Las operadora de telecomunicaciones y el grupo audiovisual han sellado un acuerdo de intenciones que culminará con la creación de una sociedad, participada al 50 por ciento por ambos grupos, que producirá y distribuirá series originales y películas para todo el mundo.

Silvio González y Emilio Gayo

Telefónica y Atresmedia se alían y firman un acuerdo de intenciones, que tendrá como resultado la creación de una sociedad, participada al 50 por ciento por ambos grupos, para producir y distribuir series originales y películas tanto para Movistar+ como para Atresmedia. Además, esta alianza dinamizará el sector audiovisual español promoviendo coproducciones con otras empresas y produciendo para terceros.

Silvio González, consejero delegado de Atresmedia, y Emilio Gayo, presidente de Telefónica, han sido los artífices de este acuerdo, que aún está pendiente de aprobación por la Comisión delegada de la operadora de telecomunicaciones.

Un proyecto que seguirá apostando por la producción audiovisual en español y reforzando su peso en la economía de este país.  Una productora competitiva que generará un importante volumen de puestos de trabajo directos e indirectos, contará con el talento y los medios necesarios para desarrollar el número de proyectos que requieren tanto las capacidades de los socios como el desarrollo comercial para otros clientes y operadores.

Atresmedia, en su vertiente televisiva, es responsable de series que han conectado con el público nacional y han traspasado nuestras fronteras con éxito, como La casa de papel, Vis a Vis, Velvet,  o las ya casi  históricas El tiempo entre costuras o Gran Hotel. Como Atresmedia Cine ha producido películas que se han convertido en auténticos taquillazos y han recibido varios galardones. En este punto destacan La isla mínima, Contratiempo, El reino, Durante la tormenta o más recientemente, Padre no hay más que uno, estrenada este verano, que se se ha convertido en la película más taquillera del año.

Por su parte Telefónica, a través de Movistar+, no se queda a la zaga y, en apenas dos años, se ha convertido en una auténtica factoría de ficción, apostando por el talento español y series que reivindican señas de identidad propias. Vergüenza de Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero, Arde Madrid de Paco León, Vida perfecta de Leticia Dolera, La Peste de Alberto Rodríguez y Rafa Cobos, o coproducciones como Hierro y En el corredor de la muerte, son algunos ejemplos de sus series de éxito. Entre los proyectos más inmediatos de cine destacan  Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar, que compite en la Sección Oficial del Festival de Cine de San Sebastián, que comienza hoy.