La Asociación refuerza su compromiso con la defensa de la televisión privada comercial y de una legislación que permita una competencia con los nuevos operadores en igualdad de condiciones.

La  Junta Directiva de la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto, UTECA, ha acordado el  nombramiento de Emilio Lliteras  como nuevo director general. Lliteras es un profundo conocedor del mercado, con experiencia en posiciones directivas de marketing y en los procesos de posicionamiento de marca, transformación, estrategia y desarrollo de negocio de compañías audiovisuales como Grupo Bainet, y multinacionales como Sandoz, British American Tobaco, Kraft Foods Spain y Unilever.

 

 

Lliteras es licenciado en ADE y Derecho en ICADE, además de Senior Management Program del Instituto de Empresa.

El presidente de UTECA, Eduardo Olano, considera que el nuevo director general contribuirá a reforzar el posicionamiento y el compromiso de la asociación con un sector en transformación que demanda reformas legislativas. “Una de nuestras prioridades en esta etapa es trasladar a la Administración la necesidad de propiciar un marco legislativo que permita que las televisiones comerciales compitan en las mismas condiciones que los nuevos operadores, con iguales derechos y obligaciones”, ha manifestado Eduardo Olano.

Entre los desafíos más inmediatos está la necesaria adaptación de la Ley General de Comunicación Audiovisual al nuevo escenario y el segundo dividendo digital, que obligará en 2020 a una resintonización de las antenas por el cambio de las frecuencias en las que emiten en la actualidad las cadenas de televisión digital terrestre. UTECA espera que el apoyo de la Administración a este proceso se traduzca en suficientes recursos económicos y una ambiciosa campaña de comunicación que permita culminar con éxito esta transición.

Emilio Lliteras sustituye a Andrés Armas, que deja la dirección general de UTECA. La Junta Directiva de UTECA ha agradecido su dedicación, rigor y capacidad de gestión en estos últimos 6 años, en los que las televisiones privadas comerciales han afrontado con éxito cambios tecnológicos, legislativos y de negocio de gran calado.