El operador proporcionará servicios de extensión de redes celulares por medio de los satélites Amazonas 2 y 3 para varios clientes de Gilat, como Southern Linc Wireless y otros operadores de redes móviles de referencia.

Hispasat, el operador español de telecomunicaciones por satélite del Grupo Red Eléctrica, ha cerrado un acuerdo plurianual y multitranspondedor con Gilat Satellite Networks para la renovación y ampliación de la capacidad satelital contratada para la extensión de redes móviles en Estados Unidos mediante los satélites Amazonas 2 y 3, ubicados en la posición orbital de 61º Oeste. Por medio de este acuerdo, Hispasat conectará cientos de estaciones base de clientes estratégicos de Gilat, incluyendo a Southern Linc Wireless y otros operadores móviles de referencia.

En palabras de Slava Frayter, vicepresidente regional de Gilat en Norteamérica, “estamos muy satisfechos de volver a contar con la capacidad espacial de HISPASAT en la región. Sus satélites siempre han ofrecido excelentes niveles de calidad y resistencia y esperamos continuar nuestra cooperación para respaldar las necesidades de nuestros clientes”.

Para Ruben Levcovitz, responsable de ventas de HISPASAT en Norteamérica, “las soluciones de backhaul celular por satélite son fundamentales para garantizar enlaces robustos como los que necesitan las comunicaciones móviles en regiones como Estados Unidos, en las que el enlace satelital resulta más eficiente. Agradecemos la confianza que Gilat ha depositado en nosotros con este nuevo acuerdo que fortalece nuestra posición en este segmento de mercado”.

Los servicios satelitales de extensión de redes móviles representan una solución de gran interés para las empresas de telecomunicaciones que necesitan extender su conectividad en zonas en las que el despliegue de infraestructuras terrestres presenta desafíos geográficos o no resulta rentable en términos económicos. Mediante la tecnología satelital se pueden conectar de manera eficiente zonas remotas con la red móvil global, optimizando así la inversión económica y consiguiendo la capilaridad que exige este tipo de comunicaciones sin tener que recurrir a costosas inversiones en infraestructuras. Además, la implantación de la tecnología 4G, LTE y la llegada del 5G auguran un crecimiento en la demanda de estos servicios de comunicaciones. Por todo ello, este tipo de solución es especialmente idónea para regiones extensas con un menor desarrollo de las infraestructuras de comunicaciones terrestres.