Con motivo de la 48 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid la post-productora valenciana, Kincine, se ha trasladado a la capital vallisoletana. Kincine tiene una consolidada y reconocida experiencia en el kinescopado de imágenes digitales a negativo de celuloide, favoreciendo el desarrollo de la producción independiente y aportando una forma innovadora de hacer cine, en el panorama de la industria audiovisual española.