Así lo confirma la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, entidad encargada de auditar el cumplimiento de la obligación de financiar películas y series europeas, que apunta también que, en 2012, cuatro compañías no alcanzaron el umbral mínimo exigido.

La Ley General de la Comunicación Audiovisual obliga a los prestadores del servicio de comunicación audiovisual o a los operadores de telecomunicaciones que también difundan canales de televisión, a dedicar el 5 por ciento de sus ingresos de explotación a financiar obras audiovisuales europeas: películas para el cine y la televisión, series, documentales y películas y series de animación. Si la empresa es de titularidad pública, dicho porcentaje aumenta hasta el 6 por ciento.
 
Así, de las  20 empresas analizadas, quince superaron esta obligación; las empresas que sí cumplieron con esta norma fueron  Mediaset, Paramount, CRTVE, Atresmedia, Walt Disney, NBC Universal, Fox, Veo TV, Telefónica, Ono, Net TV, Cosmopolitan, History Channel, Sony Pictures y Vodafone.

Por el contrario cuatro compañías, Orange, DTS, Multicanal y 13TV,  no alcanzaron el umbral mínimo. Por su parte, Jazztel, en las circunstancias en las que presta el servicio, “no queda sujeta a la obligación” de destinar el 5 por ciento a la financiación de obras audiovisuales.

El 60 por ciento  la financiación debe ser para la producción de películas de cine y, de este porcentaje el 60 por ciento para obras en alguna de las lenguas oficiales de España.