Telecinco calienta motores para su nuevo espacio Top Star. ¿Cuánto vale tu voz?, primer concurso musical que pone voz al talento y que estrenará “próximamente”.

‘Top Star’, un híbrido entre game show y talent

Telecinco calienta motores para la llegada de Top Star. ¿Cuánto vale tu voz? a su parrilla. Aunque la cadena señala en un comunicado que llegará “próximamente”, algo habitual en sus promos (aunque se dilaten más de lo habitual), lo cierto es que esta vez puede que así sea, porque hoy cierra Got Talent, que tantas alegrías en términos de audiencias le ha vuelto a dar también en su sexta temporada, y en principio sería un día idóneo para seguir liderando los viernes.

Desarrollado conjuntamente con Fremantle tras el exitoso Adivina qué hago esta noche y el espacio Donde menos te lo esperas’, ‘Top Star’. ¿Cuánto vale tu voz?’ es una doble competición en la que, por primer vez, se realizan apuestas y subastas de dinero real: por un lado los concursantes -cantantes conocidos o anónimos- pugnan para llevarse el dinero por el que han sido subastados; por otro los mentores, con marcadas y dispares personalidades, despliegan sus armas y estrategias para que los artistas por los que han pujado se conviertan en ganadores con el apoyo del público del plató, cuyos miembros, también por primera vez, harán valoraciones de viva voz a la cara de los concursantes.

Jesús Vázquez, al frente del programa, señala que “Top Star es como una nueva generación de talents. A base de ideas muy innovadoras se le ha conseguido dar un giro muy interesante al concepto tradicional de talent show y, por primera vez en la historia de este tipo de formatos, vamos a ponerle precio al talento. Los mentores, más allá de valorar las actuaciones, van a apostar dinero real por sus concursantes favoritos. Entre los tres disponen cada noche de 270.000 euros para pujar, de los que el ganador de cada programa puede llevarse a casa hasta 30.000”.

‘Top Star’, un híbrido entre game show y talentEs precisamente este carácter inédito del programa lo que más ha llamado la atención del presentador, quien asegura que “en otros talents que he presentado el formato ya está muy testado en otros países y te lo dan casi con un libro de instrucciones. En Top Star nos hemos enfrentado a muchos retos y obstáculos que han surgido al ponerlo en marcha y lo estamos creando minuto a minuto. Formar parte de ese proceso creativo está resultando nuevo y apasionante. Estoy muy integrado en el equipo, me piden la opinión y el punto de vista para muchas cosas, incluso de la mecánica. Poder participar de esta forma, después de tantos años trabajando en programas y de tantos talents a mis espaldas, está siendo para mí como un soplo de aire fresco”.

Los mentores

Como publicamos,  los mentores de este concurso son Danna Paola, Risto Mejide e Isabel Pantoja. Para Vázquez, “son auténticas Top Stars, cada uno en lo suyo. No hace falta decir nada de Isabel, como reina indiscutible de la copla; ni de Risto, como rey indudable de los jurados de talents; ni de Danna Paola, la auténtica sensación internacional del momento. Cuando se juntan tres personalidades tan fuertes puede pasar de todo: va a haber momentos muy divertidos, momentos muy tensos, cada uno sacará sus estrategias para ganar y competirán duro, sobre todo en el momento de las subastas, lo cual le va a dar mucha vida al programa”.

Danna Paola ha asegurado que “esto va a ser una bomba de relojería porque soy una persona que no tiene pelos en la lengua y digo las cosas de forma muy directa, pero estoy segura de que puedo aprender mucho de mis compañeros mentores. En realidad, eso es lo que más me emociona”.

“Ahora estoy más preparada que entonces porque tengo acumulada aquella experiencia y, además, los talentos que vamos a ver en Top Star no son niños, que son lo que más me emociona del mundo. ¡Aquí no creo que llore tanto!”, ha señalado Isabel Pantoja, quien ya estuviese como jurado en Idol Kids, también presentado por Jesús Vázquez.

Por su parte, Risto Mejide define a Top Star “como un híbrido perfecto entre un game show y un talent show y nunca me había enfrentado a este reto. El formato es intenso y va a ser como una bomba de hidrógeno. Con el temperamento que tenemos los tres, no sé por dónde puede salir. Esto puede acabar o muy bien… o lo más probable”, vaticina Risto.

Cada programa consta de tres rondas eliminatorias y una ronda final, en la que se decide el ganador de la noche. En cada ronda eliminatoria actúan tres cantantes, agrupados bajo un estilo o característica común. Una peculiaridad que ha resultado más atractiva para el presentador: “Como en cada programa las tres rondas van a ser tematizadas y diferentes, se están organizando de manera que quepa todo el mundo: gente de todas las edades, artistas veteranos y nuevos, cantantes que triunfaron hace años y quieren retomar su carrera… El abanico de posibilidades es casi infinito. Veremos también a gente que participó o incluso ganó otros talents, artistas a los que ya conozco, con los que viví momentos muy emocionantes y con los que me voy a reencontrar aquí”.

El destino de los participantes lo deciden los mentores, si deciden pujar con dinero por ellos o no; y ‘Los 50’ que componen el público del plató que eligen en cada ronda un finalista entre los artistas que hayan ido a subasta y también al ganador del programa en la ronda final. Estas 50 personas tendrán un papel esencial y, por primera vez en la historia de estos

En cada ronda, los mentores disponen de 30.000 euros cada uno para pujar. Durante cada actuación podrán hacer una apuesta económica inicial, si consideran que el artista tiene posibilidades de triunfo. Ese dinero será el precio de salida de la subasta que se realizará posteriormente en caso de que algún otro mentor haya apostado también. Si el concursante no recibe ninguna oferta, queda descartado. Entretanto, mientras dura la actuación, ‘Los 50’ marcarán en sus dispositivos de voto ‘SÍ’ o ‘NO’, pero el resultado de la votación se reservará hasta el final de la ronda completa.

Al terminar la interpretación, si solo un mentor ha apostado, se queda con el concursante; pero si ha habido más ofertas, Jesús Vázquez abre un proceso de ‘subasta’ en el que los tres mentores compiten pujando para ofrecer la cantidad de dinero más alta.

El proceso se repite con los tres concursantes de cada ronda, de manera que al finalizar habrá al menos uno de los tres artistas adjudicado a un mentor, que será quien pase a la ronda final de la noche. Si hubiera más de uno, será la votación que en su momento hicieron ‘Los 50’ la que decida quién es finalista del programa.

Al finalizar las tres rondas eliminatorias, tres de los nueve artistas se habrán convertido en finalistas y volverán a actuar en la ronda final. En esta ocasión solo ‘Los 50’ tendrán la responsabilidad de elegir al ganador, que se llevará a casa todo el dinero que su mentor ha apostado por él y regresará junto a los ganadores de todas las galas a la gran final del programa, de la que saldrá la primera ‘Top Star’ de España. Por su parte, el mentor ganador recibirá una cantidad extra de dinero para utilizar en ese programa especial.