Este nuevo evento dedicado a la creación de contenidos de TV en Europa sigue su curso. Esta es la crónica del segundo día por parte de Cine&Tele, partner exclusivo para España de este mercado. El día estuvo repleto de charlas, screenings y mesas redondas pero si hubo un país que destacó fue Reino Unido, siempre un referente en dramas de época y en grandes documentales.

La charla con Kris Marshall y Rose Williams, actores de ‘Sanditon’ de BBC, fue el momento álgido de la segunda jornada.

Tras la crónica de la primera jornada de este nuevo foro televisivo, ayer tuvo lugar el primer día completo en NEM Zagreb, resultando en un agenda repleta de conferenciantes compartiendo sus conocimientos con los asistentes.

El primer panel del día se llamaba ‘Cómo elegir al ganador en el atestado mundo de los formatos sin guion’. Barry Walsh, director de contenidos de Realscreen, moderó la discusión, que tuvo como contertulios a Andrew Sime, vicepresidente de formatos en Banijay Rights; Ryszard Sibilski, director general de Endemol Shine Poland; Izzet Pinto, fundador y CEO de Global Agency; y Larry Bass, CEO y productor ejecutivo de ShinAwiL.

“Hay un apetito enorme por los formatos nuevos, por lo que los broadcasters buscan denonadamente producciones originales”, señaló Andrew Sime. En ese sentido, Larry Bass coincidió pero cree que ese es “el Santo Grial” y que “no hay casi formatos nuevos y por eso abundan los reboots y no vemos grandes shows nuevos”.

Según Izzet Pinto, esto se debe a que “no se toman los mismos riesgos en formatos sin guion que en la ficción”. Las cadenas se sienten más seguras con un guion mientras que en unscripted se fijan mucho más en el curriculum.

Entonces, ¿son las plataformas más arriesgadas con los contenidos? “Bueno, lo que ocurre en el mundo de la ficción no se traduce en lo que impacta en lo no guionizado. Es un modelo de negocio diferente”, matizó Bass.

Ryszard Sibilski añadió que “los streamers buscan contenidos globales y países como Polonia son demasiado pequeños como para invertir en ellos”. Además, también cree que “el patrón de unscripted es diferente”. No obstante, reconoció que “la cultura del binge-watching lo ha cambiado todo hasta el punto de que es un estilo de vida, sobre todo entre los jóvenes” De modo que vaticinó que “acabará habiendo plataformas de streaming locales para los formatos sin guion”.

Mesa redonda sobre contenidos sin guion.

A continuación, tomó la palabra Harold Gronenthal, vicepresidente ejecutivo de programación y marketing de AMC Networks International, con una ponencia titulada ‘Impulsando la demanda por contenido de prestigio y por premier brands’.

Se habla mucho de los cambios significativos que estamos viviendo pero, como Gronenthal recordó, “no ha habido más que cambios en esta industria desde el principio”. Y en ese sentido, “los cambios tecnológicos no van a parar”, como por ejemplo con el 5G, “pero hay algo que no lo hace: la necesidad de buenas historias”.

“Ahoras los usuarios tienen más opciones y esto está favoreciendo un aumento de consumo de contenido pero la TV lineal sigue siendo fundamental dentro de este consumo”, indicó el representante de AMC, que desglosó que algunas de las claves en la compañía es diversificar el portfolio, crear y poseer IP exclusivas y apoyar a las industrias creativas locales.

Harold Gronenthal (AMC Networks International)

Gronenthal hizo un repaso a su portfolio actual, con series como Fear the Walking Dead, NOS4A2, Better Call Saul, Preacher o The Terror: Infamy, así como factuals como Eli Roth’s History of Horror y Hip Hop: The Songs that Shook America o la producción local en CEE de Taboos Without Taboo. En unos días publicaremos una entrevista en exclusiva con Gronenthal.

El showcase de BBC Studios fue claramente la estrella del día en términos de repercusión y asistencia a la sala. Estuvo presentado por Salim Mukaddam, vicepresidente senior de la región CEMA (Europa Central y del Este, Oriente Media y África), y Angela Isojeh, account manager en sur de Europa y CEE.

Brilló con luz propia la conversación con los actores Kris Marshall y Rose Williams, dos de los protagonistas de Sanditon, adaptación de la obra homónima inacabada de Jane Austen y que nunca se había llevado a la pantalla. El proyecto está comandado por Andrew Davies, que hizo la adaptación de 1995 de Orgullo y prejuicio. Según Mukaddam, “es Jane Austen como nunca se ha visto antes” y una producción “de escala ambiciosa y con un reparto estelar”. En Reino Unido ya se ha emitido pero a Estados Unidos llega en enero. Por la tarde se hizo el del primer episodio.

La franquicia BBC Planet tuvo su espacio protagonista también.

¿Siguen resonando las historias de Jane Austen hoy día? Según Williams, ella fue “muy adelantada a su época a la hora de hacer críticas a la sociedad y eso la hace todavía relevante”. Comentó que es en esencia una historia de amor pero también un drama vibrante. “Pero me gustaría que también la vieran porque tiene unos personajes femeninos fuertes, que demuestra que siempre ha habido mujeres poderosas y francas”, apostilló la actriz.

Marshall opinó que también hay paralelismos de tipo político, como que también es una época de austeridad y que los jóvenes tratan de rebelarse contra los moldes. “Hay una especie de modernización difícil de precisar pero la recreación es fiel y con la épica y la suntuosidad que requieren estas producciones”, manifestó el actor. Marshall expresó que “es un momento apasionante para la BBC” por la gran competencia que hay actualmente, que para él es buena porque “necesitas retos” para intentar superarte.

En el showcase también se habló de otras ficiones como Death in Paradise, The Mallorca Files (rodada en España y que ya está rodando la segunda temporada), Traces, Guilt, Trigonometry, The Split y Good Omens.

También dedicaron espacio a sus factuales. “BBC siempre ha sido conocida por ellos y la demanda sigue creciendo”, afirmó Isojeh. Se desglosaron algunas obras con especial atención en la franquicia BBC Planet , con 5 nuevas producciones épicas, pero también otros programas como Primates y Spy in the Snow o Spy in the Wild.

Para hablar de estos últimos subió al escenario Matthew Gordon de John Downer Productions, al que le secundó un compañero de excepción: un muñeco electrónico de un gorila, que “consiguió conductas naturales” y ver cómo se comporta una familia de estos animales desde dentro.

Según Gordon, su objetivo era “mostrar animales que no te esperas en un determinado lugar” y “enseñar cómo usan la inteligencia adaptarse a ese entorno”. El uso de muñecos se complementa con tomas con focales muy largas para no poner nerviosos a los animales, lo que contribuye a que sea “un trabajo muy solitario” así como “extremo”.

La producción original en Croacia’ fue el título del panel siguiente en el NEM Zagreb. Damir Novinic, productor ejecutivo en Croatian Radiotelevision, moderó un debate que incluyó a Marija Nemcic, editora de A-Side; Josko Lokas, guionista y productor de Missing; y Dusan Bucan y Boris Velican, protagonistas de On the Road: Riding to the Black Sea.

Los actores de ‘On the Road: Riding to the Black Sea’ en el panel de producción croata.

Esta última es un show de 4 episodios de 55 minutos disponible a partir de marzo y en el que las dos personas presentes en el Hotel Esplanade recorren 1.200 kilómetros a caballo. “Yo suelo hacer cosas con guion y esto ha sido lo más duro que he hecho en mi vida. No era tanto la falta de guion sino que cada día era el Día D. Estaba constantemente con estrés y sin saber si iba a lograr hacerlo o no”, explicó Bucan.

Josko Lokas aportó datos y experiencias sobre Missing, una serie ambientada en 1991, en plena Guerra de los Balcanes. Con un destacado enfoque realista, Lokas remarcó que es una historia sobre amigos suyos y sobre gente que conocía y que nunca volvió. “Estamos buscando distribuidores pero el primer paso es emitirla en Croacia y luego ya pensaremos en una segunda temporada”.

Por su parte, el programa de actuaciones musicales A-Side es, en palabras de Marisa Nemcic, “una gran fiesta alrededor de la buena música y gente interesante”, simplemente con “un círculo” en el que se desatan “las emociones”, sin artificios de grandes pantallas, concursantes, llamadas del públic o conexiones fuera del estudio.

El show funciona también porque “crea conexión entre generaciones”, dando oportunidad “a jóvenes sin ponerles a competir”. Según admitió Nemcic, al principio les costó convencer a las estrellas consagradas, porque no estaban acostumbradas a no tocar sus éxitos y no hablar de sí mismos. “Fue una pesadilla al principio pero ahora quieren ser parte de un programa de prestigio”, apuntó.

All3Media International presentó a los asistentes del mercado sus series y formatos a través de Stephen Driscoll y Ana Maslowska. Las series de ficción que comentaron fueron Van der Valk, The Accident, Blinded y White House Farm.

Anna Maslowska de All3Media.

Sin embargo, prestaron más atención a sus formatos sin guion, incidiendo sobre todo en dos. Por un lado, Honey, You Know Me, en el que en vez de ofrecer un nuevo programa de encontrar pareja, la gracia es que es un concurso en el que se celebra matrimonios felices que deben demostrar que se conocen mejor que los demás. Por otro, Flirty Dancing, un original formato de programa de citas que ya ha empezado a emitirse en Channel 4 y en el que posible pareja debe ejecutar una coreografía musical nada más conocerse.

Reino Unido siguió siendo gran protagonista del día pues en ‘Prediciendo el futuro de la industria del cine independiente’, la periodista croata Ana Muhar Blanquart entrevistó a Gabrielle Tana (Magnolia Mae Films), productora de títulos como Philomena, The White Crow o La duquesa.

Las nuevas plataformas han revolucionado la forma en la que vemos los contenidos y Tana se muestra optimista al respecto. “Al principio era escéptica con fenómenos como Netflix pero creo que está manteniendo a la industria vibrante y competitiva”, admitió la productora.

La productora Gabrielle Tanna

“La diferencia entre algo mediocre y algo brillante es encontrar una historia universal que sea capaz de conmover a los espectadores a varios niveles y que sea inspiradora”, apuntó Tana, que definió el cine independiente como “aquel financiado fuera del sistema de estudios”. Es un cine complicado de hacer porque “es más arriesgado”, ya que “no sabes si vas a tener distribución”.

La mesa redonda de gran interés por la tarde fue ‘Contenido no anglófono en un escenario global’. Richard Middleton, editor general de TBI, moderó las opiniones de Keren Shahar, presidente de distribución de Keshet International; Paul Gillooly, director de estrategia de contenido de Nordic Entertainment Group; Jaroslaw Burdek, responsable de coproducciones internacionales de Telewizja Polska; Marike Muselaers, co-CEO de Lumière Group; y Danna Stern, director general de Yes Studios.

Mesa redonda de contenido no anglófono.

“Si vas a desarrollar algo, debes hacerlo pensando en un mercado prioritario. No tienes que hacerlo con la mente en el mundo entero”, declaró Keren Shahar. En mismo términos se expresó Paul Gilloolly: “El punto de comienzo es ser auténtico y ser bueno para tu audiencia. Si luego el contenido es brillante, entonces tienes alguna oportunidad de traspasar fronteras”.

En esta clase de proyectos no anglófonos, a veces es necesario coproducir para poder financiar los proyectos, especialmente si son complejos. “Nosotros en Bélgica tenemos un muy buen tax shelter del 42%, por lo que es muy atractivo, pero sólo invertimos en proyectos que tengan sentido para nosotros”, remarcó Marike Muselaers.

Pronto la discusión derivó hacia un asunto clave. Por mucho que el público ahora sea más maduro, el idioma puede ser un problema. “El idioma sigue siendo una barrera y los contenidos no anglófonos son difíciles de vender. Hay pocas oportunidades para shows que no son en inglés”, aseguró Danna Stern.

Shahar reconoce que el caso de Our Boys es especial y tuvieron mucha suerte de tener un partner como HBO. De hecho, al principio no tenían del todo claro que supieran que el proyecto era en hebreo. “No creo que esta historia pudiera haber sido contada en inglés. El caso es que el contenido anglófono siempre estará ahí y sus compradores son distintos. El no anglófono es como una categoría aparte y sus compradores normalmente sólo tiene un slot para ello”, afirmó Shahar.

Danna Stern

No obstante, según Gillooly, “hay idiomas e IDIOMAS”, subrayando que no es lo mismo un contenido en español que en hebreo, por ejemplo. Gillooly, en cuya empresa ruedan más o menos ruedan la mitad en inglés, opinó que para valorar si hacerlo hay que tener en cuenta el material de partida, al que tienes que respetar, y las propias intenciones artísticas del proyecto. Jaroslaw Burdek recalcó que “en las coproducciones el idioma es el gran problema, pues afecta de gran manera a los partnerships.

Otra cuestión relevante en el debate fueron las ayudas públicas. Stern puso el acento en que en Israel es muy importante el hecho de que debe invertirse un porcentaje en audiovisual en hebreo. Shahar añadió que además todo lo que ponen en su canal debe ser en hebreo.

Gillooly también quiso comentar que “es bueno también encontrar un portfolio equilibrado”. En la región nórdica son muy conocidos por el noir pero broméo diciendo que “el mercado tiene un límite de tolerancia que puede soportar de detectives con problemas resolviendo casos en un entorno oscuro”. Y también mencionó que aunque el Brexit afecta en varios niveles, su influencia a nivel de producción será “mínima” porque es algo que “ni el Brexit puede fastidiar”.

El griego George Pofantis

En la siguiente actividad se reincidió en contenidos no anglófonos con un caso de estudio: la serie griega Wild Bees de Antenna TV, a cargo de su director de contenidos, George Pofantis. Es un drama diario emitido de lunes a jueves a las 22;45 horas que ha sido un gran éxito en su país con cuotas medias del 33%. Tiene 150 episodios y pone el foco en tres hermanas en el año 1958.

“La serie nació al ver que había otros shows de éxito en Europa con personajes femeninos poderosos, así como numerosos dramas de época que estaban funcionando”, explicó Pofantis. Desde el estreno, se ha convertido en un fenómeno con un impacto muy superior a lo que ocurre normalmente, dominando las redes sociales e incluso influyendo en la moda.

La industria de TV en Grecia es todavía incipiente, de ahí que hayan creado una academia de guion. “No encontrábamos guionistas televisivos cualificados en Grecia”, manifestó el ejecutivo.

Producción global en la región de los Balcanes’ fue otra de las conferencias de esta jornada. Una oportunidad para conocer cómo esta zona, que ganó mucha exposición mediática con producciones como Juego de tronos, busca atraer rodajes internacionales. Para empezar la charla, vimos un vídeo donde se vieron fragmentos de algunos títulos rodados allí últimamente, como The November Man, Coriolanus, Extinction, The Forest o Everly.

Charla sobre los rodajes internacionales en los Balcanes.

Lo que ha cambiado para que esta área vuelve a ser relevante es fundamentalmente el dinero, según considera Igor A. Nola, productor de MP Film Production: “Nuestros tax shelter son muy buenos, más allá de que también tenemos talento y buenos equipos. Pero ha sido el dinero el que ha logrado que recuperásemos la posición que teníamos”.

“Al Gobierno le costó un tiempo entender que esto es un negocio y que no se trata de un capricho del sector audiovisual”, incidió Andelka Vlaisavljevic, productora de Work in Progress.

Nola añadió que para seguir progresando “en Croacia es necesario que se hagan unos buenos estudios con los que se pueda competir internacionalmente”, así como disponer de empresas de efectos visuales.

Gracias a Keshet International, pudimos ver el primer episodio de The Trial of Christine Keeler, una serie británica que la empresa israelí se encarga de distribuir y que aborda el escándalo de los 60 denominado como ‘Profumo Affair’.

“Se ha escrito mucho sobre él pero es la primera vez que se cuenta la historia desde el punto de vista de ella, que fue la que estuvo en el centro de todo. Además, nos atrajo que la mayoría de los jefes de departamento del proyecto eran mujeres”, expuso Keren Shahar sobre esta serie “con muchas capas” que se atreve a no reflejar a su protagonista como una víctima.

Keren Shahar sobre ‘The Trial of Christine Keeler’.

La charla abordó cómo a pesar de los paralelismos entre Israel y Croacia, a la primera le gusta ser provocadora mientras que Croacia evita la controversia. “Probablemente tengamos menos miedo, es parte de nuestra mentalidad, pero no buscamos ser controvertidos”, apuntó Shahar, que añadió que a veces “los commisioners infravaloran a los espectadores”.

A nivel global puede haber dudas con la serie, pues es dudoso que la historia se conozca fuera del Reino Unido. “Sí pero creemos que en la época post-MeToo, puede ser un contenido relevante, además de que está rodada de una manera muy moderna”, argumentó Shahar, que en referencia a una pregunta del público por la famosa Our Boys, señaló que fue un placer trabajar con HBO: “Fue una clase magistral y nos encantó la libertad que nos dieron”.