdad de género. Pero nuestras precarias condiciones laborales no solo afectan a nuestro colectivo, son también un obstáculo para el disfrute y la calidad de vida de toda la ciudadanía.

Un sector cultural fuerte es clave para contribuir a la reconstrucción económica. No podemos obviar que la Cultura genera inversiones a nivel nacional e internacional que revierten en beneficios para otros muchos sectores y la sociedad en general. Somos tejido productivo, somos motor de consumo y debemos ser objetivo de políticas culturales inmediatas, como bien entienden en otros países europeos.

Es por eso que urgimos a un Pacto de Estado por la Cultura como bien esencial. Es por eso que consideramos imprescindible la aplicación efectiva del Estatuto del Artista, tan necesario para garantizar unas condiciones sociales y laborales dignas, así como la creación de una mesa interministerial que agilice su implementación. Es por eso que entendemos que para garantizar el futuro de la Cultura, habría que dotarla con un porcentaje del fondo de recuperación europeo proporcional al que la Cultura aporta al PIB estatal. Sin estas premisas no ofrecemos esperanza alguna al futuro de nuestras creadoras y creadores, indispensables para seguir escribiendo nuestra historia.

Somos trabajadoras y trabajadores que hacemos de la cultura una forma de vida. Sin cultura no hay sociedad, sin sociedad no hay país.

Salvemos la cultura, salvemos nuestro futuro«.

 


Ya puedes disfrutar de la versión digital de la nueva edición de Cineinforme: