El grupo, matriz de Eurosport, tiene los derechos de emisión de este evento hasta 2024 a nivel europeo. “Continuaremos desarrollando nuestros productos y contenidos para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes y socios en 2021”, señalan desde Discovery.

Eran muchas las voces, especialmente de deportistas, que se alzaban pidiendo el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que tendrían que haber comenzado el próximo mes de julio. Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional iba dando largas para tomar la decisión final, peroayer el COI comunicó la decisión de postergar este gran evento deportivo para el verano próximo año, tras la petición del primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Y si hace unos días publicábamos que a Mediaset se le había caído la Eurocopa, ahora le toca el turno a Eurosport.

Discovery Communications, matriz de Eurosport, tienen en exclusiva los derechos multimedia para los Juegos Olímpicos hasta 2024, en 50 países y territorios (excepto Rusia y Francia 2020) convirtiendo a Eurosport en la “casa de los Juegos Olímpicos en Europa”. Igualmente, el canal deportivo de Discovery, sería el oficial en Gran Bretaña -a pesar de que este país ya había comprado los derechos-, tras el acuerdo alcanzado entre BBC y Discovery hace cuatro años.

Tras conocer la decisión del COI y del Comité Organizador de Tokio 2020, Discovery Communications emitió un comunicado apoyando “totalmente” la decisión de amos organismos sobre el aplazamiento “y garantizar el bienestar de los espectadores, los deportistas, trabajadores y la comunidad internacional. Nuestros planes y proyectos ya están preparados y se trasladarán al próximo año. Continuaremos desarrollando nuestros productos y contenidos para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes y socios en 2021”.

Aunque se celebren en 2021, seguirán denominándose Tokio 2020, tal y como se informó ayer en la rueda de prensa, en la que también se aseguró que “serán necesarios muchos ajustes” como el uso de las sedes olímpicas, ya que algunas “están reservadas ya para después de este verano”.

Hasta ahora únicamente las guerras mundiales habían impedido la celebración de los Juegos Olímpicos en la era moderna. Pero como venimos diciendo desde el inicio de la crisis sanitaria, tras la cancelación de numerosos eventos, las circunstancias mandan y, por supuesto, la saludo es lo primero.