La distribuidora BTeam está diversificando su negocio y ha abierto BTeam Prods, una rama de producción cuya primera película, Entre dos aguas, se llevó la Concha de Oro en San Sebastián. Hablamos con uno de sus socios, Álex Lafuente, para conocer mejor su línea editorial y sus proyectos, como La hija de un ladrón, que llegará a las salas de cine el próximo viernes.

Alex Lafuente

Cine&Tele: Hace algo más de un año que estrenasteis en San Sebastián Entre dos aguas, que era vuestra primera película como productores a través del sello BTeam Prods. ¿Qué os llevo a crear esta rama de producción?

Alex Lafuente: Habíamos creado BTeam Prods dos años antes y vino motivado por la película que había producido yo de La novia de Paula Ortiz. Tuvimos una muy buena experiencia. Fue un trabajo magnífico que fue luego distribuido por BTeam en salas. Vimos que tenía sentido unir las dos líneas de negocio tras un resultado tan satisfactorio. También se hizo pensando mucho en diversificar y crecer por otra vía de negocio que no fuese sólo la distribución.

 

 

C&T.: Las plataformas digitales, que no son tradicionalmente creadores de contenidos, también están tendiendo a convertirse en productoras…

A.L.: En el caso de los distribuidores independientes, está claro que no somos sólo nosotros, ya que hay gente como Avalon o Wanda que son productoras con líneas de distribución paralelas. Tiene que ver con tener una participación y un control del proyecto desde el principio. Ese nivel de implicación y conocimiento del proyecto se nota muchísimo en la fase de promoción. Por otro lado, hay que ver cómo han ido evolucionando las líneas de ayudas del ICAA en los últimos años. De alguna manera, también han precipitado que los distribuidores usemos esa vía de participación porque, al final, se nos pide entrar en los proyectos españoles en fases tempranas por requisitos del ICAA o por cualquier otra convocatoria. Ya que vamos a asumir el riesgo desde muy pronto, mejor que lo hagamos como coproductores para tener mayor rentabilidad y una nueva vía de negocio.

C&T.: ¿Cuál es la línea de producción que pretendéis seguir? ¿Hay diferencias con los proyectos en los que simplemente distribuís?

A.L.: La línea editorial de distribución marca la pauta de lo que producimos. En BTeam siempre hemos cuidado mucho la línea editorial en distribución y creo que hemos creado un estilo muy claro. En la producción nos hemos posicionado claramente como cine independiente de calidad con aspiraciones de que llegue a un público relativamente amplio pero primando el talento de los directores. Hay una apuesta no sólo por directores consolidados, como es el caso de Isaki Lacuesta, sino por nuevas voces. Creo que, por lo menos hasta ahora, hemos asumido más riesgos que en distribución. Nos podemos permitir asumir más riesgo porque participamos desde el principio.

‘La hija de un ladrón’

C&T.: Concretamente, de La hija de un ladrón, ¿qué es lo que os llamó la atención?

A.L.: De La hija de un ladrón nos gustó muchísimo la visión de Belén Funes sobre el proyecto. Nos parecía que contaba una historia muy honesta, muy de verdad, que en manos de otra directora o director podía haber sido impersonal o llevarlo a un terreno que ya lo habías visto. Es una aproximación sin juicios pero con mucha emoción y con muchísima delicadeza con lo que cuenta y lo que no.

C&T.: San Sebastián es el festival más importante de España pero hay a veces que obtener premio allí no se traduce en buenos resultados comerciales. ¿Cómo de importante es para vosotros el premio que obtuvo Greta Fernández?

A.L.: Yo creo que para el cine independiente español son fundamentales estos festivales. Para una película como la nuestra, que es una ópera prima y que a priori parecía una película pequeña, que la seleccionen en Sección Oficial, la sitúa automáticamente en un sitio distinto para la prensa y el público, y la hace más grande.

Una vez proyectada, con la buena reacción de la prensa, con los magníficos pases con público y con el premio de Greta, son cosas que van sumando para que la película pueda llegar al público que tiene.

Todo este ruido es absolutamente necesario. El premio de Greta, además, es fundamental porque la película es Greta. Abre la puerta a que reciba otros reconocimientos, va a hacer de motor de la campaña.

C&T.: El estreno comercial es el 29 de noviembre. ¿La fecha ha sido elegida para estar cerca de los premios y aprovechar también el puente de diciembre?

A.L.: Sí, hay dos motivos principales. Uno es escapar de las semanas inmediatamente posteriores a San Sebastián porque hay muchísimo cine español y apenas hay hueco para que las películas respiren. No creemos que sea necesario estrenar nada más acabar San Sebastián. Por otro lado, hay una confianza en que la película tenga una visibilidad en las nominaciones en todos los premios que vienen en esa época.

