Cine&Tele ha acudido hoy a la sede del estudio de postproducción Deluxe en Madrid (Calle Miguel Fleta, 5) para una jornada que ha contado con la colaboración de Panasonic con su flamante televisor OLED GZ2000 y que ha servido para comprobar cómo las tecnologías Dolby Vision y Dolby Atmos están llevando a un siguiente nivel el rendimiento audiovisual para los entornos domésticos y cómo se trabaja con ellos durante la postproducción para crear el contenido más optimizado posible.

De izquierda a derecha, Juanjo Carretero, Guillermo Niño y Jordi Rincón.

Con el empuje tan potente que se está producción en la producción y consumo de audiovisual en casa gracias a canales de pago y plataformas de Internet, la industria tecnológica se ha visto obligada a ponerse las pilas y cumplir con unas exigencias cada vez más grandes y lograr que, lo que antes solamente podía disfrutarse en una superproducción de Hollywood en salas de cine, pueda estar, de una manera más o menos similar, en el salón de tu casa.

Dolby se ha posicionado en la élite de los desarrollos tecnológicos no sólo en el ámbito del sonido inmersivo con Dolby Atmos sino también en el visual con Dolby Vision y su apuesta por el alto rango dinámico (HDR). Además de impulsar las salas cinematográficas Dolby Cinema en todo el mundo, quiere también transformar la experiencia de TV en el hogar.



Actualmente, doce de los principales fabricantes de equipos de televisión son compatibles con Dolby Vision. Más de 200 títulos de películas y más de 200 horas de contenido original están disponibles en Dolby Vision a través de OTT y Ultra HD Blu-ray.

“Desde el principio, Dolby se dio cuenta de que era necesario preservar la calidad artística y ofrecer a los usuarios mejores capacidades de reproducción de sonido. Decidió, muy inteligentemente, asociarse con la industria creativa, con Hollywood en un primer momento, iniciando una carrera muy asociada al cine y hemos ido evolucionando hasta Dolby Atmos, cuya primera película fue Brave en 2012″, ha apuntado Guillermo Niño, director senior de operaciones y broadcast para Europa en Dolby.

El sonido de Dolby ha ido pasando del plano horizontal basado en canales a un sonido conceptual. “Nos da igual cuántos altavoces vayamos a tener de escucha porque se trata de representar la escena sonora con elementos que se pueden mover”, ha expuesto Niño.

Juanjo Carretero

El representante de Dolby incide en que siempre han tenido mucha relación con la industria del vídeo y, de hecho, poseen muchas patentes en codificación de vídeo. “Dolby fue la primera empresa que empezó a hablar en el mundo tecnológico de lo que ahora se conoce como HDR. Fruto de todos esos desarrollos e investigaciones, lanzamos la tecnología Dolby Vision, que ofrece más rango dinámico y un espacio de color ampliado para tener una imagen mucho más realista y más llena de detalles. Esta tecnología la introdujimos en el año 2015 en el cine con la película Tomorrowland“, ha comentado Niño.

Una de las misiones de Dolby ha sido siempre llevar la experiencia cinematográfica a las casas de los usuarios, y con Dolby Atmos y Dolby Vision intentan hacer lo mismo.

“Todas las majors de Hollywood y plataformas como Netflix y HBO trabajan con Dolby Vision y Dolby Atmos. Ahora mismo, no hay película en Hollywood que no se produzca en estos dos formatos (con alguno de los dos o con los dos) y además son reconocidos por la industria. Por ejemplo, Roma está hecha en Dolby Vision”, ha esgrimido el ejecutivo de Dolby.

En la sesión de hoy ha tomado la palabra Juanjo Carretero, Director Técnico y de Operaciones en Deluxe Spain: “Para nosotros, Dolby Vision ha sido un antes y un después. Es realmente espectacular lo bien que se ve o, dicho de otra manera, lo mal que vemos habitualmente. Cuando pones una cosa al lado de la otra dices ‘Dios mío, ¿así lo veíamos todo antes?’.

Jordi Rincón

Vivimos en un momento en que las cámaras registran muchísima información que luego en el proceso de postproducción se va limitando o perdiendo. “Con la tecnología HDR, lo que hacemos, es preservar toda la captación que hace una cámara hoy por hoy y trabajar en toda la cadena de postproducción con ella. Al final, necesitamos un sistema de visionado como los monitores HDR y un sistema de control de calidad que, sinceramente, a día de hoy lo tenemos con Panasonic. Es lo más cercano a un monitor profesional dentro del entorno doméstico y así sabemos cómo se va a ver en situaciones idóneas”, ha indicado Carretero.

El representante de Deluxe, en relación con el HDR, ha subrayado la naturalidad de la imagen: “Lo bueno de Dolby Vision es que no tienes que exagerar o forzar. Ves una imagen hipernatural pero con muchísima más información“.

Además, junto con la imagen, existe una metadata desarrollada por Dolby que es diferente según cada plano. “No tenemos un ajuste común para toda la película o serie, sino que son ajustes de luz y color por plano, lo que nos da una riqueza y un control”, ha añadido Carretero.

Para cerrar la exposición inicial en el evento, habla Jordi Rincón, Responsable de Marketing de Consumo en Panasonic Iberia.”Entendemos que Dolby Vision es el paso siguiente natural para ofrecer a los usuarios lo que los directores de cine han creado y lo que se ha trabajado en toda la cadena”, ha manifestado.

Dolby Vision ofrece un salto cualitativo muy grande. Ha sido inteligente lanzar una gama de televisores como la que sale este año con todos los productos compatibles no sólo con Dolby Vision sino también con Dolby Atmos. Y es que la experiencia de llevar Hollywood a tu casa, que es el leit motiv de Panasonic, no sería así si no fuéramos capaces de reproducir también el sonido”, ha expuesto Rincón.

El representante de Panasonic ha puesto el acento en el trabajo de los técnicos creativos: “Los coloristas son la clave de llevar la intención del director al contenido, de transmitir emociones y de comunicar realmente la historia”.

En los últimos días ha surgido una gran polémica con el visionado del tercer capítulo de la temporada final de Juego de tronos, dado que se veía muy oscuro y con artefactos muy evidentes en los hogares de los espectadores. Los profesionales han comentado este hecho, que tiene mucho que ver con estas tecnologías.

“Cuando empujas los límites de la tecnología para hacer algo espectacular, y te encuentras con una cadena de distribución con una compresión que no está preparada para eso, pues suceden este tipo de cosas (…) Si se hubiera transmitido en un sistema HDR como Dolby Vision, se hubiera visto bastante mejor. Lo bueno de esto es que pone de manifiesto el valor de este tipo de tecnologías, de hasta dónde se puede llegar y dónde están los puntos flacos ahora mismo”, ha explicado Guillermo Niño.

Rincón ha admitido que, cuando estas cosas pasan, los fabricantes de televisores lo ven como un reto para seguir mejorando y poderle ofrecer  al consumidor soluciones para que eso no pase o pase menos: “Nuestros televisores tienen diferentes formatos o selecciones preconcebidas por Panasonic para que el usuario no haga de creador. Puede modificar el brillo o el color pero te arriesgas a perder la calidad del contenido. Creemos que debemos ofrecer diferentes opciones en un menú sencillo para que pueda elegir, guiando a un usuario que no tiene por qué ser tecnológicamente avanzado“.

 

Demos en Deluxe Madrid para comprobar el nivel de la experiencia doméstica

El colorista Ximo Michavila ha conducido una demo para conocer el flujo de trabajo con Dolby Vision. “Habitualmente, se trabaja con material de cámara original para poder tener más prestaciones y llegar más lejos en las correcciones de color. El flujo de trabajo empieza ingestando el material en nuestra SAN y se pasa a la sala de conformado en donde se ordenan los planos originales en referencia a un offline que se ha hecho un montador, ya que el material del offline se trabaja en poca calidad para que sea más flexible en ordenadores con menos prestaciones”, ha expuesto el técnico.

Ximo MIchavila, colorista de Deluxe, durante la demo de imagen.

Le preguntamos desde Cine&Tele en cuanto a cómo gestionan las diferentes versiones en corrección de color, al tener ahora un proceso con tantos deliveries. “Lo bueno de Dolby Vision es que el propio software tiene la opción de escalar hacia abajo, hacia el 709 habitual para poder verlo en televisiones normales”, ha respondido Michavila.

La idea del flujo de trabajo Dolby Vision es facilitar el trabajo del colorista y optimizar los tiempos. Si no utilizaras el flujo de trabajo Dolby Vision, cuando te encargan una versión SDR, el colorista tendría que hacer dos sesiones de color porque no tendría forma de compatibilizar eso. Con Dolby Vision, el colorista puede centrarse en la imagen HDR y, a partir de ahí, el sistema le ofrece herramientas para generar un trim pass o una versión con otro tipo de display objetivo, por ejemplo un 100 nits SDR con 709 de color. Eso se hace de forma automática y luego el colorista tiene la opción de tocar esos parámetros. Generalmente, funciona bastante bien pero puede haber veces que se le prefiera dar otro toque. En Dolby Atmos es un poco lo mismo. Tú trabajas en Dolby Atmos y luego sacas el render 5.1, estéreo, etc. y luego puedes tocar”, ha explicado Guillermo Niño, al hilo de esta consulta.

El representante de Dolby también ha subrayado la consistencia al trabajar con diferentes pantallas, de distinta calidad y marcas: “La reproducción se mantiene porque está controlada por la metadata de Dolby. Hay herramientas internas que permiten el mapeo de los colores de una manera única de forma que los cambios de tono no afectan al brillo y viceversa“.

Con el fin de conseguir esa homogeneización, según ha mencionado Niño, “Dolby entrega a los fabricantes una serie de kits de desarrollo con especificaciones de cómo hay que hacer las cosas y sobre todo de cómo debe interpretar la metadata y cómo debe representar eso en la pantalla”.

Nuestra ruta por las instalaciones de Deluxe nos conduce a una nueva sala de mezclas para Dolby Atmos Home que han montado recientemente. “Hay una demanda muy grande por plataformas como Netflix, HBO o Movistar, por lo que el objetivo es desarrollar televisión pero con el estándar de Dolby”, ha apuntado Carretero.

El mezclador Marc Orts ha sido el encargado de la demo de sonido en esta sala que es exclusiva para hacer contenido para plataformas y televisión: “Está homologada por Dolby y estamos a punto de tener el sello de certificación. Las especificaciones mínimas que pide Dolby para que la sala cumpla esta normativa son un 7.1.2. Como veis, esta sala tiene 7 altavoces en la parte de abajo y 4 en la parte de arriba, más el canal de subgraves”.

El mezclador Marc Orts ha llevado la demo de sonido sobre Dolby Atmos Home.

También han apostado por cajas acústicas de Meyer Sound porque “muy poca gente” las tiene y “son de las mejores que hay en el mercado, están en una gama muy top”.

Según ha transmitido Orts, para poder funcionar con Dolby Atmos, se trabaja con una máquina externa que es el Render Master Unit (RMU) o también hay la posibilidad de tener el rerender, que es una aplicación que hace lo mismo que el RMU pero consume mucho proceso a nivel de computadora.

“Para tener una sala homologada por Dolby, necesitamos tener el RMU, que ejerce todo el proceso de ubicación y de recepción de la señala, siendo capaz también de generar los materiales. ProTools se comunica con el RMU con dos tarjetas MADI, cada una con 64 entradas y salidas. Las 128 entradas salen de ProTools y entran directamente al RMU, que saca las 64 primeras salidas para la escucha y las otras 64 para creación de materiales o mixdowns que te pueda el propio RMU para que tú puedas volver a grabar en ProTools el resultado de la mezcla”, ha indicado Orts.

La demo de sonido incluía el tema de ‘Bohemian Rhapsody’ de Queen, así como un clip de Superlópez.

Orts ha seguido profundizando en el trabajo en su flujo de trabajo: “La masterización que se hace para cine se llama MXF, preparado para hacer DCPs, y en Atmos Home saca el DAMF (Dolby Atmos Master File).  Además de la señal de audio que entra por estos 128 canales MADI, tiene conexión via Ethernet que tiene la lectura de coordenadas para la abertura de la señal. Para trabajar en multicanal, necesitas que estén comunicados tanto por vía de audio como por vía de metadatos“.

Finalmente, Jordi Rincón se encarga de mostrarnos las capacidades del televisor Panasonic OLED GZ2000 mediante una pieza llamada Escape elaborada expresamente por encargo de Dolby. El lanzamiento esta gama de televisores, con modelos en 55 y 65 pulgadas, es septiembre. Estos equipos con capacidad para más de 1.000 nits de brillo se van a convertir en el buque insignia de Panasonic. La conexión es HDMI 2.0 pero pronto sacarán una actualización de HDMI 2.1, una característica especialmente importante para los videojuegos.

Jordi Rincón ha puesto la guinda a la jornada con la demo específica para el televisor Panasonic OLED GZ2000.

Es compatible con todos los sistemas HDR, por eso decimos que es el televisor multiformato. Evidentemente, compatible con Dolby Atmos gracias al sistema de sonido front-firing con 8 altavoces y un sistema de sonido up-firing, que está en la parte trasera, que enfoca el sonido hacia el techo. La idea es que con este sistema de sonido podamos tener en casa una emulación de Dolby Atmos casi completa. Por último, la barra de sonido está diseñada por los ingenieros de Technics y utiliza un chip que es un procesador para reducir el ruido”, ha declarado Rincón.

El representante de Panasonic pone el acento en cómo Dolby Vision trabaja en las zonas de menos luz como en las más brillantes: “La reproducción de color es casi perfecta y el matiz, gracias al HDR, es muy fiel a la realidad del contenido. Aparte de que el negro es perfecto, que es algo típico del OLED, hay una definición muy clara de los colores, incluso en las zonas oscuras”.

Otra de las cualidades del equipo es su nuevo procesador, que es el doble de rápido que el anterior. “Gracias a ello, con las imágenes en movimiento no hay efectos ni problemas. Con el OLED, el principal problema es el banding pero estos paneles no tienen banding“, ha manifestado Rincón.