El virus ha puesto contra las cuerdas a muchas industrias en todo el mundo, pero está claro que una de las más afectadas está siendo la exhibición cinematográfica.

 “El aumento de Transparencia y Comunicación que se ha producido en estos meses, ha sido de lo más positivo. Espero que deje un sustrato con efectos duraderos”

“El aumento de Transparencia y Comunicación que se ha producido en estos meses, ha sido de lo más positivo. Espero que deje un sustrato con efectos duraderos”

Cine&Tele ha querido, un año más, hablar con el CEO de Kelonik, Tomás Naranjouno de los mayores expertos de España en este sector de la industria audiovisual. Sus opiniones se encuadran dentro de nuestra edición especial CineEurope 2020.

Cine&Tele:  Desde que se inició la pandemia, se han realizado numerosas sesiones de trabajo intercambiando ideas entre los principales actores del mundo del cine, como exhibidores, distribuidores, laboratorios, productores, políticos … ¿cuál es el resumen que tú harías y qué te ha parecido más importante?

Tomás Naranjo: Antes de nada, decir que en la Película en la que está la Industria, mi papel es de espectador y, en todo caso, hago algún cameo con alguna frase. Estoy seguro que la mayoría de nosotros, desde nuestras casas, es lo más que hemos podido hacer.

Primero quisiera empezar por algo positivo que creo que hemos tenido estos tres meses: Nunca he visto circular tanta comunicación e información entre todos los actores implicados en esta Industria. La mayoría de Empresas han sido muy conscientes de que las repercusiones son importantes y lo serán aún más. Muchos han hecho un ejercicio, creo que honesto, en compartir informaciones y visiones. Mi experiencia es que esta es una Industria en la que los actores son muy celosos de sus desarrollos y visiones y, por tanto, evitan compartir cierta información (en otros Sectores hasta se considera útil la colectivización), como si fuera una fórmula magistral. La mayoría de veces, se está reinventando la rueda al mismo tiempo en muchos lugares a la vez. Eso produce un considerable gasto de energía y tiempo.

Como digo, ese aumento de Transparencia y Comunicación que se ha dado con las reuniones virtuales, webinars, etc. ha sido de lo más positivo. Espero que deje un sustrato con efectos duraderos.

Refiriéndome a la evolución, he notado cambios en los Temas y en el Tono. Al principio del confinamiento, existía un pesimismo y una falta de ideas debidos claramente al estado de shock en el que nos dejó este accidente del que empezamos ahora a salir. Todo el mundo estaba analizando los desastrosos datos del año, las películas retrasadas sine die, los rodajes cancelados, cómo poner las empresas a hibernar y sin saber por cuanto tiempo. A las pocas semanas estábamos ya todos debatiendo nuevas fórmulas para superar la situación y conseguir que los espectadores regresen a las salas de cine para disfrutarlo en su medio nativo, es decir, en pantalla grande, y unidos en una experiencia social colectiva.

“A las pocas semanas estábamos ya debatiendo nuevas fórmulas para superar la situación y conseguir que los espectadores regresen a las salas de cine para disfrutarlo en su medio nativo, en pantalla grande, y unidos en una experiencia social colectiva”

Así empezamos a ofrecer alternativas ‘open air’ que en algunos países como Alemania y Brasil han tenido un gran éxito. Y ahora que la alarma va descendiendo, estamos volcados en conseguir la cuadratura del círculo que se mueve entre las regulaciones sanitarias, las legales, la falta de contenidos y los equilibrios financieros … Tardaremos, pero lo conseguiremos. Seguro que regresaremos a un estado de cuasi normalidad en los cines, pero sin precipitarse en la toma de decisiones.
C&T.: Suponemos que la elección entre los distintos sistemas de desinfección de las salas va a ser una de las primeras decisiones a tomar, ¿no es así?

T.N.: Efectivamente. Pero lo que realmente hay que asumir desde ya, es que tenemos por delante un gran esfuerzo de coordinación entre todos los componentes de la cadena de valor del cine. Productores, distribuidores, exhibidores, industrias técnicas, administraciones públicas, todos unidos tenemos que transmitir al gran público de que las salas cuentan con todas las medidas necesarias para asegurar su salubridad. Puede que tardemos más de medio año, pero no cabe duda de que el plazo será más corto en tanto en cuanto los espectadores perciban de forma directa todas estas medidas. El comienzo de las desinfecciones de las butacas entre sesión y sesión, con el público aun descendiendo por las gradas para salir, por ejemplo, sería algo convincente al 100 por 100. Pero no olvidemos una limpieza extraordinaria en los vestíbulos, en los aseos… y los dispensadores de gel por todas partes.

Implementar todo este protocolo tiene un coste, y es ahí donde todos los niveles de la Administración deben colaborar más a fin de no perder un modelo de negocio que beneficia a toda la sociedad y genera miles de puestos de trabajo.

En cuanto a la necesidad de instalar un sistema de tratamiento del aire con medios fáciles de montar y mantener, es tan obvio que no necesita comentarios.

 “Implementar todo este protocolo tiene un coste, y es ahí donde todos los niveles de la Administración deben colaborar más a fin de no perder un modelo de negocio que beneficia a toda la sociedad y genera miles de puestos de trabajo”

“Implementar todo este protocolo tiene un coste, y es ahí donde todos los niveles de la Administración deben colaborar más a fin de no perder un modelo de negocio que beneficia a toda la sociedad y genera miles de puestos de trabajo”

 

No hay sistemas de desinfección probados al 100 por 100 de efectividad, pero si esta comprobado que son efectivos y, sobre todo ayudan a generar confianza en los usuarios.
C&T.: En relación con CineEurope, ¿cómo ves esta edición virtual?

T.N.: Film Expo Group, la empresa organizadora, y UNIC han trabajado duro para que tengamos todos la ocasión de estar conectados y transmitir las últimas noticias sobre el renacer de nuestros negocios. Habrá un trade show virtual que consistirá básicamente en un enlace a la página web de cada empresa expositora.

En nuestra página web, atenderemos on line a los visitantes que tengamos durante la duración del Evento.

Al margen de ello, todos tenemos ya la vista puesta en el ShowEast, que será el primer encuentro físico de la industria desde hace un año, debido a las anulaciones de Hong Kong, Las Vegas y Barcelona.

C&T.: ¿Cómo ves el futuro de los grandes grupos de exhibición? ¿Tenderán a concentrarse aún más? ¿Se espera la entrada de alguna entidad nueva, como Netflix, en la exhibición mundial?

T.N.: No quisiera que los problemas económicos que están sufriendo los grandes circuitos los llevase a ser controlados por entidades de capital riesgo. El negocio del Cine no requiere sólo de un pensamiento frío y financiero …   necesita vocación, conocimiento profundo. Eso es lo que salvará al cine. Y esa vocación, casi pasión, por sus negocios hará que sobrevivan también los medianos y pequeños exhibidores.

“El negocio del Cine necesita vocación, conocimiento profundo. Eso es lo que salvará al cine. Y esa vocación, casi pasión, por sus negocios hará que sobrevivan también los medianos y pequeños exhibidores”

“El negocio del Cine necesita vocación, conocimiento profundo. Eso es lo que salvará al cine. Y esa vocación, casi pasión, por sus negocios hará que sobrevivan también los medianos y pequeños exhibidores”

 C&T.: Hace ahora cinco años que se creó UNITIA, de la que eres presidente, ¿cómo está la asociación en este momento? ¿En qué medida ha afectado a las empresas asociadas la situación desencadenada por la pandemia?

T.N.: UNITIA no ha dejado de crecer. Ya somos 12 empresas con presencia activa en 24 países, así que es difícil responder a esta pregunta de forma única. En unos países el daño ha sido mucho menor que en otros, e incluso en algunos territorios no se ha notado nada porque el virus ha afectado muy poco y están ahora en el momento de descubrir la magia del cine.

 “Nuestra consigna en UNITIA es que, una vez que ha dejado de llover, empecemos por achicar el agua de los barcos”

“Nuestra consigna en UNITIA es que, una vez que ha dejado de llover, empecemos por achicar el agua de los barcos”

Lo más importante de UNITIA es la información que intercambiamos con total transparencia. Ahora nuestra consigna es “una vez que ha dejado de llover, empecemos por achicar el agua de los barcos”.