«Comienza el frenesí», por Antonio Saura

7 febrero, 2024
El director general de Latido Films reflexiona y analiza, en exclusiva para Cine&Tele Pro, acerca de naturaleza de los mercados cinematográficos internacionales y a propósito de las estrategias para posicionar las películas en dichos mercados
Antonio Saura_PremiosCineyTele2023
El director general de Latido Films, Antonio Saura, recibe el Premio Estrella 2023 de Cine y Tele como «Mejor Exportadora del Año»

«El European Film Market da el pistoletazo de salida a unos meses frenéticos para las agencias de ventas. Pasado Sundance, que para el cine europeo no es un mercado obligado, y Rotterdam, que es un mercado más localizado en su tipología, y donde nos ha ido muy bien con el estreno mundial en su sección oficial de Aire, la brillante película de ciencia ficción de Leticia Tonos, Berlín se presenta como el primero de una sucesión de grandes mercados que nos van a llevar hasta el final de Mayo sin respiro posible. Berlin, Málaga, Cannes, por mencionar los más relevantes, pero también Cartoon y otros más especializados jalonan el primer semestre del año, donde podría decirse que se concentra más del 60% del negocio anual de una agencia de ventas.

Son tiempos trepidantes, de intenso trabajo, de pensamiento en torno a cada una de las películas y por tanto de mucha reflexión de marketing, preparando materiales que son cada vez más relevantes para atraer al potencial comprador, pues la avalancha de películas que se dan en cada mercado obliga a afinar cada vez más el posicionamiento, porque, recordemos, cada cinta es un mundo. Hay que ir gestionando reuniones y citas, viendo películas, asesorando, y finalmente presentando a los potenciales compradores las joyas que representamos, porque eso es así: todas y cada una de las películas que vendemos ha de ser tratada como una joya. Y como tal, cada una ha de atraer a su clientela.

Al mercado se llega con el trabajo previo ya realizado, se habrá podido hacer con la complicidad de los productores con los que se trabaja mano a mano, siempre con la lengua fuera, pues los tiempos de los stands, de las imprentas, de la publicidad, no siempre son los mismos que los de los productores, muchas veces sumidos aun en la producción o postproducción de sus filmes. Por un periodo nos convertimos en los malos de la película, exigiéndoles siempre más, cambiando trailers, pósters, frases, conceptos…

Aire_Rotterdam_deLeticiaTonos y Latido Films
Aire, la película de la dominicana Leticia Tonos que Latido Films presentó en el Festival de Rotterdam

Pero la satisfacción de presentar un line up poderoso, como es nuestro caso, lo compensa todo.  Anunciaremos en el EFM las nuevas películas de Jim Sheridan, Celia Rico, Julio Medem, Isaki Lacuesta, Alejandro Agresti, Gerardo Herrero, director@s de prestigio, premiados, responsables de éxitos nacionales e internacionales, y presentaremos películas nuevas, como la citada Aire de Leticia Tonos, tras su pase por Rotterdam, o Justicia Artificial, apuesta potente de Simón Casal.  Más lo que guardamos para Málaga, que viene inmediatamente después…

La primera fase del trabajo ya está bien hecho, pero a sabiendas de que la reválida viene durante y después del mercado. Descubrir si hemos acertado o nos hemos equivocado en una imagen, en una frase, en un trailer…, o sencillamente, constatar que una película es un éxito, pero que hay otra que, por las razones que sean, no vuela.

Porque eso es el mercado, por un lado, está cada película que es un mundo en sí misma, que ha costado enorme esfuerzo producirla, y derroche de talento y cariño, pero las películas no existen en solitario, sino que compiten contra otras películas y todas acontecen en un mundo y una realidad cambiantes donde estallan guerras, crisis económicas que dificultan la venta en territorios, o tiempos de nuevas tecnologías que agitan la demanda: modas cambiantes que hacen más o menos atractivas según que propuestas y definen los géneros, los conceptos, los artistas, los nombres que venden o no. Estamos en un tiempo Post Covid, fascinante, definido por los continuos cambios. Y por eso, nosotros, que estamos en esas batallas diarias, los agentes de ventas, nos volvemos cada vez más importantes: porque nosotros sabemos gestionarlos, y lo que no sabemos, lo aprendemos sobre la marcha.

Quizás también te interesen: