El lunes tuvo lugar un encuentro que tenía por objetivo analizar las oportunidades que dispone la industria audiovisual en España para convertirse en un foco de producción europea de referencia a nivel mundial. “Estamos en un momento brillante del audiovisual y es necesario prestar atención al Brexit, que cambiará las relaciones entre Europa y Gran Bretaña”, remarcó Carlos Rosado.

Spain Film Commission acude al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para promover que España sea un ‘hub’ audiovisual.

La reunión contó con la presencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la directora general de Industrias Culturales y Cooperación, Adriana Moscoso; EL alcalde de Valladolid, Óscar Puente;  el estadounidense James Costos, Embajador Honorario de Spain Film Commission; y Carlos Rosado, presidente de SFC.

La sede del Ministerio de Industria fue testigo de esta cita con la que se buscó dar nuevos pasos para impulsar un hub audiovisual en nuestro país.

En marzo de 2019, la Secretaría de Estado de Turismo ya firmó con la Spain Film Commission y el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) un Protocolo de Intenciones para la promoción del turismo cinematográfico con el que se puedan apoyar nuevos productos turísticos, servicios y promoción exterior. Según un estudio de 2018 por TCI Research, ochenta millones de personas eligieron su destino de viaje basándose en las localizaciones de películas y series. “Este fenómeno representa una alternativa para diversificar la oferta turística y combatir la estacionalidad”, apuntó Reyes Maroto.

“La industria audiovisual española goza de buena salud y por eso queremos seguir promocionando a nuestro país en la producción de contenidos, lo que reporta importantes beneficios para nuestra imagen exterior en este ámbito, así como para la economía doméstica y el turismo en los territorios que acogen esas producciones”, indicó Reyes Maroto.

La ministra es consciente de la necesidad de “visibilizar en otros países nuestro potencial como sede de rodajes de películas o series internacionales”, así como “acentuar su potencial como fuente de actividad, negocio y empleo”.

Según expresó Carlos Rosados, para implantar este centro de producción se debe “establecer una línea estratégica común para el sector audiovisual español”, sin olvidar fijar “una legislación acorde con ese horizonte estratégico”.

De izquierda a derecha, Óscar Puente, Reyes Maroto, James Costos, Carlos Rosado y Adriana Moscoso.

El futuro hub, añadió el presidente de Spain Film Commission, debería contar con RTVE, las televisiones privadas, las plataformas digitales y toda la cadena de valor de la industria cinematográfica, poniendo énfasis en “dos sectores con un enorme potencial” como los efectos visuales (VFX) y la animación. Y por supuesto, con  la red Spain Film Commission como “plataforma de fomento de rodajes en España, que cuenta con una amplia red oficinas regionales y locales”.

El contexto es, sin duda, favorable y el timing es el ideal. “Estamos en un momento brillante del audiovisual y es necesario prestar atención al Brexit, que acabará cambiando las relaciones entre Europa y Gran Bretaña”, manifestó Rosado.

Spain Film Commission sigue, de este modo, aportando su granito de arena para que la industria se haga más fuerte. Cabe recordar que el pasado mes de noviembre se realizó el primer encuentro Shooting in Spain en Los Ángeles para dar a conocer las ventajas de rodar en España a los productores y plataformas estadounidenses. El segundo encuentro tendrá lugar durante el primer semestre en Madrid.