La Coalición de Creadores de Contenidos ha participado en el Congreso Nacional de la Propiedad Intelectual 2021 (CNPI 2021), que tiene como eje los derechos de autor en el mercado único digital y la trasposición de las Directivas de 2019 sobre esta materia, cuyo proceso de incorporación al ordenamiento español es inminente.

La Propiedad Intelectual, epicentro estratégico de la regulación de los entornos digitales

La Coalición de Creadores ha coordinado el panel ‘DAMUD desde el punto de vista de las Industrias Culturales’

Adriana Moscoso del Prado, directora general de Industrias Culturales, inauguró el  jueves 9 de septiembre  el Congreso Nacional de la Propiedad Intelectual 2021,  fórum abierto a las Administraciones Públicas, Comunidades Autónomas, Asociaciones empresariales, Organizaciones y todo tipo de Empresas para compartir y conocer de primera mano la realidad actual de los Derechos de Autor y Derechos Conexos en Internet y en las Redes Sociales.

Este evento tiene como eje los derechos de autor en el mercado único digital y la trasposición de las Directivas de 2019, sobre esta materia, cuyo proceso de incorporación al Ordenamiento español es inminente.

Carlota Navarrete, directora de la Coalición de Creadores de Contenidos ha moderado el segundo panel de expertos ‘DAMUD desde el punto de vista de las Industrias Culturales’ en el que han participado Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación del Gremio de Editores de España, para hablar de ‘La propiedad intelectual como base del crecimiento económico y social’;  Antonio Guisasola, presidente de PROMUSICAE, sobre como ‘Restablecer el equilibrio de los mercados es clave para el desarrollo sostenible de los sectores tecnológicos y creativos’;  Carlos Pérez, Socio Responsable del área de IT, Risk & Compliance de ECIJA, en nombre de BSA España, ha seguido profundizando en las ‘Implicaciones prácticas de la Directiva de propiedad intelectual de la UE para la industria del software’  y, por último, Víctor Calvo-Sotelo, director general de DigitalES, que ha concluido con ‘Las oportunidades ante la Directiva de Derechos de Autor en el Mercado Único Digital’.

El director ejecutivo de la Federación del Gremio de Editores de España, ha apuntado que “la mayor parte de la doctrina económica, y de los historiadores especialistas en crecimiento económico, ponen de manifiesto la relación causal entre el crecimiento económico y la existencia de una regulación de los derechos de propiedad intelectual, de ahí, que sea tan importante garantizar una trasposición que respete, firmemente, la esencia de la propia Directiva”.

El representante de PROMUSICAE ha destacado que “la adopción de la Directiva sobre el Mercado único digital supone un antes y un después en la regulación de los modelos de negocio digitales en el seno de la Unión Europea. El objetivo principal de esta reforma es mejorar las condiciones de nuestros creadores y debe mantenerse en el proceso de incorporación de la Directiva a nuestro ordenamiento”.

Según Guisasola “Europa ha dado un paso decisivo en la protección de los contenidos, y nuestro país debe seguir también apostando por estar en la primera línea de los estados que defienden a los creadores y a las industrias culturales. En los últimos tiempos hemos avanzado mucho en la lucha contra la piratería, pero este esfuerzo no puede decaer pues aún queda mucho camino por recorrer. Además, el proceso de reorientación de nuestra economía productiva requiere impulsar con decisión los modelos de negocio basados en la propiedad intelectual para permitir que los creadores obtengan un reparto equilibrado de los beneficios que contribuyen a generar”.

Desde BSA España señalan que “a pesar de que la Directiva tiene un impacto tangencial en la industria del software empresarial, supone una importante mejora en aspectos cuya regulación había quedado incompleta, o que necesitaba actualización por el avance tecnológico experimentado en la última década, como son los usos de obras protegidas en el ámbito de docencia o investigación, el de sus licencias para aquellos contenidos sujetos a intervención de las entidades de gestión o la protección de los derechos de propiedad intelectual de obras difundidas a través de plataformas destinadas a compartir contenidos”.

La Propiedad Intelectual, epicentro estratégico de la regulación de los entornos digitales

“En relación con este último aspecto, para la industria del software empresarial es muy importante que la nueva normativa haya dejado a salvo la aplicación la normativa de servicios de sociedad de la información, y en particular el régimen de responsabilidad de estas plataformas, para el caso de que, a través de las mismas, se difundan contenidos ilícitos o perjudiciales para derechos de terceros”, ha explicado Carlos Pérez, quien ha añadido que “ello es así por la proliferación de contenido audiovisual que promueve el uso de software empresarial sin licencia del fabricante, bien enseñando a los usuarios de estas plataformas cómo piratearlo o desprotegerlo, bien mediante tutoriales basados en el uso de programas de ordenador crackeados, pirateados o sin licencia. Que las empresas responsables de estas plataformas sigan siendo responsables de eliminar de forma diligente estos contenidos nocivos para la industria del software, en cuanto se les notifique fehacientemente su existencia, es de importancia capital para la adecuada protección de los derechos de propiedad intelectual de las empresas que integran este sector tecnológico. Por todo ello, la industria del software empresarial anima a una pronta trasposición de la Directiva, en unos términos que respeten al máximo su espíritu y letra”.

El director general de la patronal tecnológica DigitalES ha reclamado concreción en el articulado y la clarificación de los criterios técnicos -entre otros, los procedimientos de bloqueo de páginas web infractoras-. Asimismo, Calvo-Sotelo ha propuesto el establecimiento de “medidas específicas mínimas de obligado cumplimiento” para todos los negocios involucrados, incluyendo las plataformas digitales de compartición de vídeo.

“Sólo en un marco europeo en España podremos ser competitivos y atraer inversiones, filiales y talento. Eso pasa por unificar al máximo el entorno regulatorio en todos los territorios de la UE y, allá donde una Directiva no llega, procurar extender su ‘espíritu’ al resto de artículos de las leyes”, ha defendido Calvo-Sotelo.

En la sesión de la tarde ha tenido lugar un panel de expertos dedicado a la Adaptación de la Propiedad Intelectual al Mundo Digital en Iberoamérica, con especial énfasis en la lucha contra la piratería, la protección de los derechos y las estrategias tecnológicas orientadas a la protección de los mismos en Internet en el que han participado expertos como Jesús Prieto, consejero de EGEDA Perú y EGEDA República Dominicana, quien explicó que “EGEDA prioriza tres ejes en su actividad de defensa de la propiedad intelectual en Iberoamérica: los titulares de derechos, el respeto absoluto a los derechos de los usuarios y clientes y facilitar a las Autoridades el ejercicio de sus funciones de fiscalización.”