Deadpool 2, Los archivos del Pentágono, Cyberwar o Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido, han sido designadas por la Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual de España como los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual que se han estrenado en España en 2018.

Foto de familia

La asociación ATRAE (Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual de España) ha celebrado la séptima edición  de sus premios, que reconocen los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual que se han estrenado el año anterior en España. La ceremonia de entrega de los premios, que tuvo lugar en los Cines Paz de Madrid, fue presentada por Amparo Bravo, actriz de doblaje española y voz habitual de Juliette Lewis, Jennifer Carpenter o Zooey Deschanel.

El premio a la Mejor traducción y adaptación para doblaje de película estrenada en cine, la ganadora fue Deadpool 2, a cargo de Pablo Fernández Moriano (traducción) y Rafael Calvo (adaptación). En cuanto a la Mejor traducción y adaptación para doblaje de obra estrenada en TV, DVD o plataforma en línea el premio fue para La balada de Buster Scruggs, con  factura de Óscar López en la traducción y Tommy Salau en la adaptación.

Por su parte, el galardón a la Mejor subtitulación ha ido a manos de Eva Garcés por Los archivos del Pentágono, en la categoría de cine, y a Alberto Fernández Hernández por Joe Rogan: Strange Times, en la categoría de obra estrenada en TV, DVD o plataforma en línea.

Alberto Fernández explicó que anécdota que “como Rogan habla de temas polémicos y su estilo de comedia es zafio y lleno de coloquialismos y lenguaje soez, a la hora de traducir tuve que dejarme llevar, que me poseyera el espíritu del típico «cuñao» de bar, ese que se suele autodefinir como «políticamente incorrecto», y hacer acopio de todos los tacos que pudiera sacar de entre los rincones de mi cerebro”.

El premio a Mejor traducción y adaptación para voces superpuestas en cine, TV, DVD o plataforma en línea fue concedido a Zoraida Pelegrina por Cyberwar. Pelegrina comentó que “para traducir Cyberwar, tuve que consultar páginas webs de dudosa procedencia. Es decir, desde los sitios de los personajes más raros que te puedes echar la cara, donde explican paso a paso cómo hackear un ordenador, hasta webs de grupos terroristas y extremistas (pues algunos ataques cibernéticos son considerados terrorismo)”.

El  Mejor guion de audiodescripción se lo llevó para África Egido por El hilo invisible mientras que el mejor subtitulado para sordos recayó en Susana Conde Guijarro y Amparo Gresa por Una bolsa de canicas.

Pr último, la Mejor traducción de videojuego para consola, PC, web o dispositivo móvil se lo llevó el equipo formado por Aurora Ramírez Martínez Esparza (traductora jefa), Beatriz Esteban Agustí, María Jesús Fernández Herrero, Francisco Paredes Maldonado, Inmaculada Pérez Parra (traductores) y Diana Díaz Montón (revisora) por Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido.

Asimismo, la asociación ha concedido este año el sexto premio Xènia Martínez (primera vicepresidenta de ATRAE) a Eugenia Arrés, por su labor de enseñanza y su incansable trabajo como traductora profesional, sobre todo en la localización de videojuegos.