Nerea Castro y Blanca Andrés Gómez crean esta serie producida por el estudio internacional de Paramount, junto a la productora de los hermanos Almodóvar. Elena Anaya, Hugo Silva, Pilar Castro y Quim Gutiérrez son los protagonistas.

VIS y El Deseo producen ‘Mentiras pasajeras’ para Paramount+

Paramount+ ha anunciado este martes 31 de mayo, el inicio de la grabación de la serie  Mentiras pasajeras, una producción de VIS, el estudio internacional de Paramount, con El Deseo, la productora del Pedro y Agustín Almodóvar.

Esta comedia de ocho episodios  está creada por Blanca Andrés Gómez y Nerea Castro, que también firma el guion junto a Pol Cortecans. Al frente de la dirección están Félix Sabroso y Marta Font,  y tiene como showrunners a Esther García y a Sabroso.

Mentiras pasajeras, comedia contemporánea y realista sobre las apariencias donde nada es lo que parece, está protagonizada por Elena Anaya, Hugo Silva, Pilar Castro y Quim Gutiérrez. Susi Sánchez, María Botto, María León, Pedro Casablanc y Julián López, también forman parte del elenco de esta serie coral.

Lo que nos cuenta Mentiras pasajeras: Lucía (Elena Anaya) es una ejecutiva de una compañía de alta tecnología en tratamientos estéticos, que ha luchado para alejarse todo lo posible de su origen humilde, pero justo el día en que por fin debía recibir un más que merecido ascenso, es acusada de espionaje industrial y puesta de patitas en la calle.

Lucía no sabe cómo gestionar los pagos pendientes para su inminente boda, la fecundación in vitro y seguir siendo el sustento económico de su pareja, Basilio (Hugo Silva) y los hijos de éste, para que él pueda, por fin, acabar su novela. Tratando de ganar tiempo para resolverlo, oculta la verdad en casa y se mete en una espiral de mentiras y asuntos ilegales, mientras intenta desenmascarar al verdadero culpable, el ambicioso encantador de serpientes Santi (Quim Gutiérrez). Lucía irá entrando y saliendo de mundos inesperados, contando con el apoyo de su incondicional amiga Maite (Pilar Castro), una cirujana plástica completamente emancipada de sus relaciones con los hombres, al menos eso cuenta ella. Por miedo a perder aquello por lo que han luchado toda su vida, Lucía y Basilio caerán en una cómica espiral de mentiras pasajeras para ocultarse mutuamente su situación, algo que amenaza con pasarles factura más pronto que tarde…