Finalmente público y jurado de la cuarta edición de los Premios Platino han coincidido: el viernes anunciábamos que la coproducción hispano-argentina y su protagonista Óscar Martínez habían sido escogidos por la audiencia como mejor película y mejor actor, un hecho que se vio refrendado en la gala de entrega los galardones, que tuvo lugar el 22 de julio en La Caja Mágica de Madrid. Pero la gran triunfadora de la noche, en cuanto a número de galardones, fue Un monstruo viene a verme acaparando las cuatro categorías técnicas.

Premios Platino foto de familia

El cine español ha despuntado en la cuarta edición de los Premios Platino al totalizar ocho de los quince galardones, sin contar el de Honor. Estos ocho premios son para películas cien por cien españolas. Si sumamos las coproducciones en las que nuestro país ha intervenido, llegamos a 13.

‘El ciudadano ilustre’, mejor película iberoamericana de la cuarta edición de los Premios Platino

La principal ganadora de la noche, con tres estatuillas sería El ciudadano ilustre con tres de los principales galardones: mejor película, mejor actor principal (ambos galardones también reconocidos el día anterior por los premios del Público ) y a mejor guion (Andrés Duprat).

La película ha traspasado fronteras como reconocían sus directores, Mariano Cohn y Gastón Duprat.  Los tres Premios Platino coronan el éxito de esta coproducción hispano-argentina de Televisión Abierta, Arco Libre y A Contracorriente Films, que también la distribuyó en nuestro país,  y su protagonista. Entre otros galardones, la cinta se llevó el Goya de este año a mejor película iberoamericana,  mismo premio que recibió en los Premios Ariel.

Óscar Martínez, mejor actor por ‘El ciudadano ilustre’

Entre los premios cosechados por Oscar Martínez en su interpretación de un premio Nobel de Literatura argentino que regresa a su pueblo natal, destacan la Copa Volpi al mejor actor del Festival de Venecia 2016 o el Latin Beat de Tokio.

Póker para ‘Un montruo viene a verme’ que se hizo con los cuatro galardones técnicos. Vanessa Ruíz-Larrea (Deluxe), Alvaro Augustín (Telecinco Cinema) y J. Bayona

El monstruo de Bayona consiguió un póker incontestable de galardones en los apartados técnicos: Dirección de Arte (Eugenio Caballero), Sonido (Peter Glossop, Orio Tarragó y Marc Orts), Montaje (Bernat Vilaplana y Jaume Martí), y Fotografía (Óscar Faura) fueron recibidos casi simultáneamente entre amigos y por el propio director, por la ausencia de uno de los galardonados.

Pedro Almodóvar recibió el galardón al mejor director por ‘Julieta’, cinta que también se llevó el premio a la mejor música original obra de su estrecho colaborador Alberto Iglesias

Julieta y Almodóvar no se fueron con las manos vacías, ni mucho menos. La primera vez que el director manchego era nominado a unos Premios Platino consiguió su estatuilla como mejor director, y su habitual compañero a cargo de la música original, Alberto Iglesias, también conseguiría un premio por Julieta.  El afiche de la película se había hecho el día anterior con el premio al mejor cartel cinematográfico,  un galardón que se estrenaba en esta edición.

Pedro Almodóvar, habitual reivindicador al recibir sus premios, no dejó pasar la oportunidad para reivindicar el derecho de las familias a cerrar sus heridas y sus derechos a encontrar a sus familiares desaparecidos durante la Guerra.

No fue el único que reivindicó. El tono unánime en los invitados y premiados venezolanos que subieron al escenario fue de apoyo a la situación que el pueblo está viviendo por el régimen de Maduro. Varios de ellos, como Malena González, mostraron su rechazo al dirigente incluso mostrando una bandera de Venezuela al revés.  Fuera del ámbito estrictamente cinematográfico también hubo tiempo para rendir homenaje a los héroes anónimos iberoamericanos y el auditorio se fundió en un sentido aplauso por el recuerdo al “héroe del monopatín”, el madrileño Ignacio Echeverría, que dio su vida por salvar a los demás en los últimos ataques terroristas de Londres.

‘2016, nacido en Siria’ se lleva el Platino a mejor documental

De vuelta a los galardones, España se haría con los premios a mejor largo de Animación por Psiconautas, los niños olvidados, de Pedro Rivero y Alberto Vázquez  y el documental 2016, nacido en Siria de Hernán Zin.

Las producciones cubano -españolas Esteban y Cuatro Estaciones en La Habana se harían con los Premios Platino al valor educativo y social y a la mejor serie Iberoamericana, respectivamente.

Sonia Braga, mejor interpretación femenina

Sonia Braga recibió el galardón a mejor actriz por su papel en la brasileña Aquarius y Desde allá la producción venezolana – mexicana de Lorenzo Vigas se alzaría con el platino a mejor opera prima.

Por último, tal y como ya informamos, el Premio Platino de Honor lo recibiría el gran Edward James Olmos  de la mano del presidente de EGEDA,  Enrique Cerezo, por su labor de apoyo al cine, a las raíces y las juventudes latinas, tanto en sus papeles como en su labor activista bajo el programa “Youth Cinema Project”. El propio actor sentenciaba “Nos tienen miedo, somos muchos latinos y habrá más” y añadía “es un honor ser latino y ahora ser Platino”.

Enrique Cerezo escucha a Edward James Olmos, premio Platino de Honor, quien aseguró “es un honor ser latino y ahora Platino”

Por nuestra parte esperamos que así sea y se siga reconociendo la importancia del cine y la cultura que nos une. Por lo pronto, el año próximo, lo haremos en la Riviera Maya, en México, en los V Premios Platino del Cine Iberoamericano.

Próxima parada de los Premios Platino: México