El lunes 31 de octubre, a partir de las 22:40h, se emitirán los tres primeros episodios, mientras que el desenlace se conocerá el martes, 1 de noviembre. Cómo defender a un asesino se traslada a Divinity.

cuatro-serie 

El pasado lunes Cuatro estrenaba en abierto Cómo defender a un asesino,  una de las series que en su debut triunfaron, en términos de audiencia, en Estados Unidos, pero que en el segundo canal de Mediaset no ha convencido al público.

Así, la cadena traslada a su “hermana menor” la serie producida por Shonda Rhimes y, en su lugar, intenta recuperar audiencia con otro estreno: Los desenterrados de Le Tréport.

Convencido de que “el hombre es el principal depredador del hombre”, Paul Maisonneuve, un policía retirado, emprenderá junto a la detective Sara Winckler la búsqueda de un ‘lobo entre lobos’, un despiadado asesino que lleva años preparando su venganza. El miedo se desencadena cuando tumbas profanadas y cadáveres colocados teatralmente en chalets piloto se suceden en Le Tréport, una ciudad en la que nadie está seguro. Éste es eje argumental de Los desenterrados de Le Tréport.

La miniserie francesa llegará a Cuatro en un evento especial de programación durante dos noches consecutivas. El lunes 31 de octubre, a partir de las 22:40h, se emitirán los tres primeros episodios de la miniserie, mientras que el desenlace se conocerá el martes, 1 de noviembre, en el mismo horario.

El veterano actor Thierry Lhermitte y la joven promesa de la interpretación gala Marie Dompnier encarnan a la pareja protagonista en este thriller creado y dirigido por Hervé Hadmar y Marc Herpoux.

Un inquietante misterio, inesperados giros de guión, una cuidada fotografía y la acertada utilización de los espectaculares parajes normandos en el desarrollo de la trama constituyen los elementos distintivos de ‘Los desenterrados de Le Tréport’. Aplaudido por la crítica internacional, vendido en 25 países de todo el mundo y renovado por una segunda temporada, el drama policial cosechó gran éxito en su emisión en France 2, congregando a más de 6 millones de espectadores en el estreno de su primer episodio.