La película precandidata a los Oscar 2014 por Italia, ‘La gran belleza’, fue la encargada de cerrar ayer, 28 de noviembre, la sexta  edición del Festival de Cine Italiano de Madrid, en una gala en la que se dieron a conocer los premios al mejor documental y cortometraje, que recayó en  37°4 S, de Adriano Valerio.

El jurado de la sección de Documentales a concurso, compuesto por María Guerra, Alberto Bermejo y Gregorio Belinchón falló por unanimidad que el premio al Mejor Documental fuera para Anija (La nave), de Roland Sejko.

Por su parte, el jurado de la sección de Cortometrajes a concurso, integrado por Carlos Reviriego, Nahikari Ipiña y Miguel Ángel Barroso, decidió premiar a 37°4 S, de Adriano Valerio. La Mención especial del jurado fue para La prima legge di Newton, de Piero Messina.  

A lo largo de los ocho días del mejor cine italiano contemporáneo, la muestra contó  con la presencia de Ángela Molina, madrina del festival; con el maestro Marco Bellocchio, Premio a Toda Una Carrera; con los directores Daniele Gaglianone (“La mia clase”, Película de Inauguración), Costanza Quatriglio (“Il fiato sospeso”), Matteo Oleotto (“Zoran, il mio nipote scemo”), Matteo Pellegrini (“Italian Movies”); y con el animador Marino Guarnieri (“L’arte della felicità” de Alessandro Rak).

Dentro de las actividades paralelas, el homenaje del Premio a toda una Carrera para el veterano y prestigioso director de cine, Marco Bellocchio, se complementó con la proyección de su opera prima “I pugni in tasca (Las manos en los bolsillos)” y con la célebre “L’ora di religione (La sonrisa de mi madre)”. Y en los encuentros matinales Un Caffè con Illy, celebrados en el Instituto Italiano de Cultura de Madrid, también estuvo Daniele Gaglianone en el coloquio posterior al visionado de “Pietro”.

También se rindió homenaje al músico Luciano Berio, en el décimo aniversario de su fallecimiento, mediante el concierto “C’è Musica e Musica”. Y hemos contado también con la proyección especial del documental “Verdi genio italiano” de Maite Carpio.