Este miércoles la Fundación Alternativas ha presentado en Madrid su Informe sobre el Estado de la Cultura en España 2016 “La Cultura como motor de cambio”, que está coordinado por Enrique Bustamante, catedrático de Comunicación y Publicidad de la UCM, y que evidencia la debacle de la Cultura en nuestro país, con cifras que dibujan pérdidas de espectadores/consumidores y facturación de hasta un 35% no solo en el ámbito público, sino también en el ámbito empresarial, donde más de 4.000 pymes culturales han cerrado y hasta un 18,2% de las empresas reconocieron una inversión menor que en 2015.  Y las nuevas iniciativas auto-gestionadas, surgidas al calor de la crisis han sufrido el desamparo las instituciones.

En la presentación, participaron Nicolás Sartorius, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas; Enrique Bustamante, coordinador del Informe; Ignacio Escolar, director de El Diario.es; Juan Barja, director del Círculo de Bellas Artes y Paula Ortiz, directora de Cine y José Pascual Marco, director general de Política e Industrias Culturales y del Libro, en un debate dirigido por la directoria de Babelia, Berna González Harbour.

Presentación

De izq. a der. en la foto: Los músicos Juan Antonio Simarro y Sergey Maiboroda, Ignacio Escolar, Juan Barja, Berna González, Enrique Bustamante, Paula Ortiz y José Pascual Marco

La presentación comenzó con la actuación musical del pianista Juan Antonio Simarro y el violinista Sergey Maiboroda, quienes dieron paso a las palabras de inauguración a cargo de Nicolás Sartorius, quien ha insistido en la necesidad de incentivar la Cultura para mejorar como sociedad global. “Que centenares de personas mueran en el mundo a causa del terrorismo, por ejemplo, es una muestra de incultura terrible y es que debemos de reconocer que en España, en Europa y en el mundo entero, hay un déficit de Cultura y un superávit de crueldad y la única solución es afianzar la Cultura, que es el fundamento de la cohesión social. El conocimiento es la base de la libertad individual y de la democracia colectiva, por eso, debemos colocar a la Cultura en el centro de la política para lograr el cambio que tanto necesitamos y pedimos a voces”, ha expresado Sartorius.

Nicolás Sartorius

Nicolás Sartorius

“Hay que trabajar con los agentes culturales”, dice imperativo el coordinador del Informe, Enrique Bustamante, quien asegura que todos los esfuerzos que se han realizado por parte de quienes luchan cada día para sacar adelante el sector, lo pasan bastante mal porque no tienen ningún tipo de apoyo del Estado. “Lo menos que puede concluirse de las políticas públicas culturales durante esta legislatura es que no se han compadecido mucho con las consecuencias reseñadas de la crisis económica sobre la actividad o el consumo cultural, sino que más bien han contribuido a agravarla”, escribe Bustamante en el primer capítulo del informe.

Enrique Bustamante

Enrique Bustamante

Por su parte, Ignacio Escolar no ha dado tregua al IVA Cultural. “La subida del IVA ha sido el golpe más bajo para la Cultura en España. Pero además, también hay otras cosas que nos han estado haciendo mucho daño los últimos cuatro o cinco años y es que los españoles consumimos cultura española a través de plataformas extranjeras, la pregunta es ¿qué políticas públicas se están aplicando?”, ha manifestado Ignacio Escolar, director del digital El Diario.es

Ignacio Escolar

Ignacio Escolar

Con respecto a las subvenciones, el director del Círculo de Bellas Artes, Juan Barja, ha declarado que “el control democrático de los impuestos tiene que derivar en el control democrático de la Cultura porque es completamente falso que la Cultura en España esté subvencionada, aunque lo digan y lo repitan los señores del Gobierno. Aquí la gente lo sabe, no hay subvenciones y las Industrias Culturales se tienen que apañar para sacar sus proyectos adelante”.

paula ortiz

Paula Ortiz

Siguiendo el debate sobre las subvenciones, la directora de cine Paula Ortiz ha apoyado la versión de Barja. “Las subvenciones estatales de las productoras con las que yo he trabajado son ínfimas. Ahora mismo se hacen más grandes producciones o producciones guerrilla y mucho menos producciones medias. Yo creo que tendríamos que preguntarnos ¿Qué cine queremos? Debemos hacer un diagnóstico de las condiciones de la producción y tomar decisiones”, ha asegurado la directora.

El Informe

La primera parte del estudio coordinado por Bustamante analiza la Cultura por sectores y en general todos concuerdan en cuál es la necesidad más urgente: Disminuir el IVA, porque las consecuencias de ese 21% cuyas consecuencias son “devastadoras”, pues si bien desde se evidencia un ligero en la actividad cultural en España desde 2014 en relación a los datos de pérdidas en facturación y puestos de trabajo registrados entre 2008 y 2013, esa leve mejoría se ha quedado muy lejos de compensar la subida del IVA Cultural.

Con respecto al sector del audiovisual, se proponen una serie de medidas entre las que destacan: aumentar la cantidad a 90 millones para el Fondo de Ayuda a la Cinematografía, potenciar la televisión pública como servicio público e incrementar sinergias entre los sectores de la televisión, las telecomunicaciones, la informática y la producción.

En cine, el ICAA apenas llega a los 60 millones de euros, por lo que la producción ha quedado en manos de los dos grandes grupos mediáticos, Atresmedia y Mediaset, que son los que pueden financiar las películas, y por tanto optar por un blockbuster. Han desaparecido las producciones medianas -tal como decía Paula Ortiz en la presentación- quedando únicamente las grandes producciones millonarias o las películas de bajísimo coste. ¿Resultado? Cierre de numerosas productoras, ya que hasta el 85% sólo estrena una película al año, y muchas de ellas tampoco acceden a las plataformas digitales. Efectivamente,  se aprecia un aumento de los espectadores, pero gracias a solo cuatro o cinco películas.

La segunda parte del informe está dedicada a las políticas favorecedoras del cambio social. Se examinan las políticas culturales en relación con las autonomías, la Unión Europea, América Latina, los viveros culturales o la autogestión, además del turismo y el patrimonio cultural. En este último apartado, el informe incide en que España es una “potencia en potencia” y pide un plan que realce el valor de la Cultura en el turismo. Por contra, en el programa de la llamada Marca España, del Gobierno del PP, entre “las 10 razones de la excelencia” del país “no reserva un hueco a la cultura”.

Por esta razón, Enrique Bustamante ha insistido en la importancia del papel del Estado Central en este asunto y aboga por un Gobierno PSOE-Podemos-Ciudadanos, ya que los tres tienen propuestas similares para el Sector Cultural. “Desde luego, salvo el PP que pasa completamente de la Cultura y dice que ha cumplido con todo, en el resto hay una comunidad de intereses bastante clara. Si hubiera un pacto de gobierno sería fácil un pacto de estado Cultural”.