La distribuidora de contenidos audiovisuales celebra este año sus cuatro décadas en el sector. Un periodo en el que ha puesto al servicio del público producciones que ya se han convertido en auténticos clásicos y forman parte de nuestra vida.

La historia de Paco Gratacós, presidente de Luk Internacional, está inevitablemente vinculada al mundo del Cine, especialmente en distribución y exhibición. “Para mí, formar parte de una saga que fundó mi abuelo en 1917, tocando el piano en salas cinematográficas, me ha motivado de una manera especial sin darme cuenta”, nos comenta Gratacós.

Y es que el fundador de Luk Internacional forma parte de la cuarta generación de una familia dedicada al entretenimiento desde hace más de 100 años.

En la izquierda, retrato de Francisco Gratacós, padre de Paco Gratacós, el cual está sentado en su primera oficina en laimagen central. En la derecha, Paco Gratacós durante su estancia en Japón para la firma del contrato de ‘Doraemon’

Antes de imbuirse de lleno en el terreno de la televisión, Paco Gratacós se dedicó a la distribución de películas desde Mediterráneo Films, embrión de lo que luego sería Luk Internacional. Como nos relata, “Luk surgió casi sin darme cuenta. Yo solo en una pequeña oficina con un contestador automático”.


“Para mí, Luk ha significado poder desarrollar absolutamente todo mi entusiasmo, mi amor,
mi dedicación al mundo del cine”
  


 

Su primer contrato fue una película japonesa que no funcionó en taquilla, pero que lejos de desanimarle, le dio fuerzas para intentarlo de nuevo, materializándose con su segunda cinta, El gendarme y los extraterrestres, que en box office fue una de las 10 mejores de 1979. A partir de ese momento, comenzó a distribuir diversos títulos. De todos ellos, destaca especialmente To Be or Not To Be (Ser o no ser), dirigida por Ernst Lubitsch. “Fue algo muy especial e importante para Mediterráneo Films, porque estuvo 18 meses en cartel ininterrumpidamente. Dimos un paso muy importante ante la profesión y ante la industria”.

‘To Be or Not To Be’ (‘Ser o no ser’), dirigida por Ernst Lubitsch. “Fue algo muy especial e importante para Mediterráneo Films, porque estuvo 18 meses en cartel ininterrumpidamente. Dimos un paso muy importante ante la profesión y ante la industria”.

El salto a la televisión

Y aunque recuerda con gran cariño la etapa como distribuidor de cine, en un momento determinado se vio en la disyuntiva de hacer un cambio y pasarse al vídeo o a la televisión, optando por este último mercado, eligiendo un buen momento, pues coincidió con la llegada de las televisiones autonómicas.

El primer contrato de Luk Internacional, ya como distribuidora de televisión, fue con la autonómica vasca ETB, con el que sacó en claro que “en el mundo de la televisión no se podía negociar como en el del cine”.

‘Doraemon’

Las primeras películas que distribuyeron a las televisiones de España fue un paquete que adquirieron a Zoetrope Studios, la que fuera la compañía de Francis Ford Coppola, con títulos inolvidables como Apocalypse Now y One from the Heart. Posteriormente negociaron con Fantasy Records para llevar a las pequeñas pantallas Alguien voló sobre el nido del cuco y Amadeus. Y tras un largo y complicado acuerdo con Lucas Film también se hicieron con las películas de la saga original de La Guerra de las Galaxias que eran, en aquel momento, propiedad de Lucas Films.

Luk tambien distribuyó la serie ‘Dudley Do-Right’

Durante unos 10 años trabajaron con largometrajes y TV Movies, pero cuando la demanda disminuyó, vieron un hueco en el mundo de la animación. Un sector en el que no empezaron con buen pie ya que, a pesar de tener cerrado el contrato para la distribución de Denver, the Last Dinosaur, que tenía como protagonista a un dinosaurio verde, este no se cumplió. “Aquel dinosaurio perdido nos hizo buscar y encontrar otros animales verdes. Las cuatro tortugas más famosas de la televisión: Las Tortugas Ninja”.

De forma casual ‘se toparon’ con la serie Las Aventuras de Rocky y Bullwinkle que, en palabras de Gratacós es “una de las mejores series producidas en animación”. Su incursión en la animación japonesa se materializó con Doraemon, uno de los mangas y animes más famosos y exitosos de la historia. Tras el gato azul sin orejas, les llegó otro proyecto también algo surrealista en aquel momento pero que, como ha demostrado, es otro gran fenómeno televisivo: Shin chan.

A través de Francesc Gratacós, hijo de Paco y por lo tanto parte de la cuarta generación de la familia, surgió la posibilidad de representar en España y Portugal, el catálogo de Content Media, ahora Kew Media, con la que establecieron una colaboración muy beneficiosa para ambas partes. Este acuerdo ha permitido a Luk distribuir títulos de gran prestigio como Line of Duty, serie emitida en la BBC, o documentales de alto nivel, producidos y emitidos por HBO como Sinatra: All or Nothing at All o Leaving Neverland.

Paco Gratacós con ‘Garfield’ y Phil Roman

Pero como la vocación de la compañía es la de ofrecer productos innovadores y de calidad, a través de su colaboración con Nova Prod. han participado en dos proyectos documentales: I Am Your Father y Sonic Fantasy (este último actualmente en producción).

Los cambios en el sector y en la industria a lo largo de los 40 años de trayectoria de Luk Internacional han sido definitorios. Gratacós tiene claro que, actualmente, mirar al futuro más allá de 6, 12 o 18 meses es muy difícil. Pero está convencido de que van a ser unos momentos apasionantes, divertidos y diferentes. “Esto es importante dentro de la perspectiva y el futuro de Luk”, comenta Paco Gratacós, quien tiene en su memoria a toda la gente con la que ha colaborado durante estos años. En especial a David Henden, de quien asegura “seguirá a mi lado hasta que los dos digamos que estamos cansados”, y añade que “estoy muy agradecido por haberlo podido conocer, trabajar con él todos estos años y ¡lo que nos falta todavía!”.

Gratacós se despide, como ya es habitual en él, diciéndonos “‘see you around the world’”.

Equipo de LUK Internacional en la celebración del 40 aniversario

Luk Internacional asistirá este año de nuevo a MIPCOM.