Así lo destacó ayer el titular del ministerio de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, en su defensa en Congreso de los Diputados de las partidas dedicadas a Cultura y Deporte del proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2021 que, finalmente, han concluido hoy, 3 de diciembre, su trámite en la Cámara Baja.

PGE incremento ICAA

El ministro de Cultura y Deporte ayer en el Congreso

Y por fin, tras dos años “viviendo” con unos presupuestos prácticamente obsoletos, hoy 3 de diciembre, los Presupuestos Generales del Estado han visto la luz. Al menos, han pasado el tamiz del Congreso de los Diputados, aunque ahora queda que se ratifiquen en la Cámara Alta.

En lo que concierne al ministerio de Cultura y Deporte, el presupuesto asignado en conjunto es 1.054,69 millones de euros, un 37,7 por ciento más que en 2018, eso sí, añadiendo los fondos de la UE. Esta es una de las afirmaciones que José Manuel Rodríguez Uribes realizó ayer en el Congreso de los Diputados cuando defendió las partidas de su ministerio.

En palabras de Rodríguez Uribes, el Ministerio de Cultura y Deporte “da respuesta a los sectores que más han sufrido la crisis de la COVID-19”. En este sentido, ha recordado que “la cultura se ha visto seria y duramente golpeada durante estos meses. Las medidas adoptadas sobre limitación de aforos y movilidad, si bien han sido imprescindibles desde la perspectiva de la salud pública, han dificultado, cuando no impedido, los espectáculos artísticos en vivo y el consumo presencial de la cultura”.

Por tanto, ha pedido reconocer que “esas necesarias limitaciones han conllevado, y lo siguen haciendo aún, un importantísimo daño económico para el conjunto de las industrias culturales y los trabajadores de la cultura que hemos ayudado a paliar con dos decretos, uno de mayo y otro de noviembre, convalidados por esta Cámara”.

El cine y el sector audiovisual, “el Hub español que queremos construir”, como ha señalado Rodríguez Uribes, se ven reforzados de manera importante, a través del presupuesto del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), que aumenta en 34 millones su dotación, hasta llegar a 121,6 millones de euros.

Los Presupuestos de 2021 mantienen el Fondo de Protección a la Cinematografía, dotado con casi 70 millones de euros y del que depende la convocatoria de las líneas de ayuda habituales del ICAA a la producción de películas, así como ayudas a la distribución y a la participación en festivales y mercados audiovisuales y a las salas de cine, a las que se destinan 17 millones de euros, que se reservarían a la modernización de los equipos digitales de los exhibidores. una cantidad insuficiente si se tiene en cuenta que los empresarios de salas de cine deberán desembolsar unos 50 millones de euros para nueva digitalización.

Y aunque es una buena noticia para el sector, deja un sabor agridulce, porque a pesar del incremento, España continúa a la cola de otros países del ámbito europeo, como Francia -que nos supera por seis-, o Italia, que o hace por cuatro. Y a pesar de ese incremento, las ayudas destinadas a las salas de cine, son claramente insuficientes con la situación actual que la exhibición está atravesando, provocada por la pandemia sanitaria del Covid-19, tal y como puso de manifiesto el pasado 20 de noviembre, la Federación de Cines de España, FECE, en su SOS al presidente del Gobierno, a través de una carta abierta, que rubricaron las principales asociaciones de productores, varias entidades y más de un centenar de cineastas.

Sobre el presupuesto total de su gabinete, el ministro ha indicado que “queremos combatir la incertidumbre y la desconfianza y apostar por las certezas y la confianza en nosotros mismos, como gran país que somos, y para ello miramos al futuro considerando la Cultura y el Deporte como contenidos básicos del Estado del Bienestar, de nuestra Democracia Constitucional y del Catálogo de Derechos de los ciudadanos”.

Para Rodríguez Uribes, el Gobierno muestra su compromiso con la cultura y el deporte al incluir entre las diez políticas palanca del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, una línea específica para el impulso de las industrias culturales y deportivas, lo que supone dotarlas de 206 millones de euros adicionales.

“Esta inyección económica añadida o complementaria al presupuesto constituye un factor esencial para impulsar el proceso de transformación de nuestras industrias creativas y culturales hacia un nuevo modelo basado en la digitalización, la innovación, la calidad, la defensa de los derechos de los artistas y creadores, la igualdad de género y la sostenibilidad”, aseguró Rodríguez Uribes.