‘Las niñas’

C&T.: Mirando al futuro, habéis rodado un siguiente proyecto que es el de Las niñas, ópera prima de Pilar Palomero, y participáis en lo nuevo de Nely Reguera, la directora de María (y los demás)

A.L.: Las niñas es una película que nos tiene enamorados. Es un proyecto muy personal con ciertos tintes autobiográficos de Pilar Palomero. Es una directora de Zaragoza que nos cuenta cómo fue su adolescencia allí en 1992, un año en el que España parecía era muy moderna con las Olimpiadas y la Expo pero la realidad es que el país era mucho más conservador de lo que parecía. Es el retrato de una generación de mujeres que se educaron en ese contexto. Está todavía en fase de montaje y pretendemos terminarla a principios de año si todo va bien con los tiempos, probablemente para estrenar antes del verano.

Y Nely Reguera está con un nuevo proyecto que se llama El nieto y de hecho nos han dado ahora la ayuda selectiva del ICAA. Es uno de los proyectos mejor valorados y estamos muy contentos con eso. Es una coproducción con la productora catalana Fasten Films y con Grecia, porque gran parte de la historia se rueda en Grecia. Si todo va bien, rodaremos el verano que viene. Es la historia de una mujer retirada de casi 70 años, que, como es médico, decide ir a Grecia a un campo de refugiados a sentirse útil e intentar ayudar. Es un salto para Nely porque es un poco más ambicioso y también más abierto de público.

C&T.: Además, Alex Lafuente producirá lo nuevo de Paula Ortiz tras La novia, Barbazul, con BTeam en la distribución. ¿Es bastante ambicioso y por eso está tardando en arrancar?

A.L.: Barbazul es una coproducción con Morena Films en la que sí va a haber una vinculación con BTeam a nivel de distribución y no sé si en algún momento tendrá sentido que participe también en coproducción.

Es un proyecto muy ambicioso y bastante complejo desde el punto de vista de desarrollo, que ha sido muy largo. Es una película muy delicada porque es un thriller fantástico que quiere hablar de temas muy actuales como las relaciones complejas y abusivas entre hombres y mujeres. Si todo va bien, esperamos poder rodar el año que viene. Al mismo tiempo, con Paula Ortiz estamos desarrollando varios proyectos de otras dimensiones, no tan ambiciosos.


Antonio Chavarrías: “La hija de un ladrón es honesta y dura pero sin victimismos”.

Antonio Chavarrías

Oberon Cinematográfica fue la primera productora en apostar por La hija de un ladrón de Belén Funes.

Hemos entrevistado también al productor Antonio Chavarrías, al que le sedujo la mirada que tenía Funes sobre la historia, una apuesta “por la autenticidad, por la verdad, por eludir maniqueísmos y victimistas”.

La película tiene un presupuesto ajustado de 1,2 millones de euros y han contado con el apoyo de TVE, TVC, ICAA, ICEC y Movistar. “Tuvimos un ayuda que da la casa de alquiler Arri”, nos cuenta Chavarrías, que desembocó en poder disponer de “equipos de primera a unos precios muy ajustados y en algunos casos sin coste”, algo que, en una película de este tipo, es “una ayuda importante”.

El rodaje se desarrolló en 6 semanas en Barcelona y extrarradio sin ningún incidente, más allá de que hubo que cambiar el guion para que el niño protagonista llevara muletas, porque el chaval tuvo un accidente dos semanas antes de la grabación. Tras el éxito en San Sebastián, La hija de un ladrón está ya teniendo una vida internacional con unas ventas gestionadas por Latido Films.

“En festivales internacionales ha estado en Londres y en Chicago. Creemos que todo está funcionando muy en línea de nuestras hipótesis optimistas”, indica el productor de Oberon, que considera que sus horizontes son amplios porque “la historia es muy universal”.

Oberon no ha producido demasiado en los últimos años. Más allá de que están trabajando en algunos proyectos ambiciosos que llevan su tiempo, según reveló Chavarrías, “ahora hay unos mecanismos de ayudas que hacen que enseguida pierdas un año”. En su opinión, “deberían tener unos calendarios que evitaran esta rigidez”.

“El cine español no vive su mejor momento a nivel financiero. Las televisiones han ido reduciendo sus presupuestos y lo mismo sucede con las ayudas públicas. Están mutando las formas de consumo y hace que los referentes que tenías antes, que ya eran precarios, ahora sean, además, muy inestables”, señala el productor.