La firma de servicios de auditoría, consultoría, asesoramiento financiero, gestión de riesgos y servicios fiscales y legales Deloitte y la Unión de Televisiones en Abierto (UTECA), han ofrecido esta mañana la presentación del informe ‘Uteca XX Años: historia viva de la televisión’, elaborado con motivo de la celebración del vigésimo aniversario de la asociación.

Foto de familia de la jornada

Concha Iglesias y Jorge Andrés Bujía, por parte de Deloitte y Andrés Armas, Director General de UTECA; han sido los encargados de ofrecer esta mañana al público congregado en la planta 43 de la Torre Picasso de Madrid, las conclusiones sobre el último informe preparado por la consultora internacional, sobre la situación actual de la asociación  y otros hitos del medio televisivo en España en las tres últimas décadas.

En primera instancia, los ponentes han querido defender el papel de la televisión como medio informativo de referencia para la población, además de “constituir un elemento vertebrador de la sociedad, la economía y la cultura española”. Una tendencia que, sin embargo, está comenzando a revertirse cuando se atiende al segmento de población comprendido entre los 16 y los 24 años, que prefiere informarse a través de otros medios, especialmente internet.

En este segmento de población, las cifras de audiencia comienzan a resentirse, pero donde algunos ven un problema, Concha Iglesias prefiere ver una vía para evolucionar. “Partiendo de un soporte tradicional sostenible, las cadenas deben buscar –y lo están  haciendo- caminos alternativos sirviéndose de las nuevas tecnologías”, ha explicado.

A pesar de este apunte, en general la televisión mantiene su posición como medio de referencia en España, tanto en inversión publicitaria, siendo el primer medio con una cuota del 40%, como en consumo y penetración, generando, la televisión privada nacional en abierto, una facturación agregada cercana a los 2.000 millones de euros en los últimos años y una rentabilidad superior al 20%. Además, la televisión lineal representa la mayor cuota de consumo de medios con un 48%, medios a los que los españoles dedicamos casi 7 horas y media cada día, 94 minutos más que hace 20 años.

Todavía en el ámbito de las cifras, Iglesias ha destacado que a pesar de que la inversión publicitaria y el consumo de minutos de televisión se han mantenido estables, la evolución en la actualidad procede de la apuesta de valor que supone la progresiva adaptación de los operadores clásicos a las nuevas tendencias del consumo online. Un proceso palpable a través de iniciativas como LovesTV, la nueva plataforma orquestada por  RTVE, Atresmedia y Mediaset; de cuyos detalles informábamos en su lanzamiento hace escasas semanas.

(De izquierda a derecha) Jorge Andrés Bujía, Concha Iglesias y Andrés Armas durante la ponencia

En lo que respecta al ámbito concreto de la la publicidad, la Socio Director Industria Media & Entertainment y Tecnología de Deloitte, apela a una necesidad crítica de aliarse con los nuevos agentes del mercado. “En cuanto a las campañas masivas, la televisión continúa siendo el elemento predilecto para los anunciantes, pero donde antes había un único intermediario con el público, ahora hay miles que forman parte del juego y todos ellos deben trabajar para capturar conjuntamente y de forma efectiva el negocio”, ha afirmado .

En la misma línea se ha pronunciado posteriormente Andrés Armas, en declaraciones exclusivas a Cine&Tele, sirviéndose del neologismo “coopetition”. “En un escenario tan plural, los rivales son a su vez aliados, como se puede ver en multitud de casos, como ha sucedido con la asociación formada para la creación de LovesTV, o cuando un operador le vende sus contenidos originales a una plataforma bajo demanda para que puedan tener una segunda vida”, ha resumido.

En cuanto al futuro próximo, los ponentes han apuntado que los dos frentes en  los que está puesta la mirada de todos los agentes son: el nuevo dividendo digital del espectro radioeléctrico programado para 2020, y para el cual se espera tener un plan técnico definitivo en próximas fechas; y la necesidad de un nuevo marco regulatorio que iguale las condiciones bajo las que compiten los operadores tradicionales y los nuevos agentes.

En este sentido, Iglesias ha señalado que “todos los agentes han de cumplir con la corregulación y autorregulación existente en cada país, en términos como la limitación de espacio publicitario o protección al menor”. Por su parte, Armas ha añadido que “no menos relevante en este sentido es la próxima transposición de la Directiva Audiovisual, que permitirá una amplia remodelación de la Ley actual”, refiriéndose a la Ley General de la Comunicación Audiovisual de 2010, que se ha quedado en muchos sentidos obsoleta ante la llegada de los nuevos competidores.

Como comentábamos, Cine&Tele ha tenido la oportunidad de charlar brevemente al final de la ponencia con Andrés Armas sobre todos estos asuntos. Una conversación que pueden ver a continuación: