Samsung organizó ayer martes 20 de marzo una presentación en Zúrich para mostrar su primera pantalla LED para cines, bautizada como Onyx. Cine&Tele fue el único medio español especializado que fue invitado para observar la tecnología con la que se pretende revolucionar el mundo de la exhibición desechando el proyector. El Cinema LED permite ganar espacio para los asientos al eliminar la cabina de proyección y es 10 veces más luminoso, lo que beneficia al HDR, el 3D y la oferta de contenidos alternativos.

Los Arena Cinemas son el único megaplex de Suiza, con 18 pantallas.

Los Arena Cinemas de Zúrich fueron testigo ayer de una presentación especial de Samsung para toda Europa. Estos cines han instalado la primera pantalla 4K 3D de su sistema Cinema LED, ahora bajo el nombre de Onyx.

En la edición del año pasado de la CinemaCon, la compañía surcoreana sorprendió a los asistentes al enseñar su primera pantalla LED para salas de cine, con la que pretenden iniciar, en su opinión, “una nueva era“. Muchos exhibidores mostraron interés y recientemente se han empezado a instalar los primeros productos.

El Cinema LED de Samsung es el primer sistema de este tipo en obtener la certificación DCI. Ya está operativo en dos cines de Corea del Sur (Seúl y Busan) y uno de China. El de Zúrich es el primero en Europa y, además, el primero del mundo en 3D y 4K.

Los Arena Cinemas están promocionando su nueva tecnología instalada: el Samsung Cinema LED. Su primer pase al público es con ‘Ready Player One’.

En torno a unos 70 periodistas de toda Europa fuimos invitados para acudir a esta presentación, siendo Cine&Tele el único medio español especializado que pudo comprobar el rendimiento del producto. Willem Kim, presidente de Samsung Suiza, señaló en la presentación que es necesario que las salas evolucionen también en el área del display: “El mundo del cine ha cambiado mucho pero las salas de cine siguen utilizando el mismo sistema que hace 120 años“.

El primer producto LED para cines con certificación DCI, que es el que se ha implantado ya en los cines mencionados, tiene un tamaño de pantalla de 10,2 metros de ancho por 5,4 metros de alto. En próximas fechas, Samsung espera también tener certificación de nuevos modelos, incluyendo una pantalla de 14 metros.

En torno a 70 periodistas europeos asistieron a esta presentación exclusiva. Cine&Tele fue el único medio español especializado invitado.

La pantalla tiene una resolución 4K (4.096 por 2.160)con 96 cabinets y 2.304 módulos. Permite reproducir formatos de scope (2,39:1) y de 1,85:1. La compañía también destaca lo que llaman contraste infinito frente al ratio convencional de 2.500:1, logrando negros puros y eliminando bandas grisáceas.

La gran ventaja que tiene la tecnología LED con respecto a la proyección es que es 10 veces más luminosa. El hecho de conseguir hasta 500 nit o 146 fL (foot-lambert) permite obtener muchos beneficios. Uno de ellos es la consecución de colores muy vivos y la optimización de los contenidos etalonados en HDR (High Dynamic Range). También soluciona el problema de a falta de luminosidad de los contenidos en 3D. Finalmente, pueden potenciar los eventos alternativos con un presentador en la sala, pues con una pantalla LED se puede mantener una perfecta visualización aun con las luces de la sala encendidas.

Onyx de Samsung es un sistema de pantalla plana que destaca por su largo tiempo de vida de hasta 100.000 horas, un dato clave para que la alta inversión en estas unidades pueda ofrecer un coste de propiedad eficiente.

El sistema, en la parte del audio, trabaja en colaboración con Harman y destaca especialmente por la forma innovadora de posicionar los altavoces mediante al sistema Sculpted Surround de JBL.

Los Arena Cinemas siempre apuestan por la innovación y en los últimos han integrado la nueva tecnología 4DX.

 

Los Arena Cinemas, unos cines siempre en busca de la vanguardia

Cine&Tele tuvo la oportunidad de charlar con Edouard Stöckli, propietario de Arena Cinemas, un complejo de 11 años de vida y que es el único megaplex en Suiza (18 pantallas). En otros complejos tiene otras 32 pantallas.

A Stöckli le invitaron a Seúl junto con otros propietarios de cines del mundo para mostrarles el Cinema LED viendo una película en el Lotte Cinemas para luego ir a las oficinas de Samsung con el fin de obtener los detalles. Este emprendedor está siempre a la caza de la innovación y, de hecho, tiene ya 5 salas 4DX en Suiza.

El Cinema LED de Samsung es el primer sistema de este tipo en obtener la certificación DCI.

Yo he querido invertir en esto y ser el primero. Quería que mi público experimentara esta nueva tecnología”, nos contó. Las pantallas LED todavía tienen que superar la barrera de su alto precio. “Es un lujo. En vez de comprar un Ferrari, yo hago esto porque es mi pasión. Pero estoy seguro de que el público nos dará más de lo que le hemos dado”, manifestó ayer Stöckli.

Pero es una nueva tecnología y todo lo que ello implica a nivel de dudas. ¿Hay otras preocupaciones para un propietario de cines más allá del precio? “No, esto es imbatible. El proyector es algo del siglo pasado. El paso del 35mm al digital no es un gran paso. Es todavía proyección. Es decir, es todavía un coche con ruedas. Sólo cuando tienes un coche que no tiene ruedas, puedes deshacerte de las carreteras. Entonces, eres flexible y no somos suficientemente flexibles con los proyectores”, explicó el dueño de Arena Cinemas.

Stöckli resaltó las ventajas del sistema. Una de ellas es que elimina las cabinas de proyección: “Puedo hacer un auditorio más grande. Con el mismo volumen, puedo añadir dos o tres filas más“. También opinó sobre la versatilidad de poder colocar la pantalla en cualquier pared: “Podría incluso poner la pantalla en el techo”. El suizo, asimismo, considera que el mantenimiento es más sencillo: “No necesitas cambiar las lámparas (en los proyectores que tienen lámparas) y la capacidad de la luz no decrece porcentualmente cada cierto tiempo”. Otra cualidad a tener en cuenta es la estereoscopía ya que, en palabras de este empresario, “con esta tecnología nuestros ojos y nuestro cerebro pueden digerir mejor el 3D”.

Edouard Stöckli, propietario de Arena Cinemas.

El diseño de los cines con esta tecnología cambiará. De hecho, ya lo está haciendo pues Stöckli estaba diseñando un complejo de 18 pantallas en Basilea y lo está cambiando porque ya no necesita espacios para la proyección. Para esos cines, que espera poder inaugurar en dos años, contará con pantallas Cinema LED de 24 metros, por lo que la experiencia de gran formato está garantizada también con esta nueva tecnología.

A Stöckli le preguntamos sobre la posible falta de versatilidad al tener que encajar una pantalla de un tamaño determinado en la sala que tengas. “Ahora existen unos tamaños estándar pero esto es una cuestión de cumplimiento con DCI, que decide qué tecnología puedes usar para mostrar películas. Quizás en el futuro se admita que puedas tener una pantalla de 8,9 metros, 11,2 metros o lo que sea que vaya bien a la sala”, piensa el dueño de Arena Cinemas, que se mostraba ansioso por estrenar de cara al público esta tecnología, cosa que hará mañana 22 de marzo con el pase de Ready Player One de Spielberg, justo en el aniversario de la primera proyección de los Lumière, aunque este hecho es “una coincidencia”.

¿El LED se acabará imponiendo o coexistirá con la proyección? “Tardará unos 10 años porque no todo el mundo puede permitirse comprarlo en este momento. Por lo que todavía viviremos con proyectores durante muchos años pero las grandes compañías que diseñen nuevos cines tendrán que invertir en Cinema LED. Para mí es el futuro, absolutamente“, nos aseguró Stöckli.

La presentación de Zúrich sirvió para ver en persona la primera pantalla 4K 3D del sistema Cinema LED Onyx de Samsung.

“El reto que tenemos es conseguir reducir su precio lo máximo posible”

También hablamos con Andy W. Bohli, CEO de Imaculix, partner del proyecto y que se ha encargado de la instalación y cuyo sistema Cingerine Digital Signage System proporcionará además información y publicidad en la nueva pantalla.

Bohli reconoció que el proyecto es pionero pues “surgían imprevistos” y tenían que encontrar soluciones nuevas. Por ejemplo, al no tener proyector, Stöckli quiso tener unas gradas más pronunciadas hasta llegar al techo, aprovechando que ya no se bloquea el haz de luz del proyector.

“Estábamos tan altos que los altavoces quedaban demasiado cerca de la cabeza de la gente porque normalmente hay 4 metros entre la última fila y el techo —admitió el CEO de Imaculix—. Hablamos con Harman y reconocieron que no habían pensado en eso. Desde mi punto de vista, el sonido es el elemento más complejo en este entorno porque no tienes altavoces detrás de la pantalla, sino arriba”.

El 3D es uno de los beneficiados de la tecnología Cinema LED, debido a la mayor luminosidad.

Además, el sistema de audio funciona físicamente con la reflexión, lo cual es irónico, pues la tecnología no refleja ya la imagen como tradicionalmente pero sí lo hace con el sonido.  Con el sistema Sculpted Surround se utilizan unos horns que emiten audiowaves sobre la pantalla LED, que las refleja para ofrecer una experiencia inmersiva.

La mayor capacidad para asientos es también clave para Bohli: “Ganamos un 20% de asientos adicionales porque tenemos más espacio y además puedes ir hasta más arriba, por lo que tienes mejores vistas“. Igualmente, da nuevas posibilidades en cuestión de modelos de negocio y mencionó la ópera, presentaciones, videojuegos… “En las películas infantiles el no tener proyector es beneficioso porque puedes encender un poco las luces, lo cual es bueno, porque a los niños les asusta la oscuridad, que es algo necesario cuando hay un haz de proyector”, nos indicó el fundador de Imaculix.

Con este sistema, nos expresó Bohli, “el servidor desde el que la película se reproduce está en la parte trasera de la pantalla, en la zona central”. En proyección, tienes unos cables de pocos metros entre servidor y amplificadores, y aquí “necesitas cables mucho más largos”. Esto plantea un nuevo procesamiento que elimine los problemas y haga posible integrarlo en cines ya existentes. No obstante, avisa de que otro asunto es si construyes un nuevo cine, pues entonces, en su opinión, “es más barato”.

Damon Crowhurst: “No es sólo un paso adelante sino un gran salto cualitativo” .

¿Hay algún reto para que esta tecnología se pudiera convertir en un estándar? “El mayor reto para mí no es la tecnología sino el ser humano o, digamos, los propietarios de los cines. Porque es una nueva tecnología y normalmente estas cosas dan miedo”, expuso Bohli.

Damon Crowhurst, director de Samsung Display Europa, también estuvo presente en Zúrich. Nos adelantó que en los próximos meses habrá nuevas instalaciones en Europa: en Alemania, Reino Unido y sí, también en España. Todavía no pueden concretar nombres, sin embargo.

Según declaró, quieren “trabajar con los clientes para construir los cines del futuro”. Ahora solamente tienen una pantalla de 10 metros pero nos comentó que para septiembre u octubre esperan tener ya certificación DCI para la de 14 metros. “Queremos tener una solución para la mayoría del mercado”, afirmó.

En los próximos meses habrá nuevas instalaciones en Europa: en Alemania, Reino Unido y sí, también en España.

Crowhurst hizo hincapié en que “no es sólo un paso adelante sino un gran salto cualitativo” y puso el acento también en el audio. Por ahora, el sistema necesita un equipo de sonido Harman ya que se trabaja con algo totalmente nuevo para lo que no había nada en el mercado. “Tenía sentido porque es una compañía propiedad de Samsung y ofrecen una experiencia sonora increíble. Ellos nos han ayudado a llegar donde estamos hoy. Estamos en conversaciones con otros proveedores de audio y somos optimistas para alcanzar un momento en el que podamos tener Dolby Surround con Samsung LED“.

Los representantes de Samsung están contentos con el rendimiento de luminosidad, con la cual pueden “obtener todos los beneficios de un etalonaje en HDR“. Un técnico de Samsung, de hecho, afirmó que pueden “obtener más luz en el ojo humano con gafas que en los cines normales sin gafas“. Además, según Samsung, no hay problema para reproducir contenido en 48 fps y 60fps, para rodajes que innovan a través del HFR (Higher Frame Rate).

La instalación de esta nueva sala fue todo un reto para Andy W. Bohli, CEO de Imaculix, partner del proyecto.

Según nos revelan, los propietarios de los cines no están cobrando, por el momento, un dinero extra para acceder a estas nuevas salas, a pesar de que es una tecnología cara. De hecho, eso es ahora el mayor obstáculo para la adopción de Onyx. “La mayoría de los propietarios están extremadamente entusiasmados y si el dinero no fuera un problema, lo comprarían mañana. El reto que tenemos es conseguir reducir su precio lo máximo posible“, nos reconoció Crowhurst.

En los Arena Cinemas, localizado en el centro comercial Sihlcity de Zúrich, pudimos contemplar esta nueva tecnología gracias a la exhibición de Pacific Rim: Insurrección de Universal, así como de los tráileres de Alita: Battle Angel de Fox y Los Vengadores: Infinity War de Disney.