Creada por Aurora Guerra, la dirección correrá a cargo de Mar Olid y Jorge Saavedra. El rodaje ha comenzado esta semana en Madrid, donde se recreará la vida en una base militar, y se desarrollará también en diversas localizaciones naturales de Murcia. 

TVE graba la serie ‘Fuerza de paz’ producida con Alea Media

Will Sephard, Alain Hernández, Félix Gómez, Silvia Alonso, Martiño Rivas y Alfonso Bassave, protagonistas de ‘Fuerza de paz’ (Foto: Pedro Valdezate)

Alea Media, la productora liderada por Aitor Gabilondo y participada por Mediaset España, graba con TVE la serie Fuerza de paz, sobre la investigación extraoficial de uno de los miembros de una misión de paz de un contingente militar español desplazado a Guinea Ecuatorial.

La ficción está creada por Aurora Guerra, responsable de Acacias 38, que también será productora ejecutiva y se encarga del guion, junto a Santiago Díaz y Juan Vicente Pozuelo. Y la dirección estará en manos de Mar Olid, que ya dirigiese para La 1 La otra mirada, y Jorge Saavedra, que hizo lo propio con Néboa.

Santiago Díaz Bermejo, como director de producción; Alfonso Segura “Cuco” y David Valldepérez, en la dirección de fotografía; César Macarrón en la dirección de arte; Aitor Berenguer, jefe de sonido; Rosa Estévez y Luis Gimeno, casting; Tatiana Hernández, figurinista; y Paula Sánchez (maquillaje y peluquería), completan el equipo técnico.

Silvia Alonso, Martiño Rivas, Félix Gómez, Alain Hernández, Alfonso Bassave, Will Sephard e Iría del Río son principales protagonistas de la serie, cuya grabación ha comenzado esta semana en Madrid, donde se recreará la vida en una base militar, y se desarrollará también en diversas localizaciones naturales de Murcia.

Así es Fuerza de paz: Frontera de Guinea Ecuatorial con Camerún. En un lugar perdido de la recóndita selva africana, la sargento Paula Elgueta, junto a una nutrida unidad militar, consigue liberar de la esclavitud a mujeres y niñas que se encontraban secuestradas por un grupo de piratas. La misión es un éxito más para el contingente español en misión de paz desplazado a Guinea Ecuatorial. Esa misma noche, Paula recibe una llamada. Hugo, su prometido, que también forma parte del contingente, le llama desde la base militar de Bonaki, levantada en el sur del país. Angustiado, le pide que le escuche, pese a que lo que le va a contar le resulte insoportable. La llamada se corta. A la mañana siguiente, recibe la terrible noticia: Hugo se ha suicidado. Paula cree que hay algo raro en su muerte y está decidida a averiguarlo, aunque enfrentarse a la verdad pueda ser insoportable.