Cellnex Telecom ha alcanzado un acuerdo para la adquisición del 100% de Shere Group  –grupo que gestiona torres y emplazamientos en Holanda y Reino Unido y que está controlado por el fondo británico de infraestructuras, Arcus Infrastructure Partners. La operación, con una inversión de 393 millones de euros, supone la adquisición del portafolio de 1.004 emplazamientos de telefonía móvil operados por Shere.

marca_cell nex_con claim

Los 464 emplazamientos que Sphere gestiona en Holanda se localizan de modo homogéneo en el conjunto del territorio de los Países Bajos. Complementan asimismo, y sin redundancias, la red de 261 emplazamientos que Cellnex ya gestiona. El dato de compartición (“tenancy ratio”) de las infraestructuras localizadas en los emplazamientos de Shere Group en Holanda alcanza una ratio de 2,7x.

En cuanto a los 540 emplazamientos ubicados en Reino Unido, éstos se concentran fundamentalmente en Inglaterra y Gales. En estos emplazamientos, el ratio de compartición se eleva a 1,6x.

El mercado holandés de infraestructuras para la telefonía móvil cuenta con cinco operadores que gestionan un total de 1.500 emplazamientos –entre los que se encuentran los 725 que Cellnex gestionará ahora en el país–, que complementan la red propia desplegada por las tres principales compañías de telefonía del país (KPN, TMobile y Vodafone), a las que se suma Tele2, que ofrece sus servicios únicamente en 4G. Holanda cuenta con un total de 15.200 emplazamientos en todo su territorio. Al igual que en la mayoría de países europeos, la mejora de la cobertura para hacer realidad la experiencia del acceso en movilidad a contenidos de banda ancha en áreas con gran número de usuarios simultáneos constituye uno de los retos de futuro. En este sentido, una mayor densidad y capilaridad de red por medio del despliegue de las “small cells” y los sistemas distribuidos de antena será uno de los vectores del crecimiento en el mercado holandés en los próximos años.

En cuanto a Reino Unido, el país cuenta con un total aproximado de 46.000 emplazamientos de los cuales en torno al 21% están gestionados por operadores independientes, como es el caso de Shere Group o Arqiva, y también por dos “joint ventures” MBNL (formada por Three y EE) y CTIL (formada por Vodafone y O2).  El tráfico de datos, de modo parecido a lo que sucede en el conjunto de países europeos, es el segmento que crece a mayor velocidad. Se estima un crecimiento interanual del 49% hasta 2020, frente a la estabilidad en lo que son los servicios de voz. La cobertura 3G en el país es amplia mientras que en el caso de las tecnologías LTE aún hay recorrido. Los operadores han iniciado los primeros despliegues de “small cells”, las redes de antenas que en el futuro deberán garantizar la calidad de la banda ancha móvil ante el incremento del consumo de datos.