La Unión Internacional de Cines (UNIC), entidad que reúne a las asociaciones de exhibidores de cine de 36 territorios europeos (entre ellas FECE), ha dado a conocer los datos provisionales del mercado cinematográfico en Europa durante el pasado año, a los que la organización califica de positivos.

UNIC  pone especial énfasis en señalar que algunos datos aún no han sido recopilados y las cifras correspondientes a determinados territorios se basan únicamente en las estimaciones iniciales. Pero su visión general es clara: este avance representa la primera evaluación del sector cinematográfico europeo del año pasado y afirma que los datos finales, con los correspondientes a cada territorio, se publicarán en la próxima primavera.

‘Rogue One: Una historia de Star Wars’

Así, esta primera reflexión apunta que 2016 ha sido un año positivo para el sector en la mayoría de los territorios europeos. La recaudación de los Estados miembros de la UE (donde se disponían de datos) aumentó un 1,6 por ciento en comparación con 2015, mientras que el número de espectadores en los 36 territorios que forman parte de UNIC, se incrementó en el 2,6 por ciento, hasta sobrepasar los 1.260 millones de entradas de cine vendidas.

Las producciones nacionales de cada territorio siguen manteniendo un gran peso y continúan convenciendo a los espectadores europeos pero, a pesar de ello, un año más la taquilla estuvo dominada por  potentes títulos internacionales como Rogue One: Una historia de Star Wars, Zootrópolis, Animales fantásticos y dónde encontrarlos, Mascotas y Ice Age: El gran cataclismo. A juzgar por las películas que dominan la taquilla europea, podemos afirmar que la animación es el género que más seduce …

Sin duda, España es un buen ejemplo de las dos consideraciones de UNIC: el  peso en la producción local y el de las grandes producciones internacionales, con la animación como protagonista. Recordemos que el ranking de la taquilla española en 2016 estaba liderado por la película española Un monstruo viene a verme y por la internacional Mascotas.

Un monstruo viene a verme

‘Un monstruo viene a verme’

Incremento en  Francia, Rusia y sur de Europa

De acuerdo con los datos provisionales de UNIC,  el número de  espectadores franceses  registró un aumento del 3,6 por ciento sobre 2015, obteniendo su segundo mejor dato de los últimos 50 años. Del mismo modo, Rusia también consiguió resultados muy positivos, con aumentos del 9,6 por ciento en su taquilla y del 10,1 por ciento en espectadores, ratificándose como el segundo territorio más importante de la UNIC,  con más de 190 millones de entradas.

La industria cinematográfica española alcanzó la marca de los 100 millones de espectadores, impulsada por la producción local Un monstruo viene a verme, y eso a pesar del alto IVA que las entradas de cine vienen soportando en nuestro país.

‘Quo Vado?’

En Italia, las producciones locales Quo Vado? de Gennaro Nunziante y Perfetti sconosciuti de Paolo Genovese, contribuyeron en gran medida a que la industria alcanzase resultados positivos en 2016, registrando incrementos del 3,9  por ciento en taquilla y del 6,1 por cien en espectadores.

Portugal sigue confirmando sus buenos resultados, tras los registrados en 2015, con un aumento del 2,2 por ciento tanto en recaudación como en espectadores.

Por su parte, la taquilla del Reino Unido aumentó un 0,5 por ciento en 2016, superando el  récord del año precedente. Sin embargo, la venta de entradas disminuyó ligeramente -un 2,1 por ciento- debido a la ausencia de títulos semilocales,  potentes y esperados por los espectadores británicos, como Spectre y Star Wars: El despertar de la fuerza (películas que contaban con parte de producción ‘british’) que, en 2015, sedujeron al público inglés.

Una tendencia similar se observa en Turquía , donde la taquilla estuvo dominada de nuevo por producciones locales, con incrementos del 2,2 por ciento en recaudación y descenso del 3 por ciento en espectadores.

El descenso alemán

El sector cinematográfico alemán sufrió una caída del 12,4 por ciento en taquilla y una disminución del 13 por ciento en espectadores debido, especialmente, a que las producciones locales no pudieron repetir los récords obtenidos en 2015. Esta circunstancia se produjo asimismo en Austria, donde el número de espectadores descendió el 5,2 por ciento  y la recaudación retrocedió un 2,4 por ciento y en Suiza (taquilla – 9,4 por ciento y público – 7,2 por ciento).

Taquilla y espectadores se vieron reforzadas por potentes títulos locales en  los países escandinavos, como la sueca Un hombre llamado Ove, que contribuyó a que los ingresos de ese país creciese un 6,4 por ciento y fueran a las salas de cine un 4,2 por ciento más de espectadores que en 2015, o La decisión del rey (Kongess Nei, su título original) en Noruega, donde los incrementos fueron del 11,7 y 9 en ingresos y público respectivamente.

Tras el récord de 2015 y a pesar de que las producciones locales encabezaran la taquilla el año pasado, tanto Dinamarca como Finlandia no comparten la suerte que otros países nórdicos registrando descensos del 6 y 5,1 por ciento en recaudación y espectadores en el caso danés y del 0,8 y 1,8 por ciento (taquilla y público respectivamente) en el finlandés.
Crecimiento significativo en Europa Central y Oriental

Alcanzando más de 50 millones de entradas, el sector polaco registró su mejor año (recaudación +17,6 por ciento y  entradas +16,5%), impulsado por tres películas locales clasificadas en su Top 5.

De igual manera, tanto Eslovaquia como la República Checa mantuvieron una ascendencia positiva con incrementos del 23,5 y del 23,8 por ciento en taquilla y entradas para el primero y del 20,5 y 20,6 por ciento en el caso del segundo. Estos aumentos son los más significativos de  todos los territorios de la UNIC en 2016.

Otros países del entorno presentan evoluciones similares: tal es el caso de Bulgaria (5,5 por ciento de incremento en espectadores y 3,7 en ingresos), Hungría (13,1 y 12,1 por ciento y Rumanía (10,2 y 7,5). También se observaron resultados positivos en Estonia (6,1 por ciento en público y 13,5en taquilla),  Letonia (5,5 y 10,7 por ciento) y Lituania (9,8 y 14,9 por ciento).

Las entradas per cápita para todos los territorios de la UNIC (donde se disponía de datos) llegaron a 1,6 visitas por año, un ligero aumento de 0,1 punto respecto a 2015. Francia e Irlanda (ambas con 3,3) fueron los países donde se produjeron los mejores registros.

Debido la falta de datos de varios países, aún es demasiado pronto para evaluar la cuota total de mercado del cine europeo en 2016. Por último, UNIC destaca el calendario de estrenos a lo largo de este 2017 es muy potente y prometedor, tanto en títulos europeos como internacionales.