Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

El American Film Market 2022 muestra su fortaleza

10 noviembre, 2022

El 43º American Film Market (AFM) dio la bienvenida a la industria mundial por primera vez desde 2019 y por vez 30 en la playa de Santa Mónica. Durante seis días (1-6 noviembre), ejecutivos de finanzas, producción, ventas y distribución de películas de 70 países estuvieron presentes para proyecciones, reuniones, networking y paneles, y para cerrar acuerdos sobre películas terminadas y proyectos destinados a llegar a audiencias de todo el mundo.

Después de la exuberancia del mercado de Cannes en mayo y la decepción que algunos experimentaron en Toronto, se esperaba que el American Film Market se asentase como así ha sido.

La AFM dio la bienvenida a 300 empresas expositoras que representan miles de películas y proyectos en todas las etapas de producción. Estados Unidos tuvo la mayor presencia de expositores, seguido por Reino Unido, Italia, Francia, Alemania, Canadá, Corea del Sur, Tailandia y Malasia. Aquí se puede ver el listado completo de expositores.

Los principales compradores del mundo también estuvieron presentes con empresas de más de 68 países. El mayor número provino de Estados Unidos, seguido de Alemania, Japón, Reino Unido, Corea del Sur, Italia, España y Francia. También se confirman compradores de las principales plataformas digitales del mundo.

AFM continuó con su programación de mesas redondas, las AFM Sessions, en el Loews Santa Monica Beach Hotel. Durante cuatro días, del 2 al 5 de noviembre, AFM presentó 32 sesiones en dos etapas centradas en los temas, las oportunidades y la información práctica más relevante para los cineastas mundiales, con más de 100 líderes de opinión, decisores y expertos.

LocationEXPO® también tuvo lugar junto al mercado en el Loews Hotel en el transcurso de seis días, y contó con más de 30 comisiones cinematográficas, agencias gubernamentales, instalaciones de producción y servicios de todo el mundo, incluido Shooting in Spain con un stand de la  film comission española.

Para acomodar a AFM, Loews Santa Monica Beach Hotel se transforma en un centro y mercado para la conferencia donde se proyectan más de 300 películas en el transcurso de seis días. Según Santa Monica Travel & Tourism, el 90 % de las películas del mundo son financiadas, producidas y/o distribuidas por participantes de AFM.

Conocido como ‘Hollywood by the Beach’, Santa Mónica es un lugar ideal para proyectar películas con una gran cantidad de cines, todos ubicados dentro de las 8,3 millas cuadradas de la ciudad. Siguiendo el ejemplo de años anteriores, Loews convirtió el espacio del salón de baile del hotel en salas de proyección. AMC Santa Mónica, Broadway Cineplex y Ocean Screening Room también albergaron a los asistentes de AFM, lo que brinda a los compradores la oportunidad de ver proyecciones en entornos ideales en todo el campus de AFM.

El impacto de la pandemia todavía se siente en todo el mundo en la producción de películas. Aún así fue estupendo caminar por el Loews y volver a ver el vestíbulo principal y las mesas alrededor de la piscina llenas como antes de la pandemia.

Presencia española

La Oficina Económica y Comercial de España en Los Ángeles desembarcó en el emblemático Carrusel del muelle de Santa Mónica. Ahí, el equipo de audiovisual de la oficina liderado por Pablo Barea y Claudia Nario, y con el apoyo de Fabia Buenaventura y Eva Hernández de Invest in Spain e ICEX, organizó el Showbiz the Spanish Way. Un evento social para ejecutivos de producción, responsables de adquisición de contenidos, talento español y agencias de representación. El encuentro contó con unos invitados de excepción: la directora de cine Carla Simón (presentando su película Alcarràs candidata española para los Oscar, de la que se proyectó el trailer) y los actores Álvaro Morte (La casa de papel, La rueda del tiempo) y Eric Masip (Alba). Todos en un estupendo inglés protagonizaron una mesa redonda moderada por John Hopewell de Variety. Entre los asistentes pudimos ver a James Costos (presidente de Secuoya estudios y antiguo embajador de Estados Unidos en España), a representantes estadounidenses de Sony Pictures, Focus Features, Amazon, Netflix, NBCUniversal y otras productoras y estudios. Contó con el patrocinio de varias empresas españolas: Loewe Perfumes, Grupo TATEL MABEL Hospitality, The Lab Room, Estrella Damm y González Byass.

Adicionalmente, hubo presencia institucional española en el mercado con el stand de Shooting in Spain, estratégicamente situado justo delante de las dos salas de las conferencias y mesas redondas asegurando el tráfico. El stand replicó un salón almodovariano mediante la reproducción de un fotograma de La voz humana cedido por El Deseo. En este stand, los miembros de la Oficina Económica y Comercial de España en Los Ángeles ofrecieron información sobre los beneficios de rodar en España en términos de incentivos fiscales, localizaciones, disponibilidad de equipos altamente cualificados e infraestructuras. El slogan elegido a estos efectos fue ‘Come Film in Spain, you will feel at home’ (Ven a rodar a España, te sentirás como en casa). 

Dos empresas españolas participaron como expositoras en el mercado: Filmax y Film Factory. Filmax ofreció a los compradores asistentes su catálogo de 29 títulos, entre los cuales se encuentran los documentales REC: Terror sin pausaÁngel Nieto: el hombre que venció al tiempo, o los largometrajes Objetos, Unicornios, Vasil e Irati.  La compañía barcelonesa contó con una suite precedida por un gigante cartel de Irati, donde el equipo estuvo activamente trabajando.

Otra treintena de compañías españolas participaron en el American Film Market como asistentes. Entre ellas se encuentran productoras de servicios como Fresco Films, Secuoya Studios y Seven Islands Film, estudios como Ciudad de la Luz y proveedores de servicios legales como Andersen Legal Spain. 

Ciudad de la Luz estuvo en el American Film Market, con su director general, Antonio Rodes, al frente

Además, Film Constellation cerró una serie de acuerdos para el próximo thriller Fatum del director español Juan Galiñanes. La película ha sido adquirida para Francia (Canal+), Alemania, Austria, Suiza, Italia (Plaion) y América Latina (California Filmes).

El polvo está aún en el aire

Por el lado de las sesiones, resaltar tres mesas redondas. Muy interesante la conversación sobre www.stage32.com, un punto de encuentro para profesionales de entretenimiento con más de 800.000 miembros al que se accede de manera gratuita, pero pusieron mucho énfasis en la importancia de trabajarse la presencia ahí y el networking. Ellos sólo ponen la plataforma, pero cada uno tiene que hacer el trabajo de conseguir maximizar lo que ofrece y conseguir los ansiados contactos. Otra sesión interesante fue la conversación sobre Theatrical Marketplace Recovery for Independent Films (Recuperación del mercado cinematográfico para las películas independientes) con el copresidente de Roadside Attractions (Howard Cohen), el presidente de Millenium Media (Jeffrey Greenstein) y el SVP de adquisiciones y producción de IFC Films (Scott Shooman).  Finalmente How Platforms & Networks Approach Independent Content (Como las plataformas y canales tratan el contenido independiente) que contó con Cameron Douglas de Fandango, Sam Harowitz de Tubi, Jennifer Vaux de The Roku Channel, y Heidi Chung, de Variety Intelligence Platform. El programa completo se puede ver aquí.

Probablemente el tema más recurrente en todas las sesiones fue los continuos cambios y la constante evolución del mercado cinematográfico y los retos que esto supone. El sentimiento general es que el polvo aún está en el aire y aún tiene que pasar cierto tiempo hasta que se asiente y veamos cómo queda el mercado. Las películas independientes están bajo una gran presión en cuanto a costes y precios. Aunque hay más producción que nunca, la mayoría se está produciendo lejos del punto de equilibrio y cada vez parece más difícil encontrar al distribuidor adecuado y que luego éste sea capaz de ensalzar las películas para que lleguen a su audiencia y no se pierdan en el océano de contenido que hay ahora. Todo lo que era verdad hace uno o dos años, ya no lo es. Confirmaron un aumento constante en el volumen de producciones en los últimos tiempos, pero principalmente gracias al contenido de TV/streaming. Hay un resurgimiento definitivo pero los presupuestos independientes han disminuido y las películas más grandes, por ejemplo, de $25 millones a $50 millones, son mucho más raras, y cada vez hay más contenido por debajo de los $2 millones, y con micropresupuestos.

En general hay sólo unas pocas películas que funcionan bien en las salas: superhéroes, Maverick, etc. Pero cada vez cuesta más justificar los costes de marketing y distribución, y el tumultuoso mundo de los streamers tampoco es fácil de navegar.

La presión a la baja es inexorable: los costes de ventas y marketing se han reducido de $150.000 a $50.000 y $75.000 por título, dependiendo de su escala y ambición, mientras que los agentes de ventas más pequeños se ven obligados a aceptar una tarifa fija de productor ejecutivo y una comisión más baja de alrededor 5% en lugar del 5%-10% estándar para América del Norte, según el presupuesto, mientras que los productores están debatiendo el 15% típico en el extranjero si se negocia un acuerdo de transmisión importante.

Parece que el las plataformas de AVOD es el que va a poder ayudar a mantener el negocio de contenido independiente. Freevee, Tubi (que además al ser de Fox cuenta con MarVista) parece que apuestan con más presupuestos en el mundo del contenido original. Aunque varios de los independientes comentaron que no estaban notando la supuesta bajada de presupuestos de Netflix.

Ventas cerradas

En cuanto a los visionados y presentación de películas, no ha habido falta de variedad en oferta en AFM este año, desde títulos de grandes franquicias: Now You See Me 3 de Lionsgate y su próximo Saw 10, con el último presentando el regreso de Tobin Bell como John Kramer, el asesino de Jigsaw obsesionado con los rompecabezas, hasta indie. Acción con los siempre populares Dave Bautista, Donnie Yen, Joel Kinnaman y Jeffrey Dean Morgan; a posibles candidatos a premios, incluida la película biográfica María Callas de Pablo Larraín, protagonizada por Angelina Jolie, y The Island, del director de Cold War de  Pawel Pawlikowski, con Joaquin Phoenix y Rooney Mara, la próxima de Guy Ritchie con Henry Cavill y Eiza González y el thriller con Florence Pugh y Alexander Skarsgård que también es su director.

Se han anunciado muchas adquisiciones, tanto de películas acabadas como en producción o proyectos. Parece que hay cierta tendencia hacia los géneros de acción, thrillers y horror. Quizás los más destacables sean: la comedia de acción Verona Spies con Emma Roberts y Geoffrey Rush, el thriller de espías con Paul Mescal A Spy by Nature, una nueva película de acción con Jean-Claude Van Damme Silent Kill, varios thriller de acción uno con Hillary Swank NAR, otro con Dermont Mulrone y Ruthless y otro con John Malkovich y Thomas Jane One Ranger, y una de vampiros The Radleys con Damien Lewis.

Claramente aún hay un mercado para el buen contenido, aunque se dé la paradoja de haber más contenido que nunca pero que los espectadores tengan la sensación de escasez de contenido de calidad.

Esperemos que la conferencia del año que viene que será del 31 de octubre al 5 de noviembre de 2023 vuelva a juntar a los productores, distribuidores, agentes de ventas, directores y miembros clave de la industria cinematográfica y televisiva mundial se reunirán de nuevo para más proyecciones, acuerdos, paneles y networking.

Quizás también te interesen: