La  novena edición de estos galardones que otorga la Academia del Cine Catalán, celebrada ayer en el auditorio del edificio del Fórum barcelonés, tuvo como protagonista a la película de Bayona que se hizo con un total de siete premios, mientras que La próxima piel, de Isaki Lacuesta e Isa Campo, fue elegida como mejor película catalana.

Bayona-un-monstruo-viene-a-

J Bayona en los premios Gaudí

 

Unos días antes de los Goya, premios en los que encabeza la lista de nominaciones, Un monstruo viene a verme ha sido ratificada por la Academia de Cine Catalán al hacerse con ocho Premios Gaudí, incluido el de mejor película en lengua no catalana, de los once a los que aspiraba.

Así, la película de Bayona se hizo con el Gaudí a mejor película en lengua no catalana, dirección,  diseño de producción, montaje, fotografía, efectos, dirección artística y sonido.

La próxima piel, que partía con 14 nominaciones, se hizo con galardón a la mejor película catalana, guión y Emma Suárez, su protagonista, se llevó el premio la mejor interpretación femenina.

El hombre de las mil caras no se fue de vacío, ya que Eduard Fernández se hizo con el  Gaudí al mejor actor masculino, mientras que Karra Elejalde recibia el galardón al actor  secundario (por 100 metros) y su  Alexandra Jiménez, el de actriz secundaria por la misma película. Timecode, de Juanjo Giménez, se llevó el Gaudí al mejor cortometraje.

Por su parte, La mort de Louis XIV, de Albert Serra, que partía con siete nominaciones, se gizo con dos Gaudí: mejor vestuario y mejor maquillaje y peluquería, previsibles en un filme de época.

Por último, el Gaudí de Honor Miquel Porter de la novena edición recayó en Josep Maria Pou.