Las Film Commissions son unas organizaciones que van ganando cada vez más peso en el audiovisual. En la primera edición del evento Shooting Locations Marketplace, que se desarrolló los días 21 y 22 de octubre en Valladolid, dispusieron de una agenda repleta de reuniones con localizadores de todo el mundo para promocionar sus escenarios y ventajas. Cine&Tele, media partner del evento, charló con varios de sus representantes para saber su opinión sobre esta nueva cita.

Foto de familia de las Film Commissions en Shooting Locations Marketplace 2021

Foto de familia de las Film Commissions en Shooting Locations Marketplace 2021

El formato de Shooting Locations Marketplace (SLM) es muy innovador. El evento, organizado por la Feria de Valladolid con la asesoría de Spain Film Commission, le da la vuelta a este tipo de mercados, poniendo a los localizadores en búsqueda de lugares donde rodar en el foco.

Normalmente, son las Film Commissions las que poseen su espacio físico y son los productores o responsables de proyectos los que orbitan en torno a ellos.

El formato es completamente novedoso. Nunca antes había estado en un mercado en el que los expositores fueran los localizadores. Además, es un mercado muy enfocado en ellos, no en productoras como tal con proyectos concretos, sino es más sobre las posibilidades de un territorio en cuanto a localizaciones. No había una feria así y creímos que era interesante apostar por ella y verlo, y está siendo un balance positivo“, nos cuenta Sara Sevilla, coordinadora de la Navarra Film Commission.

Según admite, “es un formato que choca” pero “es interesante poder identificar tú directamente los stands y no estar a la espera de la llegada de los productores”. De hecho, la mera circunstancia de un evento sobre los localizadores es halagador e instructivo para ellos, como nos dice Sevilla: “Los propios localizadores comentan que les ha gustado poder compartir tiempo con compañeros de profesión, ya que para ellos no es habitual coincidir”.

“Me ha parecido interesante, la verdad, el formato ha funcionado. Es verdad que al principio nos hemos encontrado con la sorpresa, ya que no estamos acostumbrados pero nos ha gustado mucho esta idea de poner a los location managers como protagonistas del evento y que seamos nosotros los que nos acerquemos a ellos para mantener la conversación y darles a conocer nuestros espacios. Hay veces espacios que les encajan bien porque están buscando algo parecido y no tenían en cuenta nuestro territorio o a veces simplemente para que lo tengan en su mapa”, señala Víctor Aertsen, responsable de Ciudad de Madrid Film Office.

Aertsen, más allá de la vuelta de tuerca, valora también positivamente un evento específico sobre localizaciones: “Les das los tres o cuatro highlights que les puede interesar más acceso a un dossier de localizaciones posibles (…) Así se hacen una idea de cómo se organiza España, cosa que la gente de fuera no lo tiene en su cabeza y el tipo de conexiones, cómo puede montar algo uniendo diferentes partes del puzle”.

Esa imagen de España se refuerza con el hecho de que la gran mayoría de Film Commissions en el evento eran españolas, a excepción de casos como Portugal, Grecia, Reino Unido o Bruselas, que denotan que desde el principio no se ha querido circunscribir a localizaciones españolas.

Quizás en un futuro el evento evoluciona y España pierde peso. “No sé cómo va a crecer el evento pero podría ser enriquecedor también. Que crezca la feria y su interés, y que pueda haber más location managers internacionales que vayan a participar.  Además, nosotros también apoyamos a los equipos madrileños para que establezcan conexiones y se internacionalicen”, afirma Aertsen.

No está tan convencida con el cambio de formato Carlota Guerrero, directora de Catalunya Film Commission. “Tengo mis dudas. Alberto y Silvia defienden mucho este formato y no sé si les convenceremos para cambiarlo (…) Me gustaba más el formato clásico. Tampoco veo tanto la diferencia en el compromiso de las reuniones. Si nos hemos comprometido a vernos con alguien, nos veremos igual”, apunta la responsable de CFC, que reconoce que “estamos corriendo un poco”.

Carlota Guerrero en el stand de Spain Film Commission. Las demás FC no tenían stand, iban a los cubículos de los localizadores para las reuniones.

Carlota Guerrero en el stand de Spain Film Commission. Las demás FC no tenían stand, iban a los cubículos de los localizadores para las reuniones.

No obstante, a Guerrero sí le seduce cómo se ha trabajado el espacio: “Es importante tener un entorno tranquilo en el que poder conocer a los localizadores. No sólo es la calidad de los profesionales que han venido,  sino tener estos espacios individuales donde no estás hablando dentro de un ruido. Esta intimidad se agradece porque, al final, creo que las relaciones humanas son muy importantes en la industria audiovisual. Se agradece mucho poder explicar a los responsables de localizaciones que tú estás aquí para ellos, el trabajo que has hecho previamente como Film Commission para organizar tu territorio, y que entiendan que está preparado para acoger el rodaje  y ponerlo fácil.

Otra de las claves de Shooting Locations Marketplace es haber trabajado con antelación una agenda para las reuniones, siguiendo los intereses de los participantes.

Nos ahorra mucho trabajo previo, es muy importante.  En el día a día con mil y una cosas. Cuando preparas un mercado, pasas mucho tiempo identificando los perfiles que te interesan, mandando correos, pidiendo citas… Si alguien hace eso por ti, está muy bien porque has ahorrado mucho tiempo, y el tiempo es oro. Me gusta”, admite Guerrero.

Juanma Guimeráns de la Valladolid Film Office, la FC anfitriona de SLC.

Juanma Guimeráns de la Valladolid Film Office, la FC anfitriona de SLC.

Han hecho un trabajo de matchmaking que ha funcionado muy bien. Ha sido una agenda muy intensa, con unas 12 reuniones cada día de 20 minutos. La agenda funciona muy bien como un primer punto de encuentro para localizadores que no conoces o reconectar con algunos que has contactado en el pasado. Cuando hay un descanso puedes traértelo a otro espacio para seguir hablando de cosas específicas”, explica Aertsen.

Para que un evento de estas características sea fructífero, el nivel de los asistentes debe ser relevante y así ha sido en este Shooting Locations. “Son localizadores que están trabajando en producciones de nivel. Se ve que la organización ha hecho un esfuerzo para, en la situación en la que estamos, traer localizadores internacionales”, declara la responsable de la Navarra Film Commission.

Aertsen destaca que se ha logrado atraer a un grupo de location managers muy interesante tanto los nacionales como los internacionales. Los estadounidenses son de muy alto nivel con proyectos grandes a lo largo de todo el mundo: “Ha sido una apuesta arriesgada porque tienen agendas muy complicadas. Los location managers trabajan a proyecto y si les surge un nuevo proyecto, tienen que estar de lleno. Y si el rodaje está en marcha, tienen que estar generalmente implicados. Es gente a la que es difícil encajarle con tanta antelación una agenda como esta”.

Sobre el perfil de los localizadores, Guerrero indica que quizás se echan en falta más localizadores europeos: “Hay muchos británicos, estadounidenses y españoles. Pero va a haber que trabajar más en coproducción en Europa. Creo que se podría tirar por ahí ya que, si ves el Programa MEDIA, sus fondos de desarrollo exigen una coproducción”.

La edición especial de Cineinforme para Shooting Locations fue consultada por los asistentes en el evento. Era la única publicación que apostó a este nivel por esta novedosa cita.

La edición especial de Cineinforme para Shooting Locations fue consultada por los asistentes en el evento. Era la única publicación que apostó a este nivel por esta novedosa cita.

La agenda es tan apretada e intensa que incluso puede tener su parte negativa. “No sé si sería mejor tener una agenda menos apretada y más espacios de networking espontáneos. Me ha pasado varias veces decirle a alguien ‘ahora nos vemos’ pero no podemos porque luego todos estamos en reuniones y con cosas. Pero es difícil valorar y encontrar el equilibrio”, manifiesta la responsable de Catalunya Film Commission.

“Creo que llega un momento que, al recibir tanta información de mucha gente y muchos nombres, es demasiado. Yo reduciría un poco la agenda y dejaría más tiempo a la acción más libre, a absorber esas redes que pueden producirse y no tan estancado, pero la posibilidad de tenerlo ya agendado es interesante”, sugiere Sara Sevilla también en esa línea.

Siguiendo el capítulo de mejoras para futuras ediciones, a la coordinadora de Navarra Film Commission le gustaría poder prever con más tiempo las reuniones, para trabajarlas con más dedicación, y “no prepararte un discurso único para todas las visitas, sino tener más tiempo de trabajo para personalizar los mensajes”. Según nos señala, lo supieron con una semana de antelación y lo mínimo, en su opinión, es disponer de 15 días para el trabajo previo.

Para Aertsen, además de incrementar un poco la base de location managers, sería interesante “concentrar la agenda por la mañana y aprovechar que vienen algunos location managers para tratar algunos casos de éxito de proyectos en los que han participado”. Algunos se han enfrentando a grandes desafíos y puede ser constructivo conocer “cómo han conseguido sacar adelante ese tipo de proyectos”.

Para Guerrero también se podrían ver cosas de ajuste práctico, como “un poco de espacio entre una reunión y otra para poderte mover” o que en las cabinas hubiera “un ordenador fijo donde tú puedas entrar a mostrar tu material, que esté previamente cargado ahí”, para no andar con muchas cosas de un sitio para otro. También señala que quizás dos días y medio podría ser buena idea aunque “todos tenemos unos calendarios tan apretados que no podemos estar mucho tiempo fuera de la oficina”.

¿Cómo están recibiendo los localizadores lo que se les está enseñando, sobre todo los que nunca han rodado aquí? “El punto más importante es que cuando no conoces, es imposible que puedas visualizar un proyecto en un espacio determinado. Tener una noción del espacio te da la posibilidad. Es importante que conozcan el trabajo que se está haciendo como red, el posicionamiento del territorio y que hay un trabajo detrás y que puedan ver opciones reales de localización”, expone Sara Sevilla.

La pausa del café por las tardes fue un momento para el networking.

La pausa del café por las tardes fue un momento para el networking.

El feedback recibido por Carlota Guerrero es el habitual y ya está acostumbrada: “Todo el mundo conoce Barcelona pero poca gente es consciente de la riqueza de todo Catalunya. El hecho de poder ver que tienes montañas, que tienes mar, que tienes ciudades medianas, que tienes patrimonio industrial, que tienes pueblos medievales… les sorprende mucho, es abrir una ventana más allá de Barcelona”

Aertsen considera que les ha visto muy interesados, a lo que ayuda que en Madrid ha habido mucho rodaje internacional y nacional con proyección internacional, muy útil para poner en contexto lo que les estás presentando. “Está muy bien presentarles que en el sur de Madrid hay unos espacios áridos muy interesantes pero si les dices que Wes Anderson está rodando allí, les sitúas en que no sólo es interesante sino que hay capacidad real para sacar el proyecto adelante”, indica.

Además, también ha puesto en valor que en Madrid se ha hecho pasar por otros territorios como Suiza, México, Los Ángeles, Nueva York… “Te ayuda un poco a ponerles en situación de que tiene mucha versatilidad pero además te doy ejemplos concretos de cómo se ha utilizado”, añade.

 


 

A continuación, puedes leer la versión online de la edición de Cineinforme dedicada Shooting Locations Marketplace